in

Huéspedes peligrosos

Esmerarse más en la limpieza del hogar en esta temporada de lluvia ayuda a prevenir la aparición de plagas

Higiene, barrera contra las plagas que trae la lluvia

Caracoles, babosas, garrapatas, chinches, cucarachas, moscos y ratones son algunas de las principales plagas que suelen asolar los hogares de los yucatecos durante el verano, donde se registran altas temperaturas y lluvias frecuentes; sin embargo, la limpieza y la higiene son la principal barrera de las familias para contrarrestar sus nocivos efectos.

Las plagas suelen causar desde daños a nuestros bienes, posesiones y espacios, hasta graves enfermedades en las personas; prevenirlas es mejor que atacarlas, pues el uso de químicos e insecticidas quizá acaben con el problema, pero acarrearían otros mucho peores.

Jardines y patios limpios, libres de basura y de potenciales estancamientos de basura son un buen principio. Acciones similares deben replicarse en el interior de las casas: barrera, trapear, desinfectar y un adecuado manejo de los desechos orgánicos minimizan la posibilidad de la proliferación de indeseables plagas.

“Lluvia y calor son factores ambientales que contribuyen a la proliferación de plagas”, advirtió la bióloga Yara Vázquez Maldonado. “Es una temporada donde la limpieza debe realizarse con mayor esmero en los hogares; debidas medidas de higiene y cuidados especiales mantienen a la familia alejados de los efectos nocivos que estas producen”.

Yara Vázquez, quien tiene a su cargo el mariposario Evenus, comenta que en los jardines de las casas es por esta temporada cuando se incrementa la presencia de caracoles y babosas.

“Estos moluscos se reproducen con la llegada de las lluvias y es cuando se dejan ver con mayor frecuencia. Caracoles y babosas son en realidad plagas para las plantas de todo tipo, las más frágiles son susceptibles. Quizá para muchos esto pasa inadvertido, pero para quienes cuidan sus espacios verdes naturales esto puede resultar preocupante”.

Depredadores naturales

Los depredadores naturales de los caracoles y babosas son las serpientes, sapos, aves, tortugas o escarabajos. Tenlo en cuenta a la hora de buscar formas de evitar o combatir las plagas. También se pueden poner trampas como hojas de lechuga para atraer y atrapar el mayor número de caracoles o babosas.

Los moscos son sin duda la principal plaga de la temporada, su proliferación es exponencial y si a eso le agregamos que son vectores de transmisión de peligrosas enfermedades el problema va más allá de su molesta, incomoda presencia; los moscos pueden transmitir enfermedades como dengue, zika, chikungunya y hasta encefalitis.

“Los moscos son una plaga, con la llegada de las lluvias comienzan a multiplicarse, de ahí la importancia de anticiparse y tomar las debidas precauciones en los hogares”, advirtió la entrevistada. “Entre las cosas que se pueden hacer para minimizar su presencia está la limpieza de patios y jardines, eliminar la acumulación de hierba, desechar todo aquello que pudiera almacenar el agua de las lluvias y convertirse en un potencial criadero: latas, cubetas, cacharros, llantas, basura acumulada. También es bueno dotar puertas y ventanas con telas de mosquitero. Si utilizan repelentes, preferir aquellos de base natural antes que los químicos; tratar de evitar al máximo el uso de insecticida; algunos dispositivos como las espirales pueden ser eficientes, pero su uso prolongado puede resultar molesto.

Actualmente las autoridades municipales llevan al cabo campañas de descacharrización, abatización y fumigación, como acciones básicas en la lucha contra los moscos.

La entrevistada también se refirió a las garrapatas, otra plaga de temporada que suelen ser un problema directo a las mascotas, pero igual un peligro para las personas con las que conviven, así que se recomienda estar muy al pendiente de la limpieza de las mismas, con baños más frecuentes y a conciencia, el uso de jabones adecuados y repelentes.

Cucarachas

Aunque todo el año están presentes, en época de calor las cucarachas pululan por todos los rincones de los hogares. Potenciales focos de contaminación y enfermedades, las cucarachas se multiplican rápidamente en condiciones insalubres y aunque por años han sido combatidas por los humanos, estas son prácticamente indestructibles. Por encima del uso de insecticida, se recomienda extremar la limpieza en el hogar, especialmente en la cocina y utilizar trampas de sebo donde las cucarachas se introducen a un dispositivo, tiene contacto con una sustancia tóxica al interior del mismo y al cabo de unos minutos mueren.

Si bien no son insectos, los roedores como ratas y ratones también se pueden volver una plaga en esta temporada; estos mamíferos huyen de la humedad y buscan lugares secos y tibios para anidar y multiplicarse, por eso suelen escabullirse al interior de las casas y suelen permanecer en la cocina para alimentarse de todo cuanto quede a su alcance. Existen diversos medios de control, pero cada cual tiene sus riesgos de uso, de modo que en todo caso deben manejarse con sumo cuidado. Se insiste en la limpieza como la primera opción.— Emanuel Rincón Becerra

Otra plaga poco conocida en la ciudad, pero ampliamente temida en el campo es el de las chinches “besuconas” o pic, un insecto que transmite el Mal de Chagas, una enfermedad silenciosa, progresiva y mortal. Esta chinche tiene la particularidad de que suele picar a las personas mientras duermen, y su blanco predilecto es la región de la boca, de ahí que le llamaran “besucona”. Se insiste, en un hogar limpio el insecto no entra.

Roedores

Ratas y ratones también se pueden volver una plaga en esta temporada de lluvias.

Primera opción

Hay diversos medios de control, pero cada cual tiene sus riesgos, de modo que en todo caso deben manejarse con sumo cuidado. Limpieza se señala como la primera opción.

Chinches “besuconas” o pic

Otra plaga poco conocida en la ciudad, pero ampliamente temida en el campo es el de las chinches “besuconas” o pic, un insecto que transmite el Mal de Chagas, una enfermedad silenciosa, progresiva y mortal. Esta chinche tiene la particularidad de que suele picar a las personas mientras duermen, y su blanco predilecto es la región de la boca, de ahí que le llamaran “besucona”. Se insiste, en un hogar limpio el insecto no entra.

Felices, pero con cautela