in

Exalcalde de Tekax vendió en $875,500 una ambulancia que le donaron

Sobre estas líneas

Una ambulancia, muestra del caos político en Tekax

Si bien su gestión transcurrió en medio de escándalos políticos, uno de los puntos más polémicos del paso de Josué Manancé Couoh Tzec por la alcaldía de Tekax es el “donativo” de una ambulancia que después vendió la autoridad municipal, según consta en documentos.

De acuerdo con información pública, el 28 de octubre de 2017 el entonces diputado federal priista Pablo Gamboa Miner entregó al Ayuntamiento tekaxeño una ambulancia donada por Pemex. Incluso, así lo difundió el propio Josué Couoh en las redes sociales.

La unidad de auxilio, se indicó en esa ocasión, tenía desfibrilador automatizado, equipo esterilizado para atención de parto, camillas, monitor de signos vitales, reanimadores, tanques de oxígeno, medicamentos y soluciones para cardiología y endocrinología, entre otras cosas.

El alcalde actual, Diego José Ávila Romero, sostiene que esa ambulancia no fue entregada al municipio y tampoco apareció.

“Se dijo que fue donada, pero hay una factura que emitió el propio Ayuntamiento por el mismo vehículo”, agrega. “Como que no cuadran las cosas, no se sabe qué pasó allí”.

En efecto, entre la documentación que sí dejó el “doctor amor”, como se conocía a Couoh Tzec, se encuentra una factura que expidió la Comuna por esa ambulancia a favor de la empresa PMA Advantage Consulting, S.A. de C.V.

La compañía, con domicilio fiscal en Guadalajara, Jalisco, pagó $875,500 que no ingresaron a las arcas del municipio.

Un dato que llama la atención es que en la misma factura se estipula, en la descripción del bien motivo de la compraventa, que es una ambulancia nueva producto de un “donativo”.

Central 9, la Unidad de Investigación Periodística de Grupo Megamedia, ubicó a PMA Advantage Consulting en el Registro Público de Comercio como una compañía “de servicios ambientales, de consultoría y de administración de residuos”. Su nombre original, que cambió en 2016, era Protección al Medio Ambiente Jalisco, S.A. de C.V.

Ese caso es apenas uno de la larga lista de irregularidades que se atribuyen a la gestión municipal de Josué Couoh, quien, como ya informamos, se enfrenta a múltiples observaciones de la Auditoría Superior del Estado de Yucatán (ASEY) y a una denuncia penal de su sucesor en el Ayuntamiento, Diego Ávila.

A las anomalías que ya publicamos se agregan las siguientes:

—En el rubro de combustible no había bitácoras de consumo, aun cuando se erogaban grandes cantidades de dinero.

—En obra pública aparecieron expedientes incompletos, que, además, no reúnen los requisitos mínimos. En su mayoría no tienen las firmas de los funcionarios responsables.

—Aparecen documentos de arrendamiento de edificios, con pagos de más de $30,000 mensuales, lo mismo que contratos con empresas privadas cuyos servicios no se justificaban.

—Se compraron computadoras, desbrozadoras, cámaras de circuito cerrado, cámaras fotográficas, máquinas para soldar, motosierras y otros equipos no incluidos en el inventario y, por tanto, no aparecieron.

—Algunos vehículos se entregaron sin batería. Otros no tenían el motor.

—En el renglón de servicios, la gran mayoría sin justificación ni aprobación del Cabildo, figuran directores municipales o sus familiares como beneficiarios de adquisiciones.

—Se pagaron grandes sumas por material de construcción, pero no hay evidencias del destino de esas compras. Algunas se hicieron con pago de flete a Pustunich, Ticul, donde el exalcalde posee una finca, como ya indicamos.

—Al concepto de “ayudas sociales” se destinaron cuantiosas cantidades, que solo en 2017 llegaron a más de 18 millones de pesos. La ASEY hizo notar que solo hay listas con nombres, no las firmas de los supuestos beneficiarios ni copias de documentos que los identificaran.

—Solo en las observaciones de la cuenta pública de 2017 la ASEY subraya irregularidades en general por un monto de más de $34 millones.

Por estos últimos conceptos, que no fueron solventados, la Auditoría Superior dio por iniciado hace unos días un “procedimiento de fincamiento de responsabilidades” contra Juana Gabriela Ávila Buenfil —hoy esposa del “doctor amor”— y Nelson Felipe Canul López, quienes se desempeñaron como tesorera y secretario de la Comuna.

Ambos exfuncionarios fueron citados a comparecer recientemente ante la autoridad auditora, en una audiencia de pruebas y alegatos.— ÁNGEL NOH ESTRADA

A la arena penal Diligencias

Diego Ávila interpuso en la Fiscalía Anticorrupción una denuncia contra su antecesor.

Un “año de Hidalgo”

Parece que actuaron con la idea de que “ya nos vamos y a barrer con todo”, dice el alcalde tekaxeño sobre la actuación del “doctor amor” y sus colaboradores.

Más pruebas

El primer regidor se presentó hace unas semanas a la Unidad de Investigación y Litigación Especializada en el Combate a la Corrupción para revisar y aportar más pruebas en la carpeta iniciada con su denuncia.

Nada personal, pero...

“Esto no es algo personal, pero las irregularidades en el manejo del patrimonio de los tekaxeños no deben quedar impunes”, subrayó el edil en esa ocasión.

Silencio oficial

Hasta hoy no se conoce algún pronunciamientos de la autoridad investigadora sobre ese caso.

El virus dispara las defunciones