in ,

Juego de Pelota, Inc., fundado en un paraíso fiscal

Presentación del Estadio Sostenible de Yucatán. Juego de Pelota Inc., empresa que encabeza la obra, se fundó en un paraíso fiscal de EE.UU. Una proyección de la obra

Juego de Pelota, Inc., con posibles ventajas legales

Juego de Pelota, Inc., la empresa que encabeza el proyecto para construir el Estadio Sostenible de Yucatán, se fundó el 26 de marzo de 2018 en el estado norteamericano de Delaware, conocido como el paraíso fiscal más grande de ese país.

La compañía, que preside el empresario norteño César O. Esparza Portillo, casi en esa misma fecha abrió sus oficinas comerciales en el piso 20 de un edificio en el centro financiero de Nueva York, aunque, al parecer, la empresa no tiene allí una oficina fija montada, ni personal trabajando, sino que ese lugar es un coworking y una central de oficinas virtuales, según datos obtenidos por Central 9, la Unidad de Investigación Periodística de Grupo Megamedia.

El jueves publicamos que Esparza Portillo, a través de Juego de Pelota Inc, promueve la construcción de modernos estadios en Mérida y Verona, Italia, no obstante que nunca ha hecho un estadio y tampoco tiene antecedente sólidos en ese ramo.

También adelantamos las dudas sobre el tipo de oficinas de esa compañía en Nueva York.

Juego de Pelota Inc se creó el 26 de marzo de 2018, en Delaware, con el número de registro 6815509, de acuerdo con información de la División de Corporaciones del Departamento de Estado del Gobierno de Delaware, que es la oficina encargada de anotar los movimientos legales de las empresas de esa entidad.

La compañía se abrió a través de Harvard Business Services, Inc, una agencia intermediaria autorizada por el gobierno de ese estado para proporcionar servicios de constitución de sociedades.

Este trámite, que dura menos de un día, cuesta una pequeña cantidad de dólares y es posible hacerlo desde un lugar remoto.

 

También podría interesarte: El promotor del Estadio Sostenible de Yucatán nunca ha hecho una obra de ese tipo

Registro

Para que un inversionista extranjero no residente en Estados Unidos registre una empresa en Delaware, no se requiere de su presencia física, todo se puede hacer a través del intermediario autorizado, explica Javier Martínez Gaxiola, un experto en medidas antilavado de dinero de Robinson and Baker, un despacho de asesoría financiera en Ciudad de México.

El mismo intermediario proporciona a la nueva compañía una cuenta bancaria comercial en Estados Unidos y lo ayuda a configurar su dirección en ese país.

En este sentido, según nueva información obtenida por Central 9, las oficinas de Juego de Pelota Inc estarían en el piso 20 del edificio ubicado en la calle 14, número 10005, de Manhattan, que todo parece indicar es un sitio de lujo destinado al coworking y a la renta de oficinas, la mayoría de ellas virtuales.

En el directorio de ese lugar aparecen más de 80 empresas, entre ellas Juego de Pelota, Inc. Sin embargo, ésta no tiene un local específico en ese piso.

Los recepcionistas del lugar indican que no hay personal de la compañía trabajando en el sitio, aunque sí identifican el nombre de César Esparza, lo que mostraría que el empresario asiste eventualmente al edificio.

Llama la atención la apertura de Juego de Pelota, Inc., en Delaware, ya que ese lugar es considerado como un paraíso fiscal.

Privacidad

Según Martínez Gaxiola, este estado de la Unión Americana se caracteriza por su bajo nivel impositivo y sus leyes que protegen los activos y garantizan la confidencialidad y privacidad de los socios de las compañías que allí se registran.

“Es el paraíso de las empresas offshore, es decir, las formadas por ciudadanos, de México, por ejemplo, pero en territorio estadounidense, algunas de las cuales realizan operaciones no del todo legales”.

En el caso de Delaware, la legislación de ese lugar permite la exención de impuestos para sociedades en manos de extranjeros no residentes, siempre y cuando no operen dentro del estado, explica el especialista, entrevistado por teléfono en sus oficinas de la capital del país.

Añade que muchas de las compañías dadas de alta en Delaware son holdings o empresas que controlan las actividades de otras mediante la adquisición de acciones.

“En esta parte de Estados Unidos, las filiales de los holdings empresariales están exentas de impuestos, por lo que muchas corporaciones establecen su sede central en Delaware y sus filiales operativas en otros estados o países”.

A salvo

Además, las empresas de Delaware pueden operar de forma anónima a través de los agentes autorizados, con el que crearon la compañía. Esto representa una ventaja en el caso de un juicio civil, porque el nombre de los accionistas de la empresa no se puede divulgar bajo las leyes de Delaware y por lo tanto están a salvo de ser demandados junto con la empresa.

Aunque las compañías tienen que presentar un informe anual con el nombre y dirección de uno de los miembros de la junta directiva y la identidad de todos los directores, el nombre de los accionistas nunca aparece en ese informe, dice.

“Como las empresas son anónimas, es muy difícil que las autoridades rastreen el nombre de los dueños, lo que facilita el lavado de dinero y la evasión de impuestos”.

Según el entrevistado, otra de las características de estas compañías es que no se les exige un mínimo de capital social y se pueden formar con un solo accionista, quien además puede ocupar todos los puestos directivos: presidente, secretario y tesorero.

“Otra ventaja de los negocios dados de alta en Delaware es que a partir de ese registro sus accionistas pueden formar otra sociedad en otro paraíso fiscal, con lo que hace todavía más difícil saber quiénes son los verdaderos dueños”.—HERNÁN CASARES CÁMARA

Habrá más apagones con afectación en la Península

caso Ayotzinapa marcha

''Tengo 17 en la cueva'', revelan mensajes del caso Ayotzinapa y a sus implicados