in

Jornada con dos muertes

El levantamiento del cuerpo de Jesús Alejandro Canul

Ambas habrían ocurrido por causas naturales

La Fiscalía General del Estado y la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) tomaron conocimiento ayer de dos muertes ocurridas en el poniente de Mérida.

Primero, al 9-1-1 llegó el reporte de una persona inconsciente hallada en el patio de una casa ubicada en la calle 114 entre 59J y 59K de la colonia Bojórquez.

De acuerdo con información recabada, el cuerpo lo descubrió un hombre de nombre Jesús, quien al salir al patio del domicilio que compartía con su abuelo vio a éste tirado y sin moverse.

El occiso fue identificado como Manuel Enrique Gamboa Novelo, de 85 años, quien vivía en un cuarto aparte en el terreno de su nieto. Al parecer, el señor Gamboa Novelo sufrió un infarto; cuando llegaron paramédicos de la SSP indicaron que ya llevaba varias horas muerto.

El lugar quedó acordonado y el cuerpo fue trasladado a la FGE para las diligencias correspondientes.

Una hora después la policía estatal tomó conocimiento del hallazgo de un fallecido en la banqueta de la calle 96 entre 67B y 67C de la colonia Mulsay.

Se trató de Jesús Alejandro Canul, de 57 años, quien a pesar de tener familia y una casa vivía en la calle por su adicción al alcohol.

Al lugar también llegaron paramédicos de la SSP, pero como en el caso anterior, sólo confirmaron la muerte.

Familiares del hombre llegaron e identificaron el cuerpo, pero por haber muerto en la calle no pudieron evitar que el Servicio Médico Forense se lo llevara para la autopsia de ley.— Gabriel Chan Uicab

Anteayer el Ministerio Público tomó conocimiento de la muerte de una bebé, quien habría fallecido por broncoaspiración.

La madre, una joven de 27 años, se percató de que su hija, quien ni siquiera tenía nombre aún, no respiraba y pidió ayuda en el número de emergencias 9-1-1; a la casa ubicada en la calle 63B del fraccionamiento Álamos de Mulchechén llegaron paramédicos de la Policía de Kanasín, quienes indicaron que la pequeña ya estaba muerta.

La mujer, se dijo, sufrió un colapso nervioso y no permitía que nadie más se acercara a la niña, a quien abrazó por largo rato.

Agentes de la Policía Estatal Investigadora llegaron al lugar de los hechos y el Servicio Médico Forense se hizo cargo del cadáver.

 

Impacto violento

Cambio de gustos