in

Hay cambios en el gobierno estatal

Gerardo Antonio Escaroz Soler asumirá la Dirección de Educación Superior de la Segey

Anuncian relevos en varias áreas de su organigrama

Con el objetivo de hacer eficientes los recursos, lo que permitirá el ahorro y fortalecer a distintas dependencias y así brindar un mejor servicio para las familias yucatecas, el gobierno estatal ha dispuesto una serie de cambios en su estructura administrativa.

Según un comunicado, estos cambios se inscriben en el marco de las fusiones anunciadas desde noviembre pasado, cuando se adelantó que se reduciría la estructura administrativa mediante la fusión de siete entidades, con lo que se continúa con el plan de austeridad que implementó el Gobernador Mauricio Vila Dosal para hacer más eficiente el servicio público y generar mayores ahorros.

Los cambios dispuestos son los siguientes:

El médico veterinario Gerardo Antonio Escaroz Soler es nombrado director general de Educación Superior y sustituye al doctor Luis Rodríguez Carvajal.

La psicóloga Joana Noemí Briceño Ascencio será la directora del Cepredey (Centro Estatal de Prevención Social del Delito y Participación Ciudadana).

La psicóloga Briceño Ascencio sustituye a Gabriela Baqueiro Valencia quien se hará cargo ahora del Centro Especializado en la Aplicación de Medidas para Adolescentes (Ceama).

Por su parte, la maestra Virginia Arana Pérez asumirá temporalmente las funciones de Dirección del Centro Internacional de Congresos (CIC), luego de la renuncia de Federico Treviño Villarreal.

Virginia Arana es la Directora Promoción y Relaciones Públicas del mismo lugar dependiente del Fideicomiso Público para el Desarrollo del Turismo de Reuniones en Yucatán (Fideture).

Asimismo, Sergio Alberto Victoria Palma ha sido nombrado Encargado de Despacho de la Dirección General del Colegio de Estudios Científicos y Tecnológicos del Estado de Yucatán (Cecytey), ante la renuncia de Fernando Alberto Cervera Pardenilla.

En todos estos cambios se destaca el profesionalismo y la experiencia no solo en el servicio público sino en labores y aportaciones ciudadanas que ponen de manifiesto la inclusión y el privilegiar los resultados en beneficio de toda la población.

El 8 de noviembre se anunció que se reduciría la estructura administrativa mediante la fusión de siete entidades. Las instancias gubernamentales que desaparecerán para fusionarse con otras se suman a otras ocho que se fusionaron como parte de la reorganización que se realizó al inicio de la actual administración estatal, para hacer un total de 15 dependencias las que ya han pasado por este proceso.

Las acciones contempladas dentro de esta reorganización administrativa pública estatal no impactarán los servicios que brinda el estado a la ciudadanía, por lo que se continuará proporcionando los bienes y servicios que actualmente dichas entidades brindan, y tampoco se afectarán los ámbitos de seguridad pública, procuración de justicia, obra pública, salud y educación, toda vez que es imprescindible mantener la movilidad en la economía del estado y los altos niveles de seguridad, así como garantizar una buena educación y servicios de salud de calidad.

Tras un profundo análisis, se identificó a 7 entidades que, por sus afinidades, funciones y actividades, son susceptibles de fusionarse y continuar cumpliendo con su objeto dentro de la administración pública estatal, como son el Instituto de Becas y Crédito Educativo del Estado (Ibecey), la Junta de Asistencia Privada de Yucatán (Japey), la Administración del Patrimonio de la Beneficencia Pública del estado (Apbpy), la Casa de las Artesanías (Caey), el Instituto de Infraestructura Carretera de Yucatán (Incay), el Instituto para el Desarrollo y Certificación de la Infraestructura Física Educativa y Eléctrica de Yucatán (Idefeey), el Instituto de Capacitación para el Trabajo del Estado (Icatey), entre otras.

Síguenos en Google Noticias

Cartón de Tony: El niño que se enrosca