in ,

Mayor inversión: Son 220 millones de dólares para próximo astillero

Acompañado de varios directivos de la empresa

La gigante naval Fincantieri anunció que aumentará su inversión para la construcción de un astillero, el más grande de América, en el puerto de Progreso, lo que detonará la generación de empleos y la llegada de más empresas relacionadas con la industria naviera para invertir en el estado, según se indica en un boletín.

La empresa italiana confirmó que en la primera etapa invertirá 150 millones de dólares, para lo que ya se había firmado meses atrás una carta de intención. También informó que dicha inversión aumenta a 220 millones de dólares.

El gobernador Mauricio Vila Dosal Vila Dosal visitó ayer el puerto de Trieste, donde conoció y recorrió el astillero de la naviera Fincantieri, “Arsenale San Marco”, el mayor constructor de buques de Europa, y de donde han salido gigantes de los mares como el “Crown Princess”, de la empresa Carnival Cruise Line.

Vila Dosal sostuvo reuniones de trabajo en las oficinas principales de Ficantieri en Trieste con el director administrativo Fabio Gallia y con el director de divisiones de servicio, Giorgio Rizzo; así como con Daniele Fanara y Lawrence Zammit, vicepresidentes de mercadotecnia, estrategias y ventas.

Posteriormente, el gobernador realizó un recorrido por el astillero “Arsenale San Marco”, en Trieste, que se dedica al mantenimiento, reparación, reconstrucción y transformación de cruceros y otros buques, ya sea en diques secos o en muelles flotantes. Se pudo observar el funcionamiento del mismo y así apreciar una infraestructura que sería muy similar al proyecto del puerto de Progreso. En este recorrido estuvo acompañado de Lawrence Zammit y de Andrew Toso, vicepresidente de la división de conversiones, reparaciones y servicios de barcos.

En esas reuniones, Vila Dosal saludó y conversó con el profesor Alberto Marinó, del Departamento de Ingeniería y Arquitectura de la Sección de Ingeniería Naval de la Universidad de Trieste, sobre la formación del personal, de los procesos de capacitación y de cómo los diques secos se planean realizar en Progreso, y que por la dimensión mucho mayor que lo visto en Trieste, permitirá realizar todos los trabajos antes mencionados en los barcos de última generación.

El profesor conoció las capacidades de las universidades dependientes del gobierno del Estado, como la Universidad Politécnica de Yucatán, la UTM y el Instituto Tecnológico Superior de Progreso, señalando que está seguro que con los técnicos superior universitarios y los ingenieros que están egresando será mucho más rápida la adaptación hacia el trabajo en el futuro astillero de Progreso.

Fincantieri contempla diseñar y construir un nuevo astillero de reparación, conversión y mantenimiento de barcos, que incluirá la fabricación de dos muelles de mampostería, los más grandes de América.

Con la visita de Vila Dosal a esa empresa, se confirmó que estos astilleros de Yucatán tendrán un puerto seco de hasta 400 metros de largo, donde se recibirán grades barcos, en particular cruceros, así como grandes buques portacontenedores y tanqueros que requieren operaciones complejas.

El proyecto contempla una plataforma elevadora para unidades de hasta 150 metros de longitud, aproximadamente 1,000 metros de muelles, grúas, talleres, equipos especiales, oficinas y almacenes.

Este proyecto colocará a Yucatán en la mira de las grandes navieras que requerirán sus servicios y además será una fuente generadora de empleos en su construcción y su posterior puesta en marcha, sobre todo de especialistas en ingeniería, construcción, ingeniería naval, diseño y equipamiento, entre otros, se indica.

La empresa Fincantieri, luego de la adquisición del grupo noruego Vard en 2013, y del 50% del astillero francés STX France en el 2018, multiplico su tamaño convirtiéndose en el cuarto constructor naval en el mundo, el cual diseña y construye barcos mercantes, cruceros y buques de guerra. También colabora activamente en su reparación.

Esta compañía cotiza en la bolsa de Milán y el NASDAQ en Estados Unidos y actualmente cuenta con más de 20,000 empleados en 4 continentes repartidos en 18 astilleros en Italia, Noruega, Rumania, Vietnam, Estados Unidos, Brasil y Australia.

Para Fincatieri el gran momento de expansión se dio al inicio de la década de los 90s, logrando construir su primer barco de pasajeros, el “Crown Princess” de la empresa Carnival Cruise Line. Para el período 1993-2001, Fincantieri crece exponencialmente construyendo en ese tiempo 20 barcos de pasajeros, 16 ferries y 18 buques militares, de los cuales 13 fueron para la Armada Italiana poseyendo, en el año 1998, 8 astilleros.

En el año 2005, Fincantieri decide expandirse entrando de lleno en la fabricación de yates, reparación de buques y diseño de sistemas y componentes. Para finales de 2008, incursiona en el mercado norteamericano de defensa al adquirir Manitowoc Marine Group, renombrando la marca como Fincantieri Marine Group. Dos años más tarde, amplía su presencia hasta el Medio Oriente, creando Etihad Ship Building LLC, con el objetivo de construir y reparar buques de guerra para los países de Oriente Medio.

Con la inversión que se realizará en Progreso, Fincantieri tendrá el astillero más grande de América y generará un cambio sustancial en la economía y la calidad de vida de las familias yucatecas, dice el boletín.

Con esta misión comercial no solo se busca volver a los proyectos que se tenían en Yucatán antes de la pandemia, sino ir más allá y explorar nuevas formas de inversión acorde con los nuevos tiempos de postpandemia a fin de mirar hacia el futuro y estar a la par e incluso un paso adelante con los avances de la ciencia y la tecnología junto con las necesidades que surgieron, se afirma.

Desde el inicio de su administración Vila Dosal se puso como una de sus metas el posicionar a Yucatán como un atractivo polo de grandes inversiones y empresas que generaren empleos mejor pagados y oportunidades de desarrollo social, concluye el boletín oficial.

Gira a EuropaInversiones

Más del proyecto de la empresa naval Fincantieri para el puerto de Progreso.

Empleos

El proyecto también contempla una plataforma elevadora para unidades de hasta 150 metros de longitud, aproximadamente 1,000 metros de muelles, grúas, talleres, equipos especiales, oficinas y almacenes. Este proyecto colocará a Yucatán en la mira de las grandes navieras que requerirán sus servicios y además será una fuente generadora de empleos en su construcción y su posterior puesta en marcha, sobre todo de especialistas en ingeniería, construcción, ingeniería naval, diseño y equipamiento, entre otros, se indica en el boletín.

Cuarto mundial

La empresa Fincantieri es la cuarta constructora naval en el mundo, según se informó.

Síguenos en Google News, da clic AQUÍ .

México vence 2-0 a El Salvador

México vence 2-0 a El Salvador y lidera la eliminatoria rumbo a Catar

Dimitrov manda a casa al favorito de Indian Wells