in

“Esto del plástico es un distractor”

Humberto Reyes Montiel y José Luis Rivera Paz

Reiteran llamado para sanear el manto freático

La Asociación Civil Ciudadanos Hartos, A.C., acusó de omisas a las autoridades de los tres gobiernos, que a 18 meses de denunciar la grave contaminación del manto acuífero no toman ninguna solución para detenerlo.

Fecalización, pesticidas agrícolas cancerígenos, lixiviados venenosos e infecciosos del basurero municipal y la fecalización porcícola de las granjas, fueron identificados por la agrupación ciudadana como las principales causas de contaminación y que a 18 meses de demandar en prensa, radio, televisión, redes sociales y volantes no se ha tenido ninguna respuesta.

En plática con Diario de Yucatán el ingeniero químico Humberto Reyes Montiel y el sociólogo José Luis Rivera Paz, ambos pertenecientes a la Asociación de Egresados de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) en Yucatán e integrantes de Ciudadanos Hartos, comentaron que el reciente auge a la iniciativa para desechar el plástico es tan solo un distractor.

Iniciativa

“Esto del plástico es un distractor, el punto neurálgico es la contaminación del agua en el manto freático, es el tema triple A, el plástico es lo de menos, la autoridad omisa lo mete como tema para que se pregunte sobre el plástico y se esconda el problema real que es el del agua que se está contaminando y hay evidencias reales”, señaló Reyes Montiel.

¿La contaminación ya alcanzó el manto freático del agua que consumimos como potable?

“Los 10 metros están fecalizados totalmente, a los 40 metros ya tiene partículas organocloradas que son altamente cancerígenas, provenientes de pesticidas; la Japay perfora a 45 metros, por lo tanto ‘pateó el bote’, no hay problema, se fue cinco metros más allá, saca agua limpia, la clora y nos la vende como potable, pero en cinco años el cáncer ya estará ahí y Japay volverá a patear el bote y se irá a 50 metros”.

El ingeniero químico dijo que la Japay en la medida que la alcanza el cáncer se corre un poco más, lo que aplaude, pero sí hay que tomar medidas para solucionar ya el problema, pues los pesticidas cancerígenos se siguen usando y la autoridad no los prohíbe. Aseguró que en la Península el cambio climático no es tanto problema en el aire, “hay mucha vegetación, el viento sopla a diestra y siniestra, pero el problema está abajo”.

¿Qué debería estar haciendo la autoridad?

“La primera medida es que el Congreso mediante una iniciativa obtenga del banco Banobras un financiamiento por 15 años para que cada año se invierta en el proyecto de limpieza del manto freático, y la primera ministración es para hacer un censo del estado que guardan las fosas sépticas, que el 80 por ciento se va al manto freático”.

¿Qué estado físico guardan los biodigestores? ¿las plantas de tratamiento de aguas residuales?, si las hay o no… ¿Cuántos sumideros clandestinos calculan que hay?

“Hay que controlarlos para que no tiren ahí aguas residuales, cuando los pozos son tiraderos municipales hay que sellarlos y así como le hicieron con el plástico, hay que meter una iniciativa para que durante 15 años se tenga dinero para el tratamiento del agua”.

¿Cuán grave consideran es la contaminación del manto freático hoy en día?

“Del uno al 100, el 100%. En cinco años esto se colapsa, habrá epidemias, cánceres, cólera, pero luego viene el silencio epidemiológico que es la manipulación de las cifras en los centros de salud, donde se les dice a los médicos para que maquillen las cifras, y entonces se va a presentar al estado como sano, pero lejos de la realidad”, apuntó Reyes Montiel.

Aseguró que fuera de Mérida hay regiones de Yucatán donde los médicos ya están manipulando las cifras.

¿Campeche y Quintana Roo están haciendo algo?

“Nada, están peor, por eso hacemos este recordatorio de algo que hemos estado diciendo desde hace 18 meses”.

“Ciudadanos Hartos se fundó en León en 2003, es una asociación civil, que yo registré en la Secretaría de Economía. En 2015 vine a vivir a Mérida y me la traje. Aquí somos tres personas. En León estamos más fuertes”, manifestó el ingeniero químico.

Comentó que en Guanajuato, la basura se separa por completo y los desechos aprovechables, como el cartón y el plástico, están completamente limpios.

“La gente los saca a las puertas de sus casas y las personas que tienen carencias pasan por ellos en camionetas. Hay niñas de 16 o 18 años arriba de camionetas estaquitas recogiendo esa basura, están con las manos limpias, y esa basura se va directamente al reciclado”.

El entrevistado apuntó que el camión de la basura solo recoge la porquería, restos de comida, cáscaras, pañales usados, y esa basura se va al tiradero municipal, que está totalmente tecnificado.

“Fui creador de ese proyecto en 2012-2015, se tiene una membrana para evitar que los lixiviados que son veneno, metales venenosos se vayan al manto freático. Esa basura produce gas metano que es mucho más contaminante que el carbón, ese gas se captura, se conduce, mueve una turbina y generamos electricidad para el alumbrado público de la ciudad de León”, describió.

Aseguró que el 50 por ciento de la electricidad en León viene de gas metano proveniente de los basureros, producto de la separación de la basura.— Luis Iván Alpuche Escalante

Tenemos que crear conciencia de separar la basura. En la ciudad de Lerma, Estado de México, está la planta que procesa plástico PET, pero esa cultura está en el Bajío, ni siquiera en la Ciudad de México, en empresas como Femsa que recicla todo lo que produce.

“De nada sirve que sigamos acumulando la basura en el tiradero municipal, porque ahí están metales peligrosos, los gases de la vaca, el toro, el caballo son altamente contaminante, es gas metano que contamina gravemente el medio ambiente, al menos de la basura podemos generar electricidad”, apuntó Reyes Montiel.

Explicó que en Yucatán se tiene además el problema del fecalismo al aire libre, los residuos cancerígenos de los pesticidas y los lixiviados de metales en el basurero.

Cartón de Tony: Mala, oscura y violadora

Alberto Vázquez y Leo Dan ofrecen emotivo concierto