in ,

''Es un desastre natural''

Vecinos del fraccionamiento Las Américas continúan inconformes por las inundaciones. Ayer encabezaron nueva protesta en las oficinas de la empresa constructora Sadasi e incluso bloquearon una calle principal

Posible revisión de normatividad en construcciones

En cinco días de trabajo conjunto y coordinado se han extraído de las zonas inundadas 23 millones 287 mil litros de aguas pluviales, se perforaron 70 pozos y un equipo de casi 900 servidores públicos del Ayuntamiento trabajan para atender las necesidades de la población afectada por las inundaciones, informó el alcalde Renán Barrera Concha.

Durante la rueda de prensa denominada “Atención y Respuesta a zonas afectadas por lluvias del huracán ‘Delta’”, dijo que las expectativas de solución de las inundaciones que afectan los fraccionamientos Las Américas, Santa Fe, Ciudad Caucel, los complejos residenciales La Ceiba, Country Club y las comisarías del norte de la ciudad pueden tardar debido al aumento en el nivel de agua en el subsuelo, que hace muy lento el proceso de absorción del líquido en sitios inundados.

Sobre la población afectada en Mérida por este fenómeno natural, ocasionado por el crecimiento del manto freático en 5.2 metros del nivel medio del mar a causa de las lluvias, solo los fraccionamientos Ciudad Caucel y Las Américas equivalen a la población total de las ciudades de Valladolid, Tizimín y Kanasín.

Ciudad Caucel tiene 49,000 viviendas y viven allí 164,000 personas, y Las Américas cuenta con 15,000 viviendas y una población de 60,000 personas.

“Estamos rodeados de cenotes por todas partes, cenotes que tienen niveles distintos y eso hace que el agua se mueva de un punto a otro intentando llegar a su salida natural que es el mar”, explicó el concejal.

“Noc Ac está cerca de Chuburná Puerto y realmente lo que genera la inundación es el estancamiento del agua por la presión del mar hacia adentro de la ciudad y la presión de la ciudad hacia afuera. Esto es un tema que hay que hacerlo gradual. Las pipas y perforadoras de pozos sirven para quitar esos picos de hundimientos, pero la inundación en general no la eliminarán ni el Ayuntamiento ni el gobierno estatal, ni el gobierno federal ni la ONU. La eliminará la naturaleza en su propio proceso de absorción”, dijo.

“Es un desastre natural que se llama inundación, ha pasado en Nueva York y en varias partes del mundo y cuando eso sucede, por más equipo que se ponga, el proceso de desagüe es natural, es gradual”, insistió.

Barrera Concha y el secretario de la Comuna, Alejandro Ruz Castro, informaron que esta inédita inundación es una oportunidad para la revisión de la normatividad de construcción y no descartan que haya modificaciones para prevenir este tipo de problemas.

Ruz Castro enfatizó que se puede mejorar la normatividad para el futuro y precisó que al día de hoy no hay ningún incumplimiento normativo en los fraccionamientos inundados. También informó que en el caso de la persona fallecida por una descarga eléctrica, la autoridad correspondiente fincará responsabilidades.

Revisiones

“Hace 10 años Nueva York tuvo una inundación y nos explicaban que a partir de ese momento hicieron una revisión de cómo estaban construyendo sus edificios. Vieron que las plantas de electricidad eran subterráneas y cuando se inundaba era lo primero que se dañaba. Cambiaron su lógica y las plantas de energía se construyen en los segundos o terceros pisos de los edificios”, dijo el alcalde meridano.

“Aquí no tenemos ríos, somos una planicie, hemos crecido de manera horizontal y cuando hay crecimiento vertical hay resistencia, pero la evolución nos hace pensar que quizá hoy empecemos a tener vivienda en alto, a partir de edificios y ciertas características que eviten las inundaciones. Desde luego que será revisable la normatividad, pero esto no lo habíamos vivido nunca”, añadió.

Se informó de las principales acciones que aplican conjuntamente con el gobierno del estado, el gobierno federal por medio de la Conagua, la Cruz Roja y las empresas constructoras de los fraccionamientos.

Barrera Concha advirtió a “grupos de incitadores” que si hay destrucción de obra pública o actos de violencia, buscará que los sancionen “porque el problema de la inundación no es responsabilidad de ninguna autoridad o empresa, sino que es un desastre natural que entienden personas con mayores afectaciones como los habitantes de las comisarías inundadas”.

“Los habitantes de Noc Ac y otras comisarías inundadas perdieron todo. Increíblemente hay comprensión y solidaridad en la población y se les está apoyando”, señaló el edil.

“Aquellos que están acostumbrados a culpar están en su derecho, hay instancias, pero siempre maximizan sus problemas, su condición personal y dejan salir sus emociones cuando hay crisis”.

Asimismo, dijo que “el 80% del tiempo que he pasado en esta contingencia en la última semana es en las comisarías. No es un tema de población ni de popularidad, es un tema de responsabilidad y humanidad, y así seguiremos acompañando a las comisarías en la solución de este problema generado por un desastre natural”.— Joaquín Chan Caamal

 

Mérida Recursos

Se dijo que afortunadamente no ha llovido en tres días, pues eso beneficia el desagüe.

Apoyos

En la rueda de prensa de ayer se indicó que para atender esta contingencia hidrológica, el Ayuntamiento destinará $10.704,594 para infraestructura social por medio de la Dirección de Obras Públicas; $3 millones para créditos del Fondo de Recuperación Económica de Mérida, que administrará la Dirección de Desarrollo Económico; un fondo de préstamos por $900,000 para productores del programa Manos al Campo, y $100,000 en apoyos sociales para las personas de las comisarías para que empiecen la recuperación de lo que perdieron por las inundaciones.

 

Policía en corto