in

Intenso frío en puerta: el fin de semana el registro bajaría hasta 10 grados

Es poco probable que las bajas temperaturas que azotan los estados del norte del país tengan efectos en la Península, por lo menos hoy y mañana, pero a partir del viernes y hasta el domingo próximo el mercurio descenderá de manera sensible por la llegada de un nuevo frente frío a la región, informó Juan Vázquez Montalvo, meteorólogo del Comité Interinstitucional para la Atención de los Fenómenos Meteorológicos Extremos de la Uady.

Entrevistado por el Diario Vázquez Montalvo explicó que los efectos directos de las bajas temperaturas del norte del país no tendrían ninguna repercusión en la Península, ya que la masa de aire frío ártico que azota esa región de la República solo tiene efectos fuertes que se resienten para esa zona.

“En Yucatán solo nos afectó estos días un frente frío débil, el número 35, sin mayores consecuencias y que es parte de esa masa ártica, pero esperamos para el viernes la afectación de otro frente frío que se espera sea de intensidad fuerte y ese sí provocará temperaturas sensiblemente bajas sobre todo por las noches, madrugadas y amaneceres del viernes al amanecer del domingo”, dijo.

Las temperaturas mínimas bajarían hasta 10 ó 12 grados, sobre todo en el amanecer del sábado, y en menor intensidad el viernes y domingo, agregó.

Las temperaturas más bajas se registrarán en la ex zona henequenera, en municipios como Conkal, Chicxulub Pueblo, Mocochá, Motul, Telchac Pueblo, Baca, Motul e Izamal; en la zona central del anillo de cenotes: Chocholá, Temozón Sur, Abalá, Mucuyché, Homún, Cuzamá, Huhí y Cantamayec; en el Sur: Muna, Ticul, Oxkutzcab, Santa Elena, Xul, Tekax, Tzucacab, Peto y poblados atrás de la llamada Sierrita de Ticul.

Se esperan lluvias el viernes sobre todo desde el amanecer y durante la primera hora de la mañana con evento norte fuerte en la costa, con vientos de 55 kilómetros por hora, por lo que se recomienda la población extremar precauciones.— Emanuel Rincón Becerra

Jorge Castañeda

Jorge Castañeda. Aquel “huele a gas”

"Los hombres son hipócritas"