in

Incluye sismos en Yucatán el nuevo Atlas de Riesgos

Sobre estas líneas

Más prevención

Aarón Palomo Euán, director de la Unidad de Protección Civil del gobierno del Estado, advierte que hoy día hay más riesgos de desastres en Yucatán, como consecuencia del crecimiento estatal.

Por esa razón, dice que se necesita regionalizar la dependencia para que acuda más rápido, de manera preventiva y operativa, a las zonas sur, oriente, poniente, norte y a la costa.

Para la regionalización se requiere tecnología de punta en radiocomunicación, crear el centro estatal de prevención de desastres yucatecos, vincular los protocolos al 911 para que actúen con mayor certeza, porque ahora las indicaciones son más para los bomberos que para protección civil.

Además, considera que ya debe tener el rango de subsecretaría y que le den mayor valor preventivo al trabajo de esta especialidad.

El funcionario recuerda que cuando recibió la dependencia era pequeña y con acciones enfocadas a los ciclones y los incendios, principalmente.

Sin embargo, hoy día realizan tareas de concienciación en el sistema educativo, colaboran con la sociedad civil por medio de las cámaras empresariales, vigilan las guarderías, los eventos masivos y la pirotecnia.

También participan en campañas sanitarias como el combate al mosco, intervienen en derrames de materiales químicos, más sus tradicionales actividades de prevención y desalojo de la población en casos de huracanes, incendios forestales, inundación de poblaciones, trombas y granizadas. Y en breve, cuando reciban el Atlas de Riesgos de Desastres Naturales, se incluirá la difusión, cultura y protocolo en caso sismos, que aunque es un fenómeno no muy frecuente en Yucatán, no se descarta que en un futuro ocurra alguno “porque el año pasado se sintió una percepción de temblor en la entidad”, recuerda.

“En este sexenio (del gobernador Rolando Zapata Bello) se le ha dado un cuerpo y vida a protección civil, ya es una cultura entre los yucatecos convivir con la prevención, pero hay un orden, una trayectoria, una celeridad y un sistema para tratar de que las afectaciones sean mínimas y la recuperación sea rápida”, señala el doctor Palomo, durante una entrevista en el marco del Día Nacional de Protección Civil que se realizó ayer en la Plaza Grande de la ciudad.

Cultura consolidada

No tiene duda de que la cultura de la prevención y protección civil está consolidada en Yucatán, cada vez es más sólido el respeto a las normas, recomendaciones y a la información de los boletines meteorológicos.

La creación del número de emergencia 911 agiliza los reportes porque en caso de incendios reciben hasta 10 llamadas del mismo siniestro y hay una coordinación interinstitucional y un ejército de voluntarios formados por los soldados, marinos, policías, brigadistas de la Cruz Roja, Comisión del Agua y bomberos.

Pero a pesar de todos los esfuerzos y la estructura operativa y preventiva, no se ha evitado que ocurran algunos fallecimientos. Por ejemplo, las personas que murieron en una explosión de una pipa de gas butano en el fraccionamiento Polígono 108 y en incendios, “pero son descuidos humanos aislados”.— Joaquín Chan Caamal

Redimensionando

Crisis de pateadores en la NFL