in

Fantasmas intactos

No se conocen avances en la investigación sobre la red de empresas que facturaron sumas millonarias al gobierno anterior.— El silencio se extiende al Congreso y otras autoridades

A cinco meses de que Grupo Megamedia dio a conocer, mediante una serie de reportajes, las operaciones de una red de empresas creadas durante el sexenio anterior para facturar al gobierno, no se conocen avances en la investigación anunciada y las autoridades guardan silencio.

Lo mismo ocurre con el caso de los negocios irregulares que facturaron al Ayuntamiento de Mérida durante la administración municipal anterior. La Auditoría Superior del Estado de Yucatán (ASEY) se limita a decir que las denuncias siguen su curso y que se están haciendo las pesquisas correspondientes.

Foto: Megamedia

Hasta hoy, la única medida concreta que se ha hecho pública es la eliminación de dos empresas del padrón de proveedores de la Comuna meridana, después que se confirmaron sus vínculos con la red fantasma y una actividad sospechosa en su relación con el municipio desde hace varios años.

Mutis del Congreso

El hermetismo se extiende al Congreso del Estado, a pesar de que las operaciones de la red anómala llegaron a numerosos municipios yucatecos, como consta en evidencias expuestas por Central 9, la Unidad de Investigación Periodística de Grupo Megamedia.

En el ámbito del Ejecutivo, las pruebas revelan la participación de más de un centenar de negocios fantasmas, en su mayoría constituidos durante el sexenio de Rolando Zapata Bello. De acuerdo con los documentos y testimonios recabados por Central 9, eran utilizados para el retiro de dinero público mediante la simulación de obras y servicios, en una estrategia coordinada por un reducido grupo que encabezaban Sergio Vadillo Lora, exjefe del Despacho del Gobernador, y Ricardo Nevárez Cervera, quien no tenía un cargo en el gobierno pero se desempeñaba como operador financiero y despachaba en una oficina de la Secretaría de Administración y Finanzas (SAF).

Basados en facturas, contratos y otros documentos que salieron a la luz, expertos en el tema calculan que los desvíos en la recta final del gobierno anterior ascendieron a más de $2,000 millones.

Además de su relación con las dependencias estatales, por lo menos cinco de esas compañías recibieron contratos del Ayuntamiento meridano en una parte de los trienios 2012-2015 y 2015-2018, con Renán Barrera Concha y Mauricio Vila Dosal como alcaldes. Como señalamos antes, las dos que continuaban en el padrón fueron bloqueadas recientemente.

Varias empresas de la red siguen operando sin contratiempos. Por lo menos tres fueron disueltas y liquidadas, y una cayó en inactividad fiscal porque el Servicio de Administración Tributaria (SAT) la catalogó como fantasma por sus operaciones irregulares.

En marzo pasado la Contraloría General del Estado informó que en las denuncias interpuestas contra la anterior administración, por faltantes de bienes y presunto quebranto económico, figuran negocios de esa red. No se conocen públicamente los avances de las investigaciones.

Veinte entregas

Las distintas plataformas editoriales de Grupo Megamedia publicaron a lo largo de dos meses —del 28 de octubre al 23 de diciembre de 2018— quince entregas sobre las actividades de este grupo de compañías y el disfraz que utilizaron en sus nexos con el gobierno del estado.

Te interesa: Red fantasma 

Nuestras publicaciones se basaron en evidencias obtenidas por Central 9 a partir de una denuncia sobre compañías que en 2015 facturaron a la Secretaría de Salud millonarias sumas por estudios de enfermedades —algunas inexistentes en Yucatán—, aunque sus giros eran de actividades como la construcción, la consultoría o la renta de equipo y maquinaria.

Luego, del 27 de enero al 23 de febrero publicamos cinco entregas más, sobre casos similares en el Ayuntamiento de Mérida, relacionados con las dos administraciones anteriores.

Los reporteros de nuestra Unidad de Investigación recurrieron a varias fuentes, entre ellas los sistemas de transparencia, el Registro Público de Comercio, el Catastro del Estado y el SAT. También se hizo trabajo de campo para ubicar domicilios fiscales.

Levantaron la voz

Dirigentes del sector empresarial se han pronunciado a favor de una investigación amplia y, de ser procedente, castigo para los responsables de desfalcos. Por el contrario, los partidos políticos han mostrado cautela.

“¿Dónde están las organizaciones de la sociedad civil, los interlocutores de la sociedad? ¿Se ha acercado alguien al Diario para pedir más información del caso, para conocer de qué pruebas se dispone?”, preguntó en su momento Michel Salum Francis, presidente de la Canaco Servytur Mérida, al referirse a la ausencia de acciones jurídicas en el caso.

Algunos negocios mencionados en nuestras publicaciones aparecen también como proveedores de los gobiernos e, incluso, instituciones privadas de Campeche y Quintana Roo. Esto confirma la presencia de una red peninsular.

En nota aparte nos referimos a los proveedores del Ayuntamiento de Mérida.— MEGAMEDIA

Oficialmente hay varias pesquisas en curso

Frentes abiertos en el gobierno estatal y en la Comuna meridana

Varias autoridades —la Fiscalía General de la República, la Fiscalía local, la Auditoría Superior del Estado de Yucatán, la Vicefiscalía Especializada en el Combate a la Corrupción y la Contraloría del Estado— mantienen abiertas decenas de investigaciones en torno a denuncias contra altos funcionarios del gobierno estatal y el Ayuntamiento de Mérida por su presunta participación en irregularidades en el manejo de fondos públicos mediante el uso de empresas fantasmas.

Aunque no se tiene información sobre el avance de las pesquisas —la secrecía forma parte de los procesos—, hasta donde se sabe ninguna denuncia ha sido desestimada.

Eduardo Antonio Ancona González, expresidente del comité ciudadano del Sistema Estatal Anticorrupción de Yucatán (SEAY), afirmó hace unas semanas que existe el compromiso personal del gobernador, Mauricio Vila Dosal —quien figura entre los señalados—, de que se llegará hasta el fondo en ambos asuntos.

En las denuncias que interpuso el 14 de enero pasado la Contraloría General del Estado contra el gobierno anterior —por faltantes de bienes y presunto quebranto económico— se incluyó a varios negocios que sirvieron para ordeñar más de $2,000 millones del erario, según cálculos de expertos de las finanzas.

Las demandas, que involucran 31 expedientes, fueron dirigidas a la Vicefiscalía Especializada en Combate a la Corrupción y a la Fiscalía General del Estado. Ninguna fue a parar a la Auditoría Superior del Estado de Yucatán (ASEY), aunque se informó que la Contraloría, por obligación, tendría que “dar vista” (enterar) de las denuncias a este órgano.

El caso de la Comuna

En el caso de la capital del Estado, en 2017 Santiago Alamilla Bazán, exdirector del Rastro Municipal, acusó penalmente ante la Fiscalía General del Estado y la entonces PGR a funcionarios del Ayuntamiento de utilizar empresas fantasmas para desviar recursos. En total interpuso cinco denuncias penales contra servidores públicos y funcionarios del Ayuntamiento que presidía Vila Dosal, así como contra algunos proveedores y prestadores de servicios.

El 3 de mayo de 2018, en plena campaña electoral, el entonces candidato de la coalición Juntos Haremos Historia, Joaquín Díaz Mena, retomó la denuncia y entregó a la Oficialía de Partes de la ASEY un archivo con 194 hojas de información para completar, según dijo, la investigación respecto de la supuesta creación de 21 empresas fantasmas con las que el Ayuntamiento habría desviado millonaria suma en 2017 y 2018.

Un mes más tarde, el 6 de junio, el entonces candidato de Morena al Senado, Rogerio Castro Vázquez, pidió a la ASEY investigar a tres abanderados del PAN que presuntamente eran dueños de empresas fantasmas.

Mario Can Marín, titular de la ASEY, informó entonces que las denuncias seguían en investigación y anticipó que habría un largo proceso de desahogo de diligencias antes de que el expediente pasara finalmente, en su caso, a la autoridad resolutoria, que es el Tribunal de Justicia Administrativa del Estado.— Megamedia

Síguenos en Google Noticias

Cartón de Tony: Estado de negación

Yucateco finaliza ultramaratón en Puebla