in

Fantasmas bloqueados en el Ayuntamiento de Mérida

Los directores de Finanzas y de Administración del municipio

Dos empresas no son proveedoras del Ayuntamiento

El Ayuntamiento de Mérida eliminó de su padrón de proveedores, desde el 16 de abril del año pasado, a dos empresas clasificadas como irregulares después de que el Servicio de Administración Tributaria (SAT) notificó de su situación ilegal, según informaron Laura Muñoz Molina y Aquiles Sánchez Peniche, directores de Finanzas y Tesorería y de Administración del municipio, respectivamente.

Esas empresas son Gaco Multiservicios de México y Operadora Bonfa, que, como informamos hace unos días, forman parte de la red de negocios creada durante el sexenio anterior y ofrecieron también servicios a la Comuna meridana en los trienios 2012-2015 y 2015-2018, en este último caso hasta 2016.

Según constató Central 9, la Unidad de Investigación Periodística de Grupo Megamedia, la mayor parte de los servicios cobrados por ambas empresas fue de entrega de alimentos. Al gobierno del Estado le facturaron por distintos conceptos, desde “box lunch” hasta estudios de salud, mantenimiento de instalaciones eléctricas y venta de material de oficina, entre otras cosas.

Cumplieron con los requisitos

Durante una entrevista en el edificio de la Dirección de Finanzas, Laura Muñoz y Aquiles Sánchez indicaron que Gaco Multiservicios y Operadora Bonfa se dieron de alta en el padrón de proveedores del municipio durante la primera administración de Renán Barrera Concha porque cumplieron los requisitos que establece el mecanismo de contratación, como la presentación de su acta constitutiva, el acta de su representante legal y los documentos que comprueben su situación regular ante Hacienda.

Sin embargo, al dar a conocer el SAT sus operaciones simuladas fueron eliminadas del padrón municipal. Incluso, añadieron, el Ayuntamiento sigue un procedimiento que bloquea a todas las empresas que han sido boletinadas por la autoridad fiscal, a fin de que no puedan darse de alta en la lista de proveedores.

En el caso específico de las dos compañías ya mencionadas, que por cierto tienen los mismos accionistas, los funcionarios indicaron que cobraron al municipio por servicios menores, principalmente por dotar de alimentos a las áreas que, por la naturaleza de sus funciones, los requieren para su personal.

También formularon, entre otros, los siguientes conceptos:

—Hay procesos bien establecidos para la contratación de bienes y servicios. Uno de ellos es por medio del área de Proveeduría, que permite a personas físicas y morales participar en concursos electrónicos.

—Hay una revisión exhaustiva de toda la documentación que presentan los proveedores.

—En la Proveeduría se concentran compras mayores y se deja a las direcciones la decisión de las compras menores, como los montos de $5,000, $3,000 o $2,000 para las compras de alimentos. Esto ayuda a no formar cuellos de botella en la Proveeduría.

—Los montos que definen compras mayores o menores se rigen por criterios legales ya establecidos. Por ejemplo, la cantidad para un servicio menor es de hasta $200,000 en Proveeduría. Hasta un millón de pesos se puede manejar en procesos por invitación a por lo menos tres proveedores. Si la compra es mayor de un millón se tiene que hacer una licitación.

—Las compras de alimentos son de montos menores. Hay casos en que se maneja por reembolso, es decir, los pagan los empleados y luego solicitan la devolución.

¿Por qué alimentos?

—Es común el pago de alimentos. La frecuencia y el monto depende de cada área. Por ejemplo, Finanzas tiene mucha carga de trabajo a fines del año, por el cierre, y hay empleados que se tienen que quedar más tiempo en el trabajo.

—No hay exclusividad para una empresa. Por eso aparecen pagos por el mismo concepto a Gaco y Bonfa, y seguramente hay otros negocios que facturaron por el mismo servicio.

—Hay un mecanismo que permite bloquear a las empresas irregulares apenas las boletina el SAT. Así ninguna dirección las contrata.

—En la primera administración de Renán Barrera no había tanto conocimiento de la forma en que operaban esos negocios. Hoy es distinto y el Ayuntamiento tiene un compromiso con la transparencia, además de que hay órganos fiscalizadores —en los niveles municipal, estatal y federal— que revisan las cuentas, para comprobar el buen manejo de los recursos.— ÁNGEL NOH ESTRADA

 

El pago de servicios Normas que se cumplen

La Comuna dice que hay una serie de pasos por cumplir antes de pagar los servicios.

Documentos y firmas

La directora de Finanzas, Laura Muñoz Molina, explica que se debe exhibir la factura y la solicitud de servicio. La primera debe estar firmada por el director de área y se tiene que hacer una verificación, que incluye las firmas de recibido del bien o servicio, las rúbricas de los beneficiarios y, de ser necesario, fotografías del evento para el cual se requirió el contrato.

No pudieron comprobar

La tesorera recuerda que en 2012, en la primera gestión municipal de Renán Barrera, se encontraron con muchos proveedores heredados por la Comuna anterior que no pudieron cobrar al no comprobar la prestación del servicio.

Roban $60,000 a madre de exsíndica

Andrés Manuel López Obrador en Palacio Nacional