in

Joven enfermero de Chichimilá, con trabajo al fin

Luis Manuel Tuz Che con la directora del Hospital Comunitario de Peto

Con un rumbo feliz

Al enterarse por medio del Diario de que el enfermero Luis Manuel Tuz Che llevaba varias semanas sin trabajar, la doctora Raquel González Cámara, directora del Hospital Comunitario de Peto, de inmediato se puso en contacto con Kirbey Herrera Chab, director general del Instituto de Educación para Adultos del Estado de Yucatán (Ieaey), para saber cómo se podía comunicar con el joven vecino de Chichimilá.

¿Por qué con Kirbey Herrera? La razón es sencilla: Luis Manuel adquirió los conceptos básicos de la educación bajo el sistema del Ieaey y el director general de esta institución fue el canal para dar a conocer su historia de superación.

El lunes pasado informamos del cambio radical que experimentó Luis Manuel en su vida a raíz de su iniciativa de acercarse al Ieaey cuando tenía 18 años de edad. Mayahablante hasta entonces, acreditó la primaria y la secundaria y después cursó en el Conalep la carrera de Profesional Técnico Bachiller en Enfermería.

Consiguió trabajo en el Hospital San Carlos de Tizimín, dependiente de la Secretaría de Salud de Yucatán, pero en 2018 terminó su contrato laboral y quedó desempleado. Para obtener recursos comenzó a vender botanas a sus excompañeros del nosocomio y todos los días tenía que trasladarse de Chichimilá a Tizimín.

Raquel González leyó el relato con mucho interés y se comunicó con Kirbey Herrera. Éste fue el enlace con el joven profesional, quien habló por teléfono con la directora del Hospital Comunitario de Peto y acordaron entrevistarse anteayer viernes. Así, Luis Manuel abordó con esperanza, a las 8:20 horas, el autobús que lo llevaría de Valladolid a Peto.

Buen acuerdo

La doctora González Cámara le ofreció una plaza laboral al enfermero, quien aceptó. El acuerdo fue que éste proporcionará la documentación requerida y se incorporará al hospital el próximo miércoles.

Luis Manuel podrá desempeñarse también como intérprete de las familias mayahablantes que recurren al nosocomio sureño, como hacía en Tizimín. La demanda hospitalaria se extiende incluso a poblaciones quintanarroenses que están en la zona limítrofe con Yucatán.

Para no hacerle pesado el traslado diario al joven enfermero —tendría que viajar de Chichimilá a Peto, pasando antes por Valladolid— se le ofreció ayudarlo a gestionar un sitio donde pudiera hospedarse en la semana.

El licenciado Herrera Chab se congratuló por el rumbo favorable que ha tomado la historia y dijo que este caso es una muestra de las bondades del sistema de educación para adultos que impulsa el Ieaey. Reiteró que el instituto tiene como meta alfabetizar a 5,000 yucatecos más durante el semestre en curso.— ÁNGEL NOH ESTRADA

Historia

Luis Manuel Tuz Che tiene 29 años. A los 18 se acercó al Ieaey para iniciar su formación.

Difícil inicio

Creció en una ranchería de Chichimilá. En su modesta casa no había energía eléctrica.

En otros niveles

Al terminar primaria y secundaria en el sistema de educación para adultos, en medio de esfuerzos, cursó la carrera de técnico en enfermería en el Conalep. Sus calificaciones se mantuvieron siempre en buen nivel.

Nueva esperanza

Después de terminarse su contrato con el Hospital San Carlos de Tizimín quedó desempleado y tuvo que vender botanas para subsistir. Enterada de su caso por el Diario, la directora del Hospital de Peto le ha ofrecido una plaza en ese lugar.

El “dobleteo” no es tema del Iepac, indica funcionario