in

Hay más actividad en la calle

Carteles informativos en negocios: se exhorta a respetar las disposiciones sanitarias

Se relaja el uso de cubrebocas y la sana distancia

Los meridanos parecen haber relajado peligrosamente sus medidas de prevención pese a la emergencia sanitaria por el coronavirus.

En un recorrido realizado ayer domingo por algunas zonas de la ciudad se pudo ver a una mayor cantidad de personas y vehículos, en comparación con otros días. Aunque este movimiento se vio en sitios normalmente concurridos por su naturaleza, como supermercados, farmacias y puestos de comida, en no pocos casos se pudo observar que varias personas no utilizan cubrebocas y no respetan la sana distancia, dos de las principales medidas de prevención contra la propagación del virus.

Los negocios dedicados a la venta de comida, como los asaderos de pollos y carnes tuvieron buena clientela durante el día porque se observó filas de compradores y los restaurantes vendieron sus productos, pero mediante el reparto a domicilio.

Lo mismo se vio en los supermercados, donde hubo mayor movimiento comercial y donde la gente quizá percibe que es más seguro estar por las medidas sanitarias extremas que aplican, como sanitización de carritos y pasillos, aplicación de gel antibacterial, el uso obligado de cubrebocas, el ingreso de una sola persona por familia y otras medidas sanitarias para tratar de evitar el contagio de los compradores.

Sin embargo, también se vio gente caminando en la calle, en los cajeros automáticos de las sucursales bancarias y en negocios abiertos como farmacias, tlapalerías, fruterías.

Poco a poco la gente empieza a exceder de confianza de que no pasará lo mismo que en España, Italia, China y Estados Unidos, entre otros países que tienen mayor número de contagios y muertes, pero precisamente fue el relajamiento de las medidas la que ocasionó ahí el caos.

Debido a que los casos de Covid-19 van en aumento en México y Yucatán, el gobierno federal extendió del 20 de abril al 30 de mayo la estrategia de Sana Distancia y la de #QuédateEnCasa.— Joaquín Chan Caamal

Síguenos en Google Noticias

Cuarentena más difícil

Lucha contra tres asesinos