in

Fiesta por los 104 años de la Fuerza Aérea Mexicana

Con un desayuno se conmemoró ayer

Ratifican su lealtad

Soldados del aire de la Base Aérea Militar No. 8 manifestaron su colaboración, lealtad y trabajo coordinado bajo los lineamientos de la administración del gobernador Mauricio Vila Dosal para mantener los buenos niveles de seguridad en el estado.

La comandancia de la FAM en Mérida, dirigida por el general y piloto aviador Diplomado del Estado Mayor Aéreo, Jesús Ernesto Valenzuela Sánchez, conmemoró ayer en un hangar de la BAM en el aeropuerto internacional de Mérida el 104 aniversario de la fundación de la Fuerza Aérea Mexicana con un desayuno, una exhibición de la colección histórica de aeronaves, una poesía emblemática de los pilotos y música de mariachi de la Secretaría de Seguridad Pública y de la Banda Militar de la Décima Región Militar.

Oriundo de Cacalchén, el teniente piloto aviador Danilo Salas Solís fue uno de los declamadores de “Aliados del viento”, junto con su compañero subteniente Alexis Ibarra Torres, del Estado de México.

Ante el gobernador Vila Dosal, el alcalde de Mérida, Renán Barrera Concha; el presidente del Tribunal Superior de Justicia, magistrado Ricardo Ávila Heredia; el presidente de la Junta de Gobierno y Coordinación Política del Congreso del Estado, diputado Felipe Cervera Hernández; el titular de la SSP, Luis Felipe Saidén Ojeda, y otros mandos superiores del Ejército que ocuparon la mesa de honor, el general Valenzuela Sánchez hizo un recuento de la fundación de la FAM, de las tareas que realiza para mantener la seguridad interior y el apoyo a las autoridades civiles de los tres niveles de gobierno.

Luego se dirigió al gobernador para decirle que esta fuerza armada le manifiesta su lealtad, respeto, subordinación y la certeza de que cada acto de esa institución se realizará conforme a los lineamientos planteados de su administración, siempre bajo los límites que establece la ley y apego irrestricto a los derechos humanos.

“Para quienes portamos las alas de la FAM no hay mayor satisfacción que haber cumplido el deber, servir a la sociedad, a los mexicanos y solo con la suma de voluntades podemos construir la nación que todos anhelamos”, resaltó el general durante su mensaje. “Mujeres y hombres del aire, los antecedentes históricos que los compatriotas nos han legado, llenan de gloria a la nación y es nuestro deber continuar sirviendo a México con disciplina y abnegación para ejemplo de las generaciones venideras. En el marco de esta ceremonia reforzamos los lazos de amistad con la sociedad, fortaleciendo la cohesión nacional que coadyuve al engrandecimiento de nuestro pueblo, de nuestro instituto armado y de nuestra patria”.

En su turno, Vila Dosal destacó los principales valores de la FAM y del Ejército: heroísmo, valentía y amor por la patria. Por ello, su gobierno reconoce el trabajo de las fuerzas armadas militares, de la Policía Federal y la Secretaría de Seguridad Pública porque la seguridad es un bien que los yucatecos debemos cuidar y preservar.

“Durante todo este tiempo, la profesionalización continua de capital humano es un elemento que les ha permitido realizar acciones humanitarias, de defensa y seguridad con gran éxito”, señaló el gobernador. “La Fuerza Aérea Mexicana no sólo es una institución de prestigio, sino una institución cercana a los ciudadanos y sin duda es motivo de orgullo para todos los mexicanos. Y así lo hemos corroborado en Yucatán, donde su trabajo y coordinación con el gobierno del estado rinde muy buenos frutos. Nuestra entidad es una de las más seguras de todo el país, lo cual se refleja de manera directa en la buena calidad de vida que disfruta toda la población”.

Afirmó que los altos niveles de seguridad es lo que los distintos órdenes de gobierno quieren mantener y ampliar, porque la buena seguridad significa tener paz y armonía que es sumamente importante para cualquier sociedad.

“La seguridad se construye con base en la coordinación y quiero agradecer el día de hoy a la Fuerza Aérea Mexicana, al Ejército Mexicano y la Marina su contribución para darnos la calidad de vida que gozamos”, indicó. “Estos altos niveles de seguridad también nos permiten ser un estado más competitivo, que sea un lugar atractivo para las inversiones y para los turistas que dejan la derrama económica que necesitamos para mantener a nuestras familias”.

“Así, estamos avanzando para hacer de Yucatán un lugar cada vez más competitivo, en el ámbito económico y también, un lugar con mayor igualdad social”, enfatizó en su mensaje.

El gobernador y el alcalde Renán Barrera Concha recibieron explicaciones de la historia de la Fuerza Aérea Mexicana y los invitaron a subir a uno de los dos aviones Embraer dotados de sofisticados equipos de reconocimiento y vigilancia aérea, donde las potentes cámaras de visión nocturna y diurna que tienen instaladas en la “panza” permiten observar de cerca lo que ocurre en tierra y mar.— Joaquín Orlando Chan Caamal

Cercana al ciudadano

“Durante todo este tiempo”, dijo el gobernador, “la profesionalización continua de capital humano es un elemento que les ha permitido realizar acciones humanitarias, de defensa y seguridad con gran éxito. La Fuerza Aérea Mexicana no solo es una institución de prestigio, sino una institución cercana a los ciudadanos y sin duda es motivo de orgullo para todos los mexicanos. Y así lo hemos corroborado en Yucatán, donde su trabajo y coordinación con el gobierno del Estado rinde muy buenos frutos”.

Poderoso vuelo de Conkal en la Estatal

Cartón de Tony: Cuevas en Yucatán