in

Tasas mucho más altas

Ulises Carrillo Cabrera

Interés del 47.90 por ciento cobra Dinerito Audaz

El Costo Anual Total (CAT) de los créditos de nómina que empresas privadas otorgan a los derechohabientes del Isstey sería de 47.90 por ciento, una cifra mucho más alta que la tasa permitida por la ley a ese instituto, que es de 16.8 por ciento, revelan nuevos datos obtenidos sobre este caso por Central 9, la Unidad de Investigación Periodística de Grupo Megamedia.

Esta tasa de interés corresponde a los créditos de nómina con plazos de 12 a 48 meses que la empresa Dinerito Audaz, S. A. P. I. de C. V., SOFOM, E. N. R, con sede en Ciudad de México, otorga en el Isstey desde 2017.

Dinerito Audaz es una de las cuatro compañías que participan en la llamada “privatización silenciosa” de los créditos personales de ese instituto decidida en el gobierno de Rolando Zapata Bello y operada por el director de ese organismo (2013-2016), Ulises Carrillo Cabrera.

Las otras empresas, como hemos informado, son Posiciones Estratégicas en Cartera (que sustituyó a Promotora de Sistemas de Información, S. A. P. I. de C.V., ambas de Grupo Escorfín) y Grupo Kelq, S. A. P. I, de C. V., una Sofom y Entidad No Regulada, cuyo principal accionista es Grupo Dinercap.

Hasta este momento, Central 9 no ha podido averiguar cuál es el CAT de los préstamos de esas compañías —que por ley deben ser públicos— pero se estima que podrían ser similares a los de Dinerito Audaz.

Como ya publicamos, estas empresas se hicieron cargo de la entrega de los préstamos de nómina o personales a los derechohabientes del Isstey —que es una obligación de ese organismo, según el artículo seis de la Ley de Seguridad Social para los Servidores Públicos del Estado de Yucatán, de sus municipios y de los organismos públicos coordinados— luego de que la exgobernadora Ivonne Ortega Pacheco, hoy candidata a la presidencia nacional del PRI, se apoderara de $2,078 millones durante su gestión, producto de las cuotas al Isstey cobradas al propio gobierno y a sus trabajadores, pero no entregadas a ese organismo. Como consecuencia de esto, el Isstey se quedó sin recursos para atender las solicitudes de préstamos de sus afiliados, por lo que Carrillo Cabrera, alto funcionario en la administración de Ortega Pacheco, impulsó cambios en la ley para permitir la incorporación de empresas privadas en el otorgamiento de los créditos de nómina. A esto se le considera un “negocio redondo”, pues la cartera vencida de los préstamos es muy reducida y los descuentos son automáticos, vía nómina.

Hasta ahora no se saben los criterios seguidos por Carrillo Cabrera para entregar el negocio de los créditos de nómina a esas empresas, ni se conocen los convenios que estas compañías habrían firmado con el gobierno.

Dinerito Audaz, que ofrece créditos de nómina a empleados públicos de todo el país bajo el nombre comercial de “Dinerito Xtra”, llegó al Isstey en 2017, donde con Posiciones Estratégicas en Cartera y Grupo Kelq otorgaba créditos a una tasa de interés anual mensual de 1.67% y de 20% anual más IVA.

En ese año, estas tres compañías manejaron una cartera de crédito por 616 millones 558 mil, 73 pesos.

En 2018, como resultado del éxito en la colocación de esos préstamos, llamados “plus”, éstos aumentaron para llegar a una cartera de 773 millones 672 mil, 625 pesos, un aumento de 25.4 por ciento en un año.

Dinerito Audaz, como las demás compañías, cobra una tasa de interés anual de 20 por ciento, más IVA, es decir de 23.2 por ciento.

Empero, según información de la propia empresa, ésta firmó con el Isstey un convenio para otorgar créditos de nómina con un Costo Anual Total de 47.90 por ciento, IVA incluido.

El CAT es un indicador que calcula el costo total del financiamiento de un crédito, integrando no sólo la tasa de interés sino todos los demás elementos, como la cuota anual, comisiones de apertura, primas de seguros, etcétera.

De acuerdo con el artículo 42 de la ley que regula al Isstey, éste está obligado a conceder “a los servidores públicos y a sus jubilados, préstamos a corto plazo, especiales e hipotecarios, utilizando a título de inversión los fondos y las reservas de su patrimonio”.

Ese artículo agrega que el Consejo Directivo del Instituto “determinará la tasa de interés ordinario que habrá de aplicarse a cada tipo de préstamo” y precisa que esas tasas “no podrán ser inferiores a la tasa promedio ponderada de la deuda pública estatal, más seis puntos porcentuales, y deberá apegarse, en la medida de lo posible, a los estándares de mercado”.

La tasa promedio anual de la deuda pública, según el último informe del gobierno del Estado sobre el tema, es de 8.5 por ciento. Si a esto se le suman los seis puntos porcentuales, se llega a una tasa de 14.5, más el IVA de 2.3, da una tasa final de interés de 16.8 por ciento, casi dos veces menos que la tasa de Dinerito Audaz.

Otro punto de comparación, que muestra el “negocio redondo” que es la privatización de los créditos del Isstey, son los préstamos del Infonacot, cuyo CAT es de 28.1 por ciento. (Continuará).— HERNÁN CASARES CÁMARA

CAT Indicador

El CAT es un indicador que calcula el costo total del financiamiento de un crédito.

Integración

Está integrando no sólo la tasa de interés sino todos los demás elementos, como la cuota anual, comisiones de apertura, primas de seguros, etcétera.

Obligación

De acuerdo con el artículo 42 de la ley que regula al Isstey, éste está obligado a conceder “a los servidores públicos y a sus jubilados, préstamos a corto plazo, especiales e hipotecarios, utilizando a título de inversión los fondos y las reservas de su patrimonio”.

Consejo Directivo

Ese artículo agrega que el Consejo Directivo del Instituto “determinará la tasa de interés ordinario que habrá de aplicarse a cada tipo de préstamo”.

Ganadores de licitación

La atención a tiempo, vital