in

Desvíos “escandalosos”

Pasada entrega de implementos agrícolas en Oxkutzcab. Grupos campesinos del Cono Sur habrían desviado 69.3 millones de pesos de apoyos

Fondo agrario se habría usado en campaña del PRI

Cinco grupos de campesinos del Cono Sur habrían desviado —en los últimos meses de 2017— 69.3 millones de pesos del Programa de Concurrencia, correspondiente al componente de Infraestructura, Equipamiento y Maquinaria.

Tal acción se habría realizado con ayuda de funcionarios de la Sagarpa y de la Secretaría de Desarrollo Rural, y mediante la simulación de compras de maquinaria agrícola con un vendedor de portafolio.

Además, hay indicios para suponer que parte de ese dinero se habría destinado a la campaña electoral del PRI en 2018.

Según nuevos datos obtenidos por Central 9, la Unidad de Investigación Periodística de Grupo Megamedia, sobre este asunto, del que hemos informado en los últimos días, el desvío de recursos fue en algunos casos escandaloso.

Tal es el caso descubierto en uno de los grupos beneficiados, Nohoch Chultún S. C. de R. L. de C. V., de San Jorge, Tekax, representado por Juan de Mata.

De acuerdo con información obtenida en la Auditoría Superior de la Federación (ASF) y en la Secretaría de la Función Pública, este grupo recibió nueve millones 952 mil 998 pesos de subsidio a fondo perdido (siete millones 962 mil, 399 pesos del gobierno federal y un millón 990 mil 599 pesos de la administración estatal).

En el papel, los socios de este grupo supuestamente aportaron 11 millones 152 mil 999 pesos, para un total de 20 millones 855 mil 998 pesos.

Herramientas

Con esa cantidad, los socios de Nohoch Chultún debieron adquirir 49 equipos, entre ellos una máquina especializada para la preparación de suelos pedregosos, marca Case, con un precio de cuatro millones 235 mil pesos.

Solo pudieron demostrar la adquisición de un equipo con un valor de un millón 270 mil pesos, de los cuales 435 mil pesos correspondieron a los subsidios.

Este grupo registró una aportación de 835 mil pesos, dejando de entregar 10 millones 317 mil 999 pesos y sus directivos —ellos o los funcionarios que operaron el programa— desviaron nueve millones 517 mil 999 pesos de subsidios.

Por su parte, el grupo Buenaventura de Macyam S. P. R. de R. S. de C. V., de San Isidro Macyam, en Tekax, desvió seis millones 556 mil 666 pesos y dejó de aportar ocho millones 156 mil 666 pesos.

Productores de Soya del Cono Sur, S. C. de R. L. de C. V., de Xul, Oxkutzcab, no comprobó gastos del subsidio por cinco millones 346 mil 999 pesos ni justificó aportaciones por seis millones 146 mil 999 pesos.

San Pedro Rompoy, S. P. R. de R. L., de Sudzal Chico, otro de los grupos beneficiados, habría desviado cinco millones 161 mil 999 pesos de subsidio y dejó de aportar cinco millones 961 mil 999 pesos.

Mientras, los de Bonanza, GS S. P. R. de R. L., de Ayín, presididos por Gamaliel Solís, no justificaron el gasto de cuatro millones 664 mil 833 pesos ni de cinco millones 864 mil 833 pesos de sus aportaciones.

En total, dentro del Programa de Concurrencia 2017 correspondiente al componente de Infraestructura, Equipamiento y Maquinaria, el gobierno federal entregó a esos cinco grupos 39 millones 398 mil 932 pesos y el gobierno estatal nueve millones 899 mil 733 pesos, para un total de 49 millones 248 mil 665 pesos.

Los campesinos debieron aportar 54 millones 848 mil 664 pesos.

Empero, de esta cantidad los socios de los grupos solo dieron 18 millones 400 mil 166 pesos de aportación y apenas comprobaron gastos de los subsidios por 16 millones 405 mil 39 pesos.

En suma, los productores habrían desviado 32 millones 893 mil pesos de subsidio y 36 millones 448 mil 498 pesos de aportaciones, aunque recibieron completo el subsidio de 49.2 millones. El dinero desviado serían 69 millones 341 mil 498 pesos.

Según un informe de la ASF, con el número 2017-B-31000-15-0305-08-002, fechado el 21 de enero, en abril de 2018 la Secretaría de Desarrollo Rural realizó una verificación física en el domicilio de ejecución de los proyectos.

En ella únicamente comprobó la existencia de 29 bienes de 250 correspondientes a la maquinaria y equipos adquiridos con los recursos otorgados.

Sin embargo, en diciembre, inspectores de la ASF hicieron su propia revisión física y detectaron que los productores solo exhibieron ocho máquinas, que se corresponden con el número de serie que se indica en cada factura, de modo que no se acreditó la existencia de 242 máquinas.

De comprobarse el desvío de recursos, la ASF interpondría una denuncia penal contra los funcionarios y campesinos involucrados ante la Fiscalía General de la República.— HERNÁN CASARES CÁMARA

Campo Operación

Productores del Cono Sur habrían desviado, en 2017, 69 millones 341 mil 498 pesos.

Empresa fantasma

La ASF comprobó que el principal proveedor de estos grupos fue Moser Peninsular, S. A. de C. V., una compañía fantasma que, según las investigaciones, habría servido para comprar algunos de esos equipos encontrados en la inspección física a la empresa Megamak, especializada en maquinaria agrícola y en expedir facturas fantasmas por el resto de los equipos.

Campaña priista

Por las fechas en las que se autorizaron estos subsidios, fines de 2017, y el modo como se aprobó su entrega, se cree que parte del dinero desviado se usó en la campaña electoral del PRI en 2018, ya que la ASF detectó maniobras similares en otros programas operados por la Federación.

Pionera en el país

La oferta de estudios superiores en Yucatán es de 1,278 carreras