in

Falta cultura de denuncia en contra del acoso

Estudiantes de la Uady en una campaña contra el acoso callejero. De acuerdo con el reporte de Incidencia Delictiva del Fuero Común 2018

“Omisión” en seguridad

De acuerdo con el reporte de Incidencia Delictiva del Fuero Común 2018, que emitieron la Secretaría de Gobernación y el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, de enero a junio de este año en Yucatán quedaron registrados en carpetas de investigación 6,214 delitos.

Del total, 228 son delitos contra la libertad sexual. Según el expediente, el abuso sexual (con 157 casos) y la violación simple (58) fueron los más denunciados.

En el mismo lapso sólo hubo seis casos de hostigamiento sexual y ninguno de acoso de ese tipo.

Adelaida Salas Salazar, del Observatorio Ciudadano del Feminicidio capítulo Yucatán, dijo que desconoce tal reporte, mas indicó que atribuye la baja cifra a que muchas mujeres no saben que pueden denunciar el acoso sexual.

“Las chicas de ahora que van a la universidad nos hablan del acoso callejero, indignadas queriendo matar a alguien y que las acompañemos a poner una denuncia”, comentó.

La activista señaló que se orienta a las afectadas a que el acoso callejero no está tipificado como delito en el Código Penal de Yucatán y que lo único que se ha logrado con la administración saliente, y por medio del Instituto Municipal de la Mujer, son sanciones administrativas, como el encierro durante 24 horas.

“Pero cuando nos hablan indignadas porque al pasar les agarraron la nalga, el seno, les dijeron ‘mamacita’ o mostraron el pene, se nota la impotencia. Las veces que se ha podido hacer algo es por el municipio, esto aún no lo tienen en mente las diputadas y diputados”.

En el caso del acoso que se da en el transporte público, Adelaida Salas comentó que en otros países hay cámaras dentro de las unidades y cuando se da un caso de acoso hay un protocolo donde si a uno lo violentan (tocando la pierna o untando el miembro) el camionero tiene la obligación de frenar, llamar y que se lleven al agresor.

La entrevistada lamentó que en Yucatán no exista la cultura de la denuncia. Pero, además, cuando se denuncia, “aunque tu dicho valga porque este acoso se hace en un lugar cerrado, generalmente (siendo) del jefe hacia el empleado o empleada, el dicho de la mujer es el que tiene que valer, pero no le basta a una Fiscalía para cerrar un expediente”.

Como ejemplo mencionó un caso que en enero próximo tendrá cuatro años y aún no se termina de cerrar el expediente.

A su decir, por eso la gente no denuncia, un poco por desconocimiento, un poco porque no hay avisos a las mujeres de que no deben recibir violencia o de que no pueden ser forzadas por su marido en la noche, y que lo pueden denunciar.

“No hay cultura de la denuncia, pero no puede haberla si no hay una información previa, no hay esto de la prevención y acciones para que no suceda o para que la mujer sepa qué hacer y a dónde acudir”.

Además, señaló, muchas veces también se da porque las afectadas son de un lugar lejano o simplemente sí acuden, pero no les hacen caso. “Que no haya denuncias se me hace muy difícil de creer”.

La doctora Gina Villagómez Valdés, investigadora de la Uady y activista por los derechos de las mujeres, señaló que el acoso cada vez es más visibilizado por las víctimas que antes lo veían natural. “Hay acoso en la Uady, de novios, hay acoso de abogados cuando alguien interpone una denuncia de despojos inmobiliarios, hay acosos”.— IVÁN CANUL

Aunque dijo que muchas víctimas no denuncian porque no confían en las autoridades. “Cuando se ha hecho (denunciar) no se le da seguimiento porque cuando se trata de gente pobre que no tiene abogados para pagar, incluso para corromper, no se siguen los casos y por eso no hay denuncias”.

Ella añadió que si el gobierno ha sido omiso con las denuncias con qué cara irá alguien a pedir apoyo. “Creo ha sido omisión de responsabilidad”.

La doctora recomendó a las víctimas de acoso a que no se queden calladas. “Como decía un eslogan de hace muchos años: ‘cuéntaselo a quien más confianza le tengas’. Yo les diría a las mujeres que acudan a una instancia de protección, somos muchas agrupaciones feministas que podemos canalizarlas como el Instituto Municipal de la Mujer, el Instituto para la Igualdad entre Mujeres y Hombres, el Centro de Justicia para las Mujeres en la Fiscalía, y la Promedefa. Esas instancias deben darle seguimiento y si no, es muy fácil, hay que hacerlo público”.

 

Casos de acoso Yucatán y denuncias

La doctora Gina Villagómez Valdés señaló que muchas víctimas no denuncian porque no confían en las autoridades.

Omisión

“Cuando se ha hecho (denunciar) no se le da seguimiento porque cuando se trata de gente pobre que no tiene abogados para pagar, incluso para corromper, no se siguen los casos y por eso no hay denuncias”, expresó. Ella añadió que si el gobierno ha sido omiso con las denuncias, con qué cara irá alguien a pedir apoyo. “Creo ha sido omisión de responsabilidad”.

Dependencias

La doctora recomendó a las víctimas de acoso que no se queden calladas. “Como decía un eslogan de hace muchos años: ‘cuéntaselo a quien más confianza le tengas’. Yo les diría a las mujeres que acudan a una instancia de protección, somos muchas agrupaciones feministas que podemos canalizarlas, como el Instituto Municipal de la Mujer, el Instituto para la Igualdad entre Mujeres y Hombres, el Centro de Justicia para las Mujeres en la Fiscalía y la Promedefa. Esas instancias deben darle seguimiento y si no, es muy fácil, hay que hacerlo público”.

Los Leones, muy salvajes

Lanzan el primer tráiler de “Roma” de Alfonso Cuarón