in ,

Microyuc, aliado para no cerrar fuentes de empleo

La entrega de uno de los apoyos de Microyuc a uno de los beneficiarios. Ese esquema ha ayudado a conservar empleos

“Eso nos tiene más tranquilos”

Israel Iván Cetina Morales es el encargado de llevar el sustento a su hogar.

El joven, quien trabaja en la cadena de restaurantes Wok Yeah, se encontraba preocupado por la complicada situación económica, se indica en un boletín.

Sin embargo, gracias a que la firma dedicada a la elaboración de comida asiática obtuvo un apoyo de 35 mil pesos a través de Microyuc empresarial, que promueve el gobierno del Estado, sus propietarios podrán mantener la plantilla laboral y ofrecerles un ingreso seguro durante la contingencia, lo que representa certeza financiera para 37 familias.

“Es muy bueno que ayuden a cuidar nuestros empleos y más ahora que vemos cómo la gente se está quedando sin ellos. Al menos aquí, nos han mantenido nuestro sueldo y eso nos tiene más tranquilos”, indicó.

Israel Iván, de 25 años de edad, ha trabajado por dos años en Wok Yeah, compañía de comida rápida que registra una reducción de más del 40 por ciento en sus ventas desde el inicio de la pandemia, pero que se ha preocupado por mantenerse funcionando para no desamparar a decenas de familias que dependen ella.

“Vemos que la situación está fea. En muchos lados han estado disminuyendo los trabajos, ahora me siento seguro porque sigo ganando lo mismo, aunque el ingreso en el restaurante no está vendiendo como antes”, agregó.

Este respaldo se encuentra contemplado en el Plan Estatal para Impulsar la Economía, los Empleos y la Salud de los yucatecos para respaldar a las micro, pequeñas y medianas empresas que generan empleos, de forma que éstas puedan protegerlos y conservarlos en beneficio de miles de yucatecos.

Para ello, el gobernador Mauricio Vila Dosal dispuso el reforzamiento de programas financieros estatales que ya existían como Microyuc Empresarial, los cuales con una serie más de medidas financieras permitirán reactivar la economía del estado, siguiendo la misma línea de otorgar créditos a sectores productivos.

Cabe destacar que los créditos se entregan con facilidades de pago, de forma que es un recurso que será devuelto por los beneficiarios y permite que el sector económico pueda recuperarse de forma más rápida por las afectaciones de la emergencia sanitaria, ya que entre sus objetivos fundamentales se encuentra permitir a los empresarios sortear los efectos de la contingencia ante la disminución de la actividad económica nacional.

De igual manera, Roberto Carlos Vidal Damián, quien también es colaborador en Wok Yeah, tiene un año viviendo solo, por lo que contar con un empleo fijo en estos momentos es algo muy positivo para él, pues su familia vive en Veracruz y él se encuentra solo en el estado.

El joven sentía preocupación ya que tiene que pagar renta y no podría hacerlo si no tuviera una entrada de dinero fija, como lo tiene ahora. “Pensaba mucho que si me quedaba sin trabajo no podría que pagar mi renta y si no la pago, me quedaría sin un techo donde dormir”.

Roberto Carlos agradeció esta oportunidad de preservar su empleo, ya que sabe que actualmente no está fácil buscar un trabajo y no le gustaría que, por el Coronavirus y la difícil situación, cerraran la sucursal donde labora o hicieran recorte personal. “Está muy bien que el Gobierno siempre apoye a la gente y a las empresas. Me siento agradecido porque nos sentimos más apoyados y más cuando vemos que hay gente que no está recibiendo bien su salario y muchas veces tienen familia y tienen cómo hacerle para mantenerlas”.

Por otra parte, Russel Alexander Flores Jiménez tenía muchos planes en conjunto con su familia al inicio del año. En la empresa donde labora había muchos proyectos en puerta, encima del trabajo extra que realizaba diariamente para obtener ingresos adicionales y colocarse en una situación económica más favorable. Sin embargo, la llegada de la contingencia por Coronavirus a Yucatán le cambió la perspectiva y tuvo que confrontar una situación inesperada.

Russel Alexander es un técnico especializado en instalaciones eléctricas industriales que labora para la empresa SIPE, otra de las entidades beneficiadas con este apoyo económico que impulsa el Gobierno estatal entregado a través del programa Microyuc, quien explicó que, a pesar de la llegada de la emergencia sanitaria y la paralización de las actividades, su jefe hizo lo posible por continuar con algunas labores para crear ingresos y seguir pagándoles.

Para el técnico electricista, la emergencia sanitaria significó un gran desconcierto e incertidumbre ya que sus ingresos se vieron afectados. “Me saqué de onda porque todos trabajamos para superarnos y ayudar a nuestras familias, pero si de momento te frenan todo, sí te preocupa. De mí dependen mi esposa y mis papás. Si te pones a pensar que ya no hay trabajo, ¿cómo le vas a hacer para comer?, ¿qué podía yo hacer?” cuestionó.

Por tal razón, el electricista industrial ve con buenos ojos que el Gobierno estatal otorgue apoyo económico a los empresarios y a sus empleados durante la emergencia sanitaria, ya que de esta manera asegura su ingreso. “Me parece perfecto lo que está haciendo, pues ahora que tiene el apoyo del Gobierno, él nos apoya a nosotros también. Es perfecto la verdad”.

Para su compañero, Néstor Rodrigo Ruiz Flores, técnico electricista especializado en baja tensión en la empresa SIPE, la implementación de la emergencia sanitaria fue “como un balde agua fría” ya que tuvo que poner muchos planes en pausa, pues su carga laboral fue reducida considerablemente.

A pesar de la complicada situación que transcurre en el estado y el mundo, Ruiz Flores señaló que se sintió intranquilo cuando su jefe les notificó que las labores se reducirían ya que eso se traduciría en menos dinero para comprar lo necesario para él y su familia. “Nos dijeron que se pararían las obras y eso me causó preocupación. Nosotros somos trabajadores del día; si no trabajamos, no vamos a cobrar y tengo dos niños de 12 años”.

El jefe de familia aseguró que, a pesar de la desaceleración económica, su jefe buscó la forma de pagarles y añadió que quizá esa fue la misma razón que llevó a su empleador a solicitar los apoyos ofrecidos por el Gobierno del Estado para mitigar las consecuencias económicas ocasionadas por el Coronavirus a través de esta iniciativa única en el país.

“Veo bastante bien este plan del Gobierno. Se ve que quieren ayudar a la gente y lo bueno es que dé el ejemplo Yucatán. Con eso demostramos que, si nosotros podemos, los demás estados también pueden. Me siento muy bien por el apoyo extra que recibió la empresa donde trabajo porque sé que voy a tener algo para el fin de semana y eso me hace sentir más tranquilo” finalizó.

El Plan Estatal para Impulsar la Economía, los Empleos y la Salud está pensado para evitar la pérdida de los empleos y respaldar la economía de las familias yucatecas, así como beneficiar a la mayor parte de la población como el sector empresarial, emprendedor, así como el pesquero, agrícola, ganadero y desempleados.

 

De un vistazo

Ayuda

Russel Alexander Flores Jiménez es un técnico especializado en instalaciones eléctricas industriales que labora para la empresa SIPE, otra de las entidades beneficiadas a través del programa Microyuc, quien explicó que, a pesar de la llegada de la emergencia sanitaria y la paralización de las actividades, su jefe hizo lo posible por continuar con algunas labores para crear ingresos y seguir pagándoles.

 

“No se equivoque”, exige el PRI a Vila

Eliminar Fidecine es indignante, la queja de Del Toro