in

Iglesias coloniales, sin un protocolo contra incendios

Un momento de la misa de Domingo de Ramos en la Catedral

“Tal vez algún párroco precavido sí tenga”

Sí hay que tener las medidas de seguridad para tratar hasta donde sea posible evitar esas tragedias, señaló el Arzobispo de Yucatán, monseñor Gustavo Rodríguez Vega, al referirse al cuidado de los templos ante el incendio ocurrido en la Catedral de Notre Dame de París.

Sobre existencia de protocolos de seguridad en las iglesias yucatecas, el prelado indicó que en general no cuentan con estos, aunque tal vez algún párroco precavido sí tenga.

Expuso que el incendio ocurrido en la Catedral de Notre Dame “mueve la conciencia de todos, de que hay que estar preparados porque los más grandes edificios pueden caer”.

“Jesús profetizó sobre el templo de Jerusalén ‘de todo esto que ven no quedará piedra sobre piedra’, así es que no tenemos que estar seguros hay que cuidar nuestros templos de tragedias como esa”, apuntó el prelado.

Monseñor Gustavo Rodríguez indicó que al padre Justo Ceballos Uc, rector de la Catedral de Mérida, esta situación le hace pensar qué hacer y cómo invitar a gente especializada para dar un curso del tema.

El prelado reiteró que sí han pensado en un curso sobre el tema.

Al ser cuestionado sobre la existencia de seguros en las iglesias yucatecas como Catedral, Santa Lucía y el Santuario Guadalupano del barrio de San Cristóbal, el arzobispo dijo que la mayoría de estas son patrimonio nacional “así que ya no depende tanto de nosotros, pero la reacción inmediata ante alguna tragedias, sí depende de nosotros”.

La Catedral es la primera en tierra firme del continente, en tanto que la iglesia de Santa Lucía comenzó a construirse a finales del siglo XVI y San Cristóbal data del siglo XVIII.

Monseñor Rodríguez hizo un llamado a la comunidad, para ser precavidos, con las propias casas y si alguien ve una señal de inseguridad en el templo que la reporte a su párroco.

Además expuso que la iglesia católica de Yucatán se solidarizó ante la tragedia ocurrida a la Catedral de Notre Dame.

El padre Jorge Martínez Ruz, vocero de la Arquidiócesis, ya expresó nuestro pesar a la Arquidiócesis de París y esperemos que un día no muy lejano ya pueda verse reconstruida y que nosotros cuidemos nuestros templos, indicó el arzobispo Gustavo Rodríguez.—Claudia Sierra M.

Para apoyo

La Catedral de Mérida es la primera en tierra firme del continente americano.

El sitio web de la Catedral recuerda que “la segunda erección del obispado de Yucatán tuvo lugar el 16 de diciembre 1561 cuando Pío IV expidió la bula mediante la cual la iglesia parroquial mayor de Mérida fue constituida como catedral y sede del obispo de Yucatán y Cozumel, asignándole como patrón titular a San Ildefonso de Toledo. El primer obispo residente de la diócesis fue fray Francisco Toral y durante su gobierno (1562-1572) iniciaron los trabajos de construcción de la Catedral de Mérida, con avances poco significativos. Posteriormente, durante la gestión de fray Gregorio de Montalvo (1580-1587) las obras de la fábrica catedralicia se agilizaron de manera significativa. Finalmente, correspondió a fray Juan de Izquierdo (1587-1692), dar por concluida la construcción del templo el 4 de noviembre de 1598”.

Saqueo:

En 1915 el general Salvador Alvarado saqueó la Catedral que perdió gran parte de su acervo de arte sacro y el órgano Walcker fabricado en Alemania en 1902. También perdió el enorme retablo mayor que se encontraba en lugar del Cristo de la Unidad.

Santa Lucía es una rectoría y comenzó a construirse a finales del siglo XVI y se considera una de las primeras iglesias que se edificaron en la ciudad. En el atrio había un cementerio.

Santuario de Nuestra Señora de Guadalupe del barrio de San Cristóbal, de estilo barroco, es del siglo XVIII, y es uno de los templos más visitados, en la entidad, entorno a los días de fiesta de la Virgen de Guadalupe.

La reapertura de Pasaje Picheta, entrampada por trámites administrativos

Expertos: El suelo de la Península tiene oquedades