in

Flagelo en aumento: Yucatán con 40 suicidios en lo que va del año

Diligencias por un suicidio en la colonia Chichí Suárez

Los suicidios continúan siendo un severo problema de salud pública, cuyos estragos se sienten desde hace varios años en los tres estados de la Península yucateca y que tiende a agravarse.

Con 59 días del año en curso, Campeche, Quintana Roo y Yucatán aportan una media de 90 muertes autoinfligidas a la cifra nacional.

Este problema de salud pública ha visto un aumento con el paso del tiempo. Autoridades de salud informaron que desde 2008 existe una tendencia al alza en el índice de suicidio en el ámbito federal.

En la Península, Yucatán y Quintana Roo se disputan el nada honroso título de la entidad con la mayor ocurrencia de estas muertes.

En el caso de Yucatán, aunque las autoridades reconocieron un promedio de 199 suicidios en 2020, los registros hechos por Grupo Megamedia indican que el número de casos fue aún mayor.

Como informamos, de acuerdo con los casos documentados, la cifra aproximada de personas que atentaron contra su vida fue de 246. Este número iguala al registrado en 2018, cuando se alcanzó la histórica de muertes en el estado.

Con el año pasado ya suman tres consecutivos en los que los suicidios exceden los 200 casos en territorio yucateco. Durante la última década ya son seis las ocasiones en que las muertes autoinfligidas rebasan las dos centenas de muertes.

En 2021 el panorama tampoco luce alentador. Si se toman en cuenta los casos documentados en la Península, Yucatán mantiene cifra similar a la de Quintana Roo y cuadriplica los registrados en Campeche.

Entre enero, febrero y los primeros dos días de marzo, Yucatán ya contaba con al menos 40 suicidios distribuidos en 10 municipios liderados por Mérida, con al menos 17 incidentes fatídicos. Le siguen Kanasín, Valladolid, Tekal de Venegas, Tepakán, Chapab, Ticul, Tekax, Kinchil, Acanceh, Chemax, Motul y Hunucmá.

En el mismo período, en Campeche se registraron al menos nueve muertes (siete hombres y dos mujeres) de este tipo en cinco municipios: Campeche, Champotón, Calkiní, Escárcega y Carmen.

Mientras, en Quintana Roo se tenía cuenta de al menos 41 hechos ocurridos en Benito Juárez, Othón P. Blanco, Felipe Carrillo Puerto, Solidaridad y Cozumel. Las dos primeras poblaciones lideran la lista con 17 y 10 casos, respectivamente.

Bajo este esquema, Yucatán cuadriplica a Campeche, mientras que el margen de diferencia con su vecino del Oriente es de solo un caso.

El año pasado dejó huella en Quintana Roo, pues fue el de mayor registro de suicidios en la década anterior. Hasta la primera semana de diciembre, más de 200 quintanarroenses se habían quitado la vida. Tal cifra excede en 23% los casos reportados en 2019.

Los municipios que presentaron mayor tasa de suicidios son Benito Juárez con 69 casos, 12 más que en 2019 cuando registró 57. Le siguió Othón P. Blanco, que casi triplicó su incidencia al pasar de 14 suicidios en 2019 a 38 en 2020.

Solidaridad fue el que presentó un menor aumento pues pasó de 18 a 24; es decir, seis casos más que en 2019. Cozumel también tuvo un alza al doble en el número de casos, al pasar de 16 a 29. El resto se dividió en los demás municipios.

En 2019 la cifra fue de 124 casos, con lo que dicha entidad ocupó el quinto lugar nacional ese año.

Por su parte, Campeche registró al menos 78 suicidios durante 2020, cuyas muertes cimbraron sus 12 municipios.

Las poblaciones en las que se registraron más muertes fueron las siguientes: Campeche, con 29; Carmen, con 25; Champotón y Escárcega, con cinco; Candelaria, con cuatro; Calakmul, con tres, y con un caso estuvieron Palizada, Seybaplaya, Hopelchén, Hecelchakán, Calkiní y Tenabo. En 2019 en Campeche hubo 100 suicidios, cifra histórica para el vecino estado.

Ese año, Carmen fue el municipio con mayor incidencia al registrar 33 casos. Le siguieron la capital del estado con 24; Champotón, 11; Candelaria, ocho; Escárcega, siete, Calakmul, seis, y el resto se repartió entre las demás comunidades.

Yucatán no se quedó atrás y sí despuntó, pues el año pasado tan solo Mérida y su zona conurbada, formada por los municipios de Kanasín y Umán, concentraron al menos 100 decesos, organizados de la siguiente manera: Mérida, con 72 muertes; Kanasín, 21 y Umán, siete. Es decir, el 48% de la cifra total de 246 suicidios. El otro 52% se dividió en otros 39 municipios.

Hasta ahora, el método predominante es el ahorcamiento. En enero, la totalidad de los casos en Yucatán fue por esta vía y en febrero solo dos fueron por sobredosis de pastillas. También hay registros en las otras dos entidades del empleo de otras formas como armas de fuego, punzocortantes, envenenamiento o intoxicaciones medicamentosas.

En enero pasado, Yucatán registró al menos 20 fatídicos hechos, cuatro más a los registrados en 2020 en el mismo período.

Febrero que recién concluyó cerró con 19 suicidios, siendo el día más negro el miércoles 10 cuando hubo cuatro. De las casi dos decenas de muertes, 17 fueron hombres y dos la mujeres.

Marzo registró un suicidio en su primer día. Se trató un hombre de 41 años que se ahorcó en un campo deportivo de Kinchil.

Hasta el momento, en Yucatán se han quitado la vida 33 hombres y siete mujeres y el promedio de ocurrencia es de un hecho cada 35 horas.— DANIEL ISAÍ VALDEZ CETZ

Registros

En la Península hubo unos 530 suicidios en 2020, cifra que podría superarse en este año.

Comparativa

Las cifras del año pasado señalan que Yucatán triplicó las muertes ocurridas en Campeche, mientras que superó por poco más de cinco decenas a las de Quintana Roo.

Tasa

En el país la tasa de mortalidad por suicidios es de 5.4 casos por cada 100,000 habitantes. Sin embargo, Yucatán casi duplica esa cifra con una incidencia de 8.8 suicidios por cada 100,000 habitantes, según informó la Secretaría de Salud federal en septiembre de 2020. Quintana Roo promediaba un 8.2 y Campeche, un 7.8.

Postura oficial sobre la intervención de presunta empresa fantasma en programa de despensas

Vacunados en estado crítico: tenían Covid-19 y lo ocultaron al recibir la dosis