in ,

Sonidos de Yucatán

El músico Felipe de Jesús Díaz Medina

Imparte un taller para promover su amor por la trova

Felipe de Jesús Díaz Medina, músico con cerca de 40 años de trayectoria artística, quiso compartir su amor por el arte y al prójimo mediante el Taller de Trova Luis Espinosa Alcalá del Museo de la Canción Yucateca.

El meridano, de 56 años de edad, fundó el taller a iniciativa de Elena Fernández Moral, directiva del museo, actividad en la que han pasado 200 personas aproximadamente y varias de ellas se han vuelto exponentes de la trova con sus tríos y como cantantes.

La obra está dando frutos y eso es una de las mayores alegrías del fundador de este proyecto, comparte.

Mi mayor satisfacción es servir al ser humano. Algo que Dios me regaló es la música y es lo que puedo compartir, regalar a la gente, añade el músico.

Felipe Díaz es integrante de la Orquesta Típica de Yukalpetén desde hace 20 años, todos los sábados se encarga de la formación de los alumnos del taller que está abierto para todas las edades. Es el único maestro de trova en esta actividad.

También toca guitarra y es segunda voz de la orquesta, inició su trayectoria a los 17 años de edad.

El músico recuerda que antes de la fundación del taller asistía al Museo de la Canción para dar pláticas y hacer algunas actividades por su cuenta. Elena Fernández lo contactó, surgió la idea del proyecto y se realizó el taller hace 10 años.

Este taller agarró más fuerza cuando crearon el grupo Nuevo Sol, que trabaja en forma independiente y se formó con gente que fue al taller desde que eran menores de edad, explica el director.

Incluyente

La escuela es incluyente, no hay edad límite para inscripciones y también da atención a personas con capacidades diferentes. Funciona los sábados de 9 a. m. a 2 p. m., y abre todo el año. Entre semana hay actividades especiales, incluso los servicios son para gente que está en el medio y solicita alguna asesoría en relación con la música y la letra.

La última semana de agosto es solo de vacaciones.

Esta escuela atiende a niños, jóvenes y adultos, en niveles principiantes, medios y avanzados. Se enseña a tocar guitarra y también canto a quienes opten por esta actividad únicamente. Atiende a personas que no tengan conocimiento y hasta quienes ya saben y requieren asesoría.

Hoy día cuentan con 30 alumnos y parte de las actividades es la organización de festivales de fin de curso, del Día de la Madre, de diciembre, entre otros.

El Museo de la Canción Yucateca forma parte integral de la formación porque cuando aprenden un tema van donde está el óleo o el busto del autor para conocer más sobre éste, explica el fundador.

Felipe Díaz indica que con el taller de trova se abrió un espacio a los estudiantes de esparcimiento sano, por este motivo es el sábado, día que no van a la escuela.

Vienen a pasar unas horas en el museo donde aprenden nuestras raíces, la historia de nuestra música y la importancia de ésta como parte de nuestra sociedad y de nuestra cultura, explica.

Hay como cinco tríos que ha salido de acá, comparte del taller.

Felipe Díaz detalla que en el taller enseñan música tradicional con su “tinte” académico, ya que se usan cifrado inglés y principios de solfeo.

Por ultimo recordó que las inscripciones están abiertas todo el año.

La cuota mensual de recuperación de 250 pesos es para gastos de mantenimiento, energía, entre otros servicios del taller.— Claudia Sierra Medina

Trova Ámbito musical de Yucatán

Felipe de Jesús Díaz Medina cuenta con unos 40 años de trayectoria en el área musical.

Taller de trova

Una de las motivaciones es ofrecer un espacio sano a la juventud que está tan necesitada de arte, dice. Vemos tanta criminalidad, tanto vandalismo y todo que la sociedad necesita ser regada de nuevo, para que florezca nuevamente. Otra es la promoción y difusión de nuestro acervo cultural.

Valor musical

El músico comenta que se ha visto que la trova ha caído en desuso de las nuevas generaciones y parte de la promoción de ésta se da en el taller, en la que los jóvenes se enamoran de ella.

Egresados

Nuestra música yucateca está presente en hoteles, festivales, no se queda en cuatro paredes del museo. Tal es el caso que hay jóvenes que ya están trabajando en tríos, subraya.

Publican historias pérdidas de amor homosexual de Marcel Proust

Cartón de Tony: #conlashectáreasno