in ,

Jubilados del Isstey logran hablar con López Obrador para pedirle apoyo

Jubilados y pensionados del Isstey lograron hablar con el presidente Andrés Manuel López Obrador cuando se retiraba del aeropuerto de Mérida (Foto de Gabriel Chan)
Jubilados y pensionados del Isstey lograron hablar con el presidente Andrés Manuel López Obrador cuando se retiraba del aeropuerto de Mérida (Foto de Gabriel Chan)
Jubilados y pensionados del Isstey lograron hablar con el presidente Andrés Manuel López Obrador cuando se retiraba del aeropuerto de Mérida (Foto de Gabriel Chan)
Jubilados y pensionados del Isstey lograron hablar con el presidente Andrés Manuel López Obrador cuando se retiraba del aeropuerto de Mérida (Foto de Gabriel Chan)
Jubilados y pensionados del Isstey lograron hablar con el presidente Andrés Manuel López Obrador cuando se retiraba del aeropuerto de Mérida (Foto de Gabriel Chan)

MÉRIDA.— El “Movimiento hormiga”, integrado por jubilados y pensionados del Isstey, logró su objetivo de hablar con el presidente Andrés Manuel López Obrador a su llegada a Mérida para expresarle sus demandas.

Los quejosos pidieron apoyo en la lucha que emprendieron al inicio de este mes contra el gobierno estatal por la reducción de sus sueldos.

Te puede interesar: Jubilados del Isstey preparan lucha legal por la reducción de sus ingresos

Los manifestantes se plantaron en diferentes puntos del aeropuerto de Mérida para que pudieran hablar con el presidente, quien salió minutos antes de la una de la tarde.

Unos metros antes de llegar al cruce con la avenida Internacional, la maestra Leonor Canto, aunque con mucho trabajo, camino a la vía de rodamiento y agitó su bastón para que el vehículo en el que se trasladaba el mandatario se detuviera.

López Obrador recibe un sobre

Entonces pudieron acercarse a él y le entregaron un sobre, cuyo contenido no quisieron revelar a la prensa, pero al parecer contenía firmas y peticiones para que AMLO los apoye en su lucha por recuperar lo que les descontaron de sus sueldos.

“Somos pensionados del Isstey”, dijo al presidente una de las mujeres que se acercó a la camioneta.

“Ya hablé con una maestra ahí”, respondió López Obrador.

Manifestaciones de júbilo entre los quejosos

Un momento después la camioneta comenzó a moverse y los maestros, en su mayoría, comenzaron a celebrar y abrazarse mientras gritaban “¡sí se pudo, sí se pudo!”.

Después de celebrar, los pensionados y jubilados se retiraron, recordando que el lunes realizarán una nueva protesta.

Nueva cámara permite ponerle sonido a las fotos