in ,

Quintana Roo y Yucatán unirán fuerzas para pedir apoyo a la Federación

MÉRIDA, Yucatán.- Los gobiernos estatales de Quintana Roo y de Yucatán unirán fuerzas para pedir en forma conjunta a la Federación que atienda los daños que ocasionó la tormenta tropical "Cristóbal" en los municipios de estas entidades que tienen Declaratoria de Desastre por las inundaciones que alcanzaron hasta dos metros de altura en algunas zonas.

Aspectos de la reunión Interestatal para la Reactivación Económica y Gestión por Afectaciones de la Tormenta Tropical "Cristóbal", que sostuvieron Carlos Joaquín González, gobernador de Quintana Roo, y Mauricio Vila Dosal, gobiernador de Yucatán, este viernes 3 de julio de 2020, en Mérida.- (Foto: Valerio Caamal Balam)
Aspectos de la reunión Interestatal para la Reactivación Económica y Gestión por Afectaciones de la Tormenta Tropical "Cristóbal", que sostuvieron Carlos Joaquín González, gobernador de Quintana Roo, y Mauricio Vila Dosal, gobiernador de Yucatán, este viernes 3 de julio de 2020, en Mérida.- (Foto: Valerio Caamal Balam)
Aspectos de la reunión Interestatal para la Reactivación Económica y Gestión por Afectaciones de la Tormenta Tropical "Cristóbal", que sostuvieron Carlos Joaquín González, gobernador de Quintana Roo, y Mauricio Vila Dosal, gobiernador de Yucatán, este viernes 3 de julio de 2020, en Mérida.- (Foto: Valerio Caamal Balam)
Aspectos de la reunión Interestatal para la Reactivación Económica y Gestión por Afectaciones de la Tormenta Tropical "Cristóbal", que sostuvieron Carlos Joaquín González, gobernador de Quintana Roo, y Mauricio Vila Dosal, gobiernador de Yucatán, este viernes 3 de julio de 2020, en Mérida.- (Foto: Valerio Caamal Balam)
Aspectos de la reunión Interestatal para la Reactivación Económica y Gestión por Afectaciones de la Tormenta Tropical "Cristóbal", que sostuvieron Carlos Joaquín González, gobernador de Quintana Roo, y Mauricio Vila Dosal, gobiernador de Yucatán, este viernes 3 de julio de 2020, en Mérida.- (Foto: Valerio Caamal Balam)

Situación en Quintana Roo

El gobernador de Quintana Roo, Carlos Joaquín González, informó que en este estado resultaron dañados infraestructura, cultivos, carreteras, puentes, viviendas y calles urbanas de cuatro municipios de los once que tiene la entidad. En una evaluación preliminar de los subcomités de daños calcularon pérdidas por $775 millones y desafortunadamente el Fondo Nacional de Desastres Naturales (Fonden) está rechazando la cobertura de estos daños porque sus reglas de operación están enfocadas a la atención de terremotos o huracanes que son fenómenos devastadores.

Situación en Yucatán

Por su parte, el gobernador de Yucatán, Mauricio Vila Dosal, rectificó los daños globales que dejaron las inundaciones en los 75 municipios con Declaratoria de Desastre porque conforme baja el agua estancada ven que carreteras y calles no tienen las afectaciones estimadas. Al principio de las evaluaciones calculó que los daños fueron por más de $5,000 millones, pero ahora sería de $4,200 millones.

Ambos mandatarios aclararon que no irán a pelear con la Federación para que ayude a la población damnificada sino más bien lo sensibilizarán y harán notar que las reglas de operación del Fonden no son para atender daños menores como los que dejó las inundaciones. Le dirán al gobierno federal que por sí solos, los gobiernos estatales no podrán atender todos los daños que ocasionó este fenómeno natural en ambos estados de la Península y necesitan su ayuda económica.

Gestiones ante dependencias federales

Concretamente harán las gestiones ante la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) por el caso de las viviendas para que otorgue un apoyo de $6,000 a $12,000 a cada damnificado que tenga daños en su casa para que los repare, reinstale sus conexiones eléctricas y recupere algo de los enseres domésticos que perdió.

En la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (Sader) insistirán en que otorgue apoyos para la agricultura porque la mayoría de los afectados son productores mayas que dependen del autoconsumo de sus cosechas.

Reunión interestatal

En una reunión que llamaron Interestatal para la Reactivación Económica y Gestión por Afectaciones de la Tormenta Tropical "Cristóbal", realizada hoy en el Centro Internacional de Congresos de Mérida, los gobernadores platicaron sobre las afectaciones causadas por las inundaciones, de las estrategias para el control del coronavirus SARS-CoV-2, causante de la enfermedad Covid-19, y la coordinación que tendrán para trabajar en forma conjunta en la promoción turística para la atracción de visitantes a Yucatán.

Derroche de optimismo

El gobernador Carlos Joaquín derrochó optimismo por el control de la pandemia del coronavirus en su entidad donde hay semáforo naranja y estima que en estas vacaciones de verano recuperarán un 30% su industria turística, para fin de año quizá llegue al 50 ó 60% y para el próximo año podrían alcanzar de 70 a 80% de recuperación económica turística.

Estrategia para Yucatán

Yucatán es todo lo contrario, según reconoció el gobernador Vila Dosal, porque su economía es diferente y recurrirán a la promoción de inversiones en la costa Este de Estados Unidos y en Asia donde seguramente los capitales estarán localizando países, Estados y ciudades para invertir.

Además, la pandemia está en crecimiento y si amenaza la salud de los yucatecos tendrá que reiniciar el cierre de negocios y volver a aplicar el confinamiento. Sin embargo, por ahora Yucatán está en semáforo naranja y ésto permite continuar con la Ola 1 de apertura económica.

A dicha reunión asistieron, además de los gobernadores, los titulares estatales de turismo, agricultura, vivienda, entre otros funcionarios de ambos gobiernos para concretar estrategias de ayuda mutua.- (Por Joaquín Chan Caamal).

estudiante mexicano

Estudiante mexicano gana hackatón del MIT con solución al Covid-19

Imagen de archivo del 27 de mayo de 2019, del entonces secretario de Hacienda, Carlos Urzúa, hablando en una rueda de prensa en Palacio Nacional con el presidente Andrés Manuel López Obrador (Xinhua)

Urzúa: El principal problema económico de México es que no hay dinero público