in ,

Exhortan a cuidar la fauna

Captura de un venado en Motul en marzo. Estos animales son puestos a resguardo y liberados

Semarnat: salen a buscar alimento y agua los animales

Entre las especies silvestres vistas con más frecuencia en la Mérida están las zarigüeyas, comúnmente llamadas zorros o tlacuaches; aguililla, gavilán, venados, lechuzas pequeñas conocidas como “viejitas”, que parecen polluelos por su tamaño, pero en realidad son pájaros adultos, informa el biólogo José Salvador Canul Dzul, jefe del Departamento de Recursos Naturales y Vida Silvestre de la representación local de la Semarnat.

También se han visto osos hormigueros, polluelos de zopilotes que caen del nido y aves exóticas como el tucán, uno de los cuales, como informamos, llegó al fraccionamiento Francisco de Montejo donde lo alimentaban, pero luego murió tras recibir disparos de arma de fuego.

“Ocasionalmente la Semarnat recibe reportes de la presencia de felinos como ocelotes, tigrillos, jaguarundi y hasta de algún jaguar, pero su presencia es difícil de documentar porque son muy desconfiados y cuando sienten la presencia humana huyen rápidamente”.

“Todavía recuerdo que un vecino del fraccionamiento Santa Fe, en el rumbo de Caucel, reportó que vio un tigrillo en su jardín, que apenas lo vio, saltó la barda de la vivienda y huyó”, cuenta.

Respecto a la probable presencia de algún jaguar en el área urbana o montes de Mérida, comenta que no sería imposible porque esta región es el área de distribución de estos felinos y no sería raro que por su desplazamiento se acerquen a las colonias o fraccionamientos cercanos a los montes.

“Los animales que llegan a las casas o calles de la zona urbana es porque están hambrientos, sedientos, están cansados o extraviados, generalmente son inofensivos, si están cerca de la casa no los molesten, que les den comida y agua”, recomienda. “Fue muy bonito lo que hicieron los vecinos de Francisco de Montejo con el tucán, lo alimentaron y le daban agua, de esta forma participan en la protección de la fauna y la conservación de la vida silvestre”.—Joaquín Chan C.

“Eso tiene que hacer la sociedad, cuidar, proteger y alimentar a los animales que llegan del monte. Ahorita con la cuarentena no hay una vida agitada de los habitantes y ese relajamiento ciudadano favorece para que se acerquen a la zona urbana; quien vea animales silvestres que no los maltrate ni mate, que les dé agua o alimento, que es lo que a veces salen a buscar”, pide.

Todo animal silvestre que rescata la Semarnat se devuelve a los montes lejanos a los núcleos urbanos o a su hábitat natural”.

De un vistazo

Vida silvestre en el Sur

Canul Dzul comenta que en el sur de Mérida hay una rica vida silvestre por la reserva ecológica Cuxtal y es donde cree que hay mayor cantidad de venados porque se ha enterado que todavía hay personas que salen a cazarlos.

Lograron escapar

En el Poniente también hay venados porque se han visto por el rumbo de Susulá y uno se refugió en el estacionamiento de la Fiscalía, que colinda con el monte. Hay otros animales que son reportados a la Semarnat, como cocodrilos, tortugas y monos araña, pero generalmente estas especies estuvieron cautivas y escaparon.

“No se equivoque”, exige el PRI a Vila

Eliminar Fidecine es indignante, la queja de Del Toro