in

Gobierno usa información a medias: gasolineros yucatecos

MÉRIDA.—”El gobierno federal usa información a medias y amañada porque el alza de las gasolinas es por el alto precio en que Pemex vende el combustible a las estaciones de servicios y por el costo que representa el cumplimiento de la normatividad”, manifestó Mauricio López Cantón, vicepresidente de Energía de la Cámara de Comercio de Mérida.

Aseguró que la disminución del subsidio del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) en los combustibles no fue para que disminuyeran los precios, sino para que no aumentaran más.

Qué dijo AMLO

El gobierno federal atribuyó a un mayor margen de ganancias de las distribuidoras el alza de precios de los combustibles y el gas L.P., les hizo un llamado para que no abusen, y advirtió que exhibirá a las gasolineras que venden más caro y también podría crear estaciones de servicio del Estado que vendan a precios justos.

Entrevistado sobre esos señalamientos, el vicepresidente de Energía de la Canaco admitió que el impuesto del IEPS sí ha bajado, pero el costo de operación de las gasolineras es mayor a la disminución de ese impuesto federal.

Los aumentos de las gasolinas van en función del precio en que los empresarios compran a Pemex y en términos reales el margen de ganancia es el mismo porque como negocio tiene que haber una utilidad.

“Ha aumentado el costo de operación por tantas exigencias en la normatividad”, señaló el empresario yucateco.

“Ahora mismo ya hay una nueva disposición que propiciará un gasto mayor. Ya no permitirán la facturación global, sino por cada carga. Eso representa un gasto porque necesitarás más personal, más equipos y en el timbrado. Si no se hubiera tanta carga normativa el precio de las gasolinas sería menor al actual porque como negocio que es los costos se tienen que cargar al cliente”.

“Mañosamente sólo ven el precio de como se vende al público, no mencionan nada del precio de como vende Pemex y todos los gastos que genera el cumplimiento de la normatividad”, señaló el directivo.

“Estamos trabajando en un análisis basado en costos reales para defendernos y responder a esos señalamientos que sólo genera confusión y proyecta mala imagen del empresario gasolinero”.

“Obligados a subir el precio”

López Cantón dijo que en Yucatán no ha aumentado los márgenes de ganancias de los empresarios y se ven obligados a subir de precio a los combustibles de acuerdo al precio como les vende Pemex.

Incluso, señaló que aunque se ven nuevas marcas de gasolineras no hay competencia en los precios porque todos compran al mismo precio que vende Pemex y no pueden bajar más sus precios al público.

Respecto a la advertencia del gobierno federal de abrir estaciones de servicio del Estado, López Cantón afirmó que sería un error porque en este negocio se necesita experiencia y además, el gobierno incurriría en un conflicto de intereses porque Pemex es una empresa del Estado y convertirse en competidor y distribuidor al mismo tiempo sería ilegal.

“Pemex tiene gasolineras en México y vende al mismo precio que lo gasolineros particulares”, indicó. “El precio de las gasolinas son reflejo del precio de cómo vende Pemex y de los costos de las certificaciones, verificaciones, calibraciones y otras normas que exige el gobierno. Todos esos costos tienen que trasladarse al cliente. De hecho, todo el costo del cumplimiento de la normatividad no se refleja en el precio real de las gasolinas porque el empresario absorbe parte de esos gastos”.

Reiteró que el subsidio a la gasolina no se ha reflejado en el precio de la distribución de Pemex y por ello no puede bajar más los precios de los combustibles.

El precio promedio del litro de Magna en las estaciones de Mérida es de $19.28, la Premium está en $20.45 y el Diésel en $20.79, pero hay estaciones que venden más caro por unos centavos de más. — Joaquín Chan.

Balean y matan a un hombre en la entrada de una plaza de Cancún

Roban identidad de un joven temaxeño; la usan para defraudar