in ,

Hay fortalecimiento a la lucha contra la violencia

Un momento de la sesión de Cabildo de ayer

Mérida se suma a un programa del Inmujeres

Con el propósito de continuar brindando protección y atención integral y especializada a mujeres víctimas de violencia de género, así como a sus hijas e hijos, el Cabildo de Mérida aprobó ayer la propuesta del alcalde Renán Barrera Concha, para que el municipio participe a través del Instituto Municipal de la Mujer, en el Programa de Fortalecimiento a la Transversalidad de la Perspectiva de Género para el Ejercicio Fiscal 2022, del Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres).

En la primera sesión ordinaria del año realizada este viernes por la tarde en formato virtual, se informó que dicho programa, operado por la Secretaría de Bienestar, permitirá al Ayuntamiento participar, a través del Instituto de la Mujer, en los diferentes programas federales, con el propósito de obtener recursos para llevar a cabo diversos proyectos en el municipio.

Asimismo, se recordó que a través del Instituto Nacional de las Mujeres, se busca promover y fomentar las condiciones que posibiliten la no discriminación, la igualdad de oportunidades y de trato digno entre los géneros, así como el ejercicio pleno de todos los derechos de las mujeres y su participación equitativa en la vida política, cultural, económica y social del país, bajo los criterios de transversalidad en las políticas públicas y federalismo en lo que hace al desarrollo programas y actividades para el fortalecimiento institucional de las dependencias correspondientes.

Por otra parte, de acuerdo a la cuenta pública modificada y aprobada por la mayoría de regidores del PAN, el Ayuntamiento de Mérida terminó el año fiscal 2021 con un presupuesto total de $4,197.903,644, más de mil millones de pesos adicionales a la autorización original realizada por el Cabildo.

Como era de esperarse, los regidores del PRI y de Morena no aprobaron los ingresos y egresos ni la distribución del gasto, a pesar del detallado informe que dio la síndica Diana Canto Moreno. Incluso, el regidor del PRI Gabriel Barragán Casares y Diana Canto se enfrascaron en un debate y acusaciones que prolongó una hora y 20 minutos la aprobación de este punto.

El mismo regidor priista también incluyó el polémico tema de la recomendación que hizo la Comisión Nacional de Derechos Humanos al alcalde Renán Barrera Concha y al Ayuntamiento de Mérida por la detención, tortura y fallecimiento del joven José Eduardo Ravelo, pero el secretario del Ayuntamiento, abogado Alejandro Ruz Castro, le pidió que no politice este caso y aseguró que el Ayuntamiento respetará los procedimientos, a las instituciones y los plazos, y procederá conforme a derecho.

Barragán Casares hizo alusión al caso de José Eduardo en asuntos generales y dijo: “el pasado 21 de julio fue detenido el joven que salió por su propio pie, esa persona puso una denuncia contra policías que lo agredieron y abusaron sexualmente de él. Su madre está dando la batalla jurídica para que le hagan justicia, ante esto, la fracción del PRI en este Cabildo tiene un posicionamiento ante la recomendación de la CNDH por la retención, tortura y muerte de la víctima”.

“Desde hace 30 años los derechos humanos tienen rango constitucional y se cumple. Se recomienda 12 acciones al alcalde y estamos ante la oportunidad de darle la veracidad de su dicho al joven, honremos la lucha de la madre de José Eduardo, que clama igual que otras madres ante la desaparición de sus hijos que le hagan justicia. Vamos a cumplirle a José Eduardo, estamos ante

el inicio de la justicia cívica y atender la recomendación hará que el respeto y la defensa de los derechos humanos sea un precedente que permita reconocer el deseo que estas situaciones no se repitan. Confiamos que este análisis sea a favor de esta recomendación para seguir viviendo tranquilos”.

El abogado Alejandro Ruz le respondió al regidor priista: “la tranquilidad está garantizada, está demostrada con los hechos y con todas esas décadas en que hemos gozado de esta tranquilidad. Sí, confirmo que se ha recibido la recomendación, somos respetuosos de las instituciones y procedimientos y allí se establece un plazo para que valore, analice y determine la aceptación o no, el plazo está transcurriendo”.

“La veracidad de los hechos no lo daremos nosotros, por ello hay autoridades. Este lamentable caso está en manos de la Fiscalía General de la

República. Habría que ver si la CNDH valoró en su totalidad las carpetas de investigación a nivel local y federal para determinar si cuenta con toda la información. No quiero anticiparme, respetamos a las instituciones y los procedimientos, no vamos a actuar en contra de la ley, para nada vamos a ventilar el caso en este momento porque no se ha tomado una decisión, un llamado es no politizarlo, le recuerdo que su candidato a la alcaldía quiso politizar y ayudar económicamente a la madre del joven”.

Otro punto que fue aprobado por mayoría, con el voto en contra de los regidores de Morena, fue el convenio con la Comisión Federal de Electricidad para la recaudación del Derecho de Alumbrado Público en Mérida.

El regidor de Morena Fernando Alcocer Ávila expuso sentencias de la Suprema Corte que declaró ilegal este cobro en Michoacán, Oaxaca, Mexicali y además ese recurso no se devuelve en un mejor servicio, pero el secretario Alejandro Ruz le informó que son casos distintos a Mérida, pero si hubiese usuarios que se inconforman estudiarían la situación.

Los demás puntos del orden del día fueron aprobados por unanimidad, entre ellos el subsidio de $4.822,417 para la empresa paramunicipal Central de Abasto para que continúe la mejora de sus instalaciones y operatividad, las licencias de uso del suelo para la construcción y funcionamiento de dos licorerías, tres restaurantes, tres tiendas de autoservicio Farmacias Guadalajara y una tienda Oxxo.

También se aprobó por unanimidad un convenio con el Sistema Nacional del Empleo para un programa incluyente de empleo, un contrato por más de $3 millones con Sepomex para la entrega de correspondencia municipal, un convenio para que el Instituto Municipal de la Mujer participe en proyectos de protección y atención de víctimas del Instituto Nacional de la Mujer.

Aunque tiene Covid-19, el alcalde Renán Barrera Concha participó en la sesión ordinaria virtual y evidenció los efectos de la enfermedad porque durante la lectura del informe financiero correspondiente al mes de diciembre y la propuesta de modificación del presupuesto 2021 tosió en cuatro ocasiones.—Joaquín Chan Caamal El alcalde meridano se ha dejado crecer la barba y el bigote.

Agradeció los mensajes y comentarios de los ciudadanos en esta etapa de infección del Covid-19 y exhortó a todos para que con responsabilidad y consciencia extremen su cuidado individual, apliquen los protocolos sanitarios, acudan a la aplicación de la vacuna porque el 82% de las personas ya tienen dos dosis y esto se refleja positivamente en las hospitalizaciones y fallecimientos.

También pidió a los ciudadanos que traten de evitar las actividades sociales para que no se siga propagando el coronavirus.

Síguenos en Google News, da clic AQUÍ .

Evitar contagios de Covid-19 en transporte público

IMSS busca romper cadenas de contagios de Covid en transporte público

Paté de Fuá & Mafud en concierto