in ,

Canirac, con esperanza en próximo Pacto empresarial y gubernamental

Roberto G. Cantón Barros, presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac) en Yucatán.- (Foto: Facebook)

MÉRIDA, Yucatán.- Al día de hoy no hay nada claro, ninguna medida extraordinaria en la estrategia de reactivación económica de la nueva normalidad en Yucatán, pero el viernes la situación podría cambiar a favor de los sectores económicos con la firma de un Pacto empresarial y gubernamental, manifestó hoy el presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados en Yucatán, Roberto G. Cantón Barros.

Dijo que los socios de la Canirac plantearon tres propuestas concretas al gobernador Mauricio Vila Dosal durante las cuatro de cinco mesas de diálogo en que participaron los directivos restauranteros: apertura los fines de semana con el porcentaje autorizado del 25% de ocupación, permiso para la venta de bebidas alcohólicas dentro de los restaurantes acompañados de alimentos, y que el cierre de estos negocios sea a las 11:30 de la noche en vez de las 10:30 con la permisibilidad de que los trabajadores circulen sin recibir alguna sanción por transitar fuera del horario restringido por el gobierno del estado. Este tipo de permisos especiales de circulación ya se aplica en viajeros y trabajadores del aeropuerto internacional de Mérida.

El líder de los restauranteros yucatecos dijo que estas tres propuestas fueron aceptadas por el gobierno y están en análisis porque todas las medidas enfocadas a la reactivación económica las dictarán las autoridades en función del porcentaje de hospitalización de contagios de Covid-19. Por ello, hasta hoy no hay ningún acuerdo consensuado ni en su solicitud, ni en la solución del problema del transporte público ni la suspensión anticipada de la ley seca. Será hasta el viernes cuando se tome una decisión.

Señaló que se pretende que las nuevas medidas entren en vigor en los primeros días de septiembre.

Por su parte, el vicepresidente de Canirac, Luis Herrera David, destacó que los 3 puntos que solicita la industria restaurantera son vitales para mantener y darle continuidad a los negocios en este plan de reactivación económica. Se necesita que les autoricen estos tres puntos y dijo que el gobierno tiene que ser empático con este sector "porque ya no podremos aguantar más esta crisis económica, derivada de la pandemia".

Igual que Roberto G. Cantón, el vicepresidente valoró la apertura y el diálogo que tienen con el Gobernador lo que ya es un avance.

La Canirac reportó que al día de hoy ya cerraron de manera definitiva alrededor de 4,000 unidades de venta de alimentos preparados y se han perdido de 12,000 a 15,000 empleos. Las pérdidas económicas en estos cinco meses son incalculables.- (Por Joaquín Chan Caamal).

imss

Bebé termina con cortada de 15 centímetros por cesárea; IMSS responde