in

Incendio en el centro de Mérida pone a prueba el plan de movilidad

Movilización de los bomberos por el incendio de ayer en una bodega en la calle 58 entre 65 y 67 del Centro. No se reportaron lesionados

Amplia operación para combatir la fuerte humareda

El incendio de ayer por la tarde reveló una realidad que cuestiona la viabilidad de la estrategia de movilidad en el centro de Mérida: para que los bomberos realizaran su labor, requirieron apoyo de elementos de la Policía Municipal que se dedicaron a mover los pesados maceteros instalados en las vías, para permitir el acceso de los carrobombas.

Por fortuna el incendio no cobró vidas, aunque las pérdidas se calculan en varios miles de pesos y un agente resultó intoxicado.

Lee: Un policía intoxicado por el humo de céntrico incendio

Ayer alrededor de las 15:20 horas se recibió el reporte de conato de incendio en la bodega de una mercería, en el segundo piso de un edificio de la calle 58 entre 65 y 67.

En el lugar trascendió que el siniestro comenzó a eso de las 15:30 horas.

Única salida

Según narraron algunos testigos, los empleados salieron de la bodega para eludir el incendio. Al llegar a la calle cerraron la puerta —el lugar solo cuenta con una salida— y pidieron ayuda a un policía de tránsito que en ese momento dirigía la vialidad de la 58 con 65. Él solicitó apoyo a la central.

Policías municipales se desplegaron en la zona para apoyar en el desalojo de los empleados de la bodega y comercios aledaños.

La corporación municipal también desplegó una operación vial que abarcó hasta dos cuadras a la redonda, con objeto de salvaguardar la integridad de los transeúntes y las maniobras de los cuerpos de seguridad.

El fuego se extendió rápido por la bodega llena de hilos, figuras, estambres y objetos de plástico, que al quemarse provocaron una fuerte humareda, la cual se veía a varias cuadras de ahí.

A los pocos minutos llegaron varias pipas y carrobombas de bomberos, quienes con máscaras de oxígeno ingresaron a la bodega para sofocar las llamas.

Los vehículos tuvieron problemas para desplazarse en la zona debido a que los maceteros instalados para la estrategia de movilidad entorpecieron el tránsito.

Un grupo dedicado a mover las macetas

Un grupo de agentes se dedicó a mover las estructuras de piedra para permitir el avance de los uniformados. Empleados de empresas cercanas criticaron esos objetos porque consideraron que esto atrasó los trabajos para apagar el fuego.

En vídeos facilitados a este medio es posible apreciar las labores de la Policía Municipal para mover las macetas, así como del conductor de un carro-bomba para maniobrar en tal reducido espacio.

Se presentaron paramédicos municipales para brindar atención en caso de requerirse, aunque no hubo empleados ni transeúntes lesionados. Solo un oficial requirió atención por el humo que respiró, pero se le estabilizó con oxígeno y no requirió traslado a un centro hospitalario.

Por el cuerpo de Bomberos de la SSP se presentaron las unidades 862, 861, 826, 794 y 848, así como unidades 2006 y 2311 de la misma corporación estatal.

En apoyo a los bomberos, la dirección de Servicios Públicos Municipales envió tres pipas de Parques y Jardines para abastecer de agua a los efectivos que combatían el incendio.

También apoyaron en las labores elementos de la Guardia Nacional y de Protección Civil.

A las siete de la noche continuaban las labores en la zona para determinar el origen del siniestro y evaluar los daños. Las calles seguían cerradas al tránsito vehicular y peatonal.

Lee: ¿Sabes qué hacer en caso de incendio en la oficina?

Uno de cada cuatro mexicanos padecería carencia extrema de ingresos

Ojo de Tinta

Ojo de Tinta: ''El Regreso de la Regresión''