in

Exigen investigar

Wílberth Buenfil Berzunza

Kanasín, con más denuncias contra sus autoridades

La Unidad de Investigación de la Auditoría Superior del Estado de Yucatán (ASEY) recibió una petición de que investigue a seis funcionarios de Kanasín por ocultamiento de conflicto de interés en el desempeño de sus funciones y por presunto “enriquecimiento oculto”.

También se solicitó a la misma autoridad que emita un “acuerdo de existencia y calificación” de faltas graves cometidas por tres de esos seis funcionarios.

Las solicitudes fueron planteadas por la síndica del municipio, Flor de Liz Xóchitl Delgado Caballero, quien ofreció una serie de datos de prueba para respaldar sus señalamientos.

Además, como informamos ayer, la funcionaria municipal presentó una denuncia ante la Fiscalía Especializada en el Combate a la Corrupción y pidió que se ejerza acción penal contra el alcalde, Wílliam Román Pérez Cabrera; el tesorero, Jorge Armando Quijano Roca, y el director de Obras Públicas, Wílberth Buenfil Berzunza.

En esa denuncia, la síndica expone que Buenfil Berzunza ostenta ilegalmente el cargo y comete ejercicio ilícito de servicio público, pues su nombramiento nunca fue sometido al Cabildo y, por tanto, no hay aprobación.

En ese ilícito, indica, participan también el alcalde y el tesorero, el primero por otorgar un nombramiento fuera de la ley y el segundo por facilitar —con el visto bueno del primer edil— el pago de la nómina del director.

Pérez Cabrera y Quijano Roca recibieron en su momento los oficios de renuncia del anterior director.

En uno de los oficios que presentó hace unos días ante la Unidad de Investigación de la ASEY, Flor de Liz Xóchitl Delgado recuerda que el secretario del Ayuntamiento, Marcelino Chan Dzib, aceptó por escrito ante esa autoridad que no existen las actas de Cabildo que sustenten la designación de Buenfil Berzunza. Y no existen, subraya la funcionaria, porque no se ha celebrado una sesión para ese fin.

También señala que con el desempeño ilegal del director de Obras Públicas se incurre en desvío de recursos públicos y en abuso de funciones.

Ante esa situación, la regidora síndica pide que se emita el “acuerdo de existencia y calificación” de las faltas administrativas, considerando la participación que han tenido en el caso el alcalde y el tesorero.

Para ese objetivo propone que se requieran documentos al secretario municipal y también las declaraciones patrimoniales y de interés de Buenfil Berzunza, con el propósito de acreditar la fecha en que inició sus funciones en ese cargo y el plazo que lleva con él.

Otras pruebas ofrecidas son los recibos de nómina y cualquier documentación que relacione laboralmente al Ayuntamiento con el director de facto de Obras Públicas, así como entrevistas con todos los regidores para verificar si se ha realizado alguna sesión para darle el nombramiento.

En el segundo oficio entregado a la Unidad de Investigación, cuyo titular es el abogado Aarón Azael Cámara Caballero, la síndica manifiesta que como parte de las diligencias realizadas a partir de una denuncia suya se requirieron las declaraciones patrimoniales de Wílliam Pérez, Quijano Roca, Clara Guadalupe Cervera Téllez y Ana Alejandra Romero Gamboa. La orden no se cumplió y esos funcionarios, dice la denunciante, han caído en desacato y de nada han servido las medidas de apremio impuestas.

En principio, los requeridos alegaron que “en su oportunidad” serán remitidos los documentos al órgano interno de control, pero éste ni siquiera contesta los requerimientos.

En medio de esa situación, la señora Delgado Caballero pide que se investigue por ocultamiento de conflicto de interés y enriquecimiento oculto a esos funcionarios y también a Buenfil Berzunza y Edgardo Andrei Núñez Chan, contralor municipal.

Por lo menos el alcalde, Ana Alejandra Romero y Wílberth Buenfil han estado ligados a empresas favorecidas con contratos de obra pública y servicios del municipio, como ya informó el Diario.— ÁNGEL NOH ESTRADA

 

Kanasín Posición de la síndica

Flor de Liz Xóchitl Delgado insiste en que no dejará de señalar actos de corrupción.

Compromiso

La regidora síndica, víctima de violencia política de parte del alcalde y otros funcionarios por su activismo, dice que tiene un compromiso con los habitantes de Kanasín y en ese sentido seguirá vigilando la aplicación de los recursos del municipio.

No en las redes sociales

La corrupción y los malos manejos no se combaten en redes sociales: se combaten en la ASEY, en la Fiscalía, en los tribunales, subraya.

Los intereses

También señala que esa labor de vigilancia y combate de las malas prácticas requiere el soporte y apoyo ciudadano. Deplora que algunos ciudadanos y partidos se quieran unir para luchar por intereses políticos y no para denunciar los malos manejos.

Gallos, por el invicto puma

Homilía III Domingo del Tiempo Ordinario