in ,

Aumentarían las demandas

El Poder Judicial prevé recibir un mayor número de demandas en juzgados después de varias semanas de inactividad por la pandemia

El Poder Judicial no descarta riesgo al reanudar labor

“Debido a los problemas económicos y familiares generados con motivo de la contingencia sanitaria” por el Covid-19, los juzgados de Yucatán esperan recibir un mayor número de demandas en los próximos días, advierte el Poder Judicial del Estado (PJE) en un comunicado.

De hecho, entre el 1 de enero y el 15 de agosto los juzgados civiles, familiares y mercantiles en Mérida recibieron un total de 5,941 demandas, añade el documento.

El Poder Judicial entregó esta información al Diario a petición expresa de nuestros reporteros, a raíz de que el lunes pasado se reanudaron las actividades presenciales en todos los órganos jurisdiccionales del estado, luego de varias semanas de suspensión.

Como informamos, estas actividades se retomaron mediante un operativo de retorno que, dice el Tribunal, será “ordenado y paulatino, con las aplicación de políticas temporales de escalonamiento o alternancia para la actividad presencial del personal, y de la reducción provisional del horario de labores y de atención al público”.

Aunque, reconoce el PJE, esto “incidirá en la actividad jurisdiccional, las medidas resultan necesarias para salvaguardar la vida y la salud de los usuarios y de los servidores judiciales, al reducir los riesgos de contagio”.

En este sentido, se informa que 67 empleados del Poder Judicial —de una plantilla de 1,170 personas— padecen o padecieron Covid-19.

Asimismo, se registra un gran número de casos sospechosos entre los empleados y funcionarios “debido a que convivieron, en razón de sus relaciones laborales, familiares y personales, con gente que dio positivo a las pruebas, lo que ha ocasionado que deban aislarse según los protocolos establecidos”.

El PJE resalta que “se da un seguimiento diario personalizado a cada servidor judicial con sospecha de contagio o que haya resultado positivo”.

En el comunicado, el Poder Judicial admite que si bien con las medidas adoptadas se contiene la propagación del virus, “no podemos negar la posibilidad de nuevos contagios”.

En primer lugar, añade, este riesgo existe “por la propia naturaleza del servicio que presta el Poder Judicial, donde es indispensable la presencia física de los justiciables y/o asesores jurídicos, al igual que los demás operadores del sistema de justicia”.

Entre éstos figuran los empleados y directivos de la Fiscalía, la Procuraduría de la Defensa del Menor y la Familia, el Instituto de la Defensa Pública, etcétera, por lo que existe una gran afluencia de personas en las sedes judiciales.

Otro riesgo latente es “que las diligencias de notificación personales se tienen que realizar en el domicilio señalado para tal efecto”.

El PJE enfatiza que aunque se pongan en marcha todas las medidas de prevención, “siempre se atenderá a las disposiciones de las autoridades sanitarias para proteger la salud de empleados y usuarios como sucedió en julio pasado, cuando después de haber reiniciado la atención al público, y reactivado los términos y plazos jurisdiccionales y administrativos, debido a los reportes de diversos casos sospechosos e incluso positivos, la saturación hospitalaria en la entidad, entre otras razones, los órganos de gobierno del Poder Judicial” acordaron suspender las actividades presenciales no esenciales. (Continuará).— HERNÁN CASARES CÁMARA

Ajusta HR Ratings la previsión

Exitosa prueba de auto volador