in

Juego de perdedores

En términos políticos, nadie gana en el escándalo del joven que falleció por presunta agresión policíaca, subrayan.— El papel del gobernador, del alcalde y López Obrador

En el caso del infortunado José Eduardo han asomado intereses políticos. ¿Quiénes ganan y quiénes pierden?, preguntamos a Luis Ramírez Carrillo, profesor investigador del Centro de Investigaciones Regionales “Dr. Hideyo Noguchi” de la Universidad Autónoma de Yucatán (Uady).

“En este momento yo creo que todos pierden. Digamos hasta ahora, por supuesto”, respondió el sociólogo. “Vamos a ver si son capaces (los actores políticos que han intervenido en este escándalo) de mantener vivo el tema durante tres años o dos y medio ante de llegar a los momentos electorales e intenten convertirlo en capital político”.

“En este momento el capital político es exiguo como ganancia y creo que se mide más incluso en términos de pérdida, incluyendo a aquellos que a nivel federal, desde los partidos de oposición o desde el interior del propio Partido Acción Nacional creen estar ganando con esto”.

Para entender mejor esa conclusión, el doctor Ramírez planteó, en respuesta a otra pregunta, cuál es el escenario político que más ha permeado en la opinión pública después de más de un mes del fallecimiento del joven capitalino que llegó a Yucatán procedente de Veracruz.

Lee: LA MUERTE DE JOSÉ EDUARDO

“Al referirme al escenario no quiero decir que sea la verdad ni la realidad, puesto que no tengo pruebas de ello, como creo que las tienen muy pocas personas”, precisó.

Después de referirse a la detención de Ravelo Echevarría, su encierro en la cárcel municipal y posterior liberación, así como la denuncia que presentó la víctima en la Fiscalía General del Estado y la actuación de las autoridades, el doctor Ramírez dijo que queda la impresión —“la lectura que se puede hacer como simple público, como parte de la opinión pública”— de que en el Palacio de Gobierno se aprovecha esta ocasión para matar dos pájaros de un solo tiro.

“El primer tiro es, por supuesto, exculpar a la policía estatal y el segundo es echar lodo sobre el presidente municipal, sobre la Policía Municipal”, agregó. “Eso se comprobaría, creo yo, cuando la Fiscalía General del Estado pone una denuncia contra la Policía Municipal sin tomar en cuenta la denuncia original del muerto, que estaba a la vista, disponible para ellos”.

En esa denuncia, recordó, se asienta que los agresores del joven fueron policías estatales. Incluso, se citan apellidos y se describen detalles de la camioneta oficial en que se transportaban.

El doctor Ramírez Carrillo formuló esos conceptos durante su participación en el foro “El caso José Eduardo: más allá del escándalo”, al que convocó Grupo Megamedia.

Como informamos ayer, también intervinieron Alejandro Ruz Castro, secretario del Ayuntamiento de Mérida; Rodrigo Llanes Salazar, investigador del Centro Peninsular en Humanidades y Ciencias Sociales (Cephis) de la UNAM, y Víctor Roa Muñoz, director de Centros de Integración Juvenil en Yucatán.

En nuestra edición de ayer ofrecimos una síntesis de los comentarios de Rodrigo Llanes y de Alejandro Ruz. En otro lugar de esta misma página nos referimos a los de Víctor Roa.

Además en yucatan.com.mx se puede consultar el material audiovisual íntegro del foro.

El doctor Ramírez respondió a las siguientes preguntas:

1) Considerando que este caso ha enfrentado a dos niveles de autoridad, ¿cuáles son las implicaciones políticas?

2) ¿Quiénes ganan y quiénes pierden en este escándalo? ¿O pierden todos?

3) ¿Qué interés ve en la intervención del gobierno federal en las investigaciones?

También respondió a una pregunta común para todos los invitados: ¿Cuál es el papel que debe asumir la sociedad para que no se repitan casos de esta índole?

En resumen, el investigador de la Unidad de Ciencias Sociales del “Hideyo Noguchi” indicó que el caso dio un giro a raíz de un encuentro que sostuvieron en Palacio la madre de la víctima y su asesor legal con representantes del gobierno del Estado, consideró que es errática y sospechosa la actuación de la Fiscalía General del Estado y dijo que los errores y malas decisiones de las autoridades abrieron la puerta a una intervención del gobierno federal que a todas luces tiene tintes políticos, con el propósito de aprovechar la situación para favorecer al partido en el poder.

Recalcó que en este asunto pierde todo Yucatán, pero la derrota es más visible para el gobernador Mauricio Vila Dosal —por partida doble— y, en menor medida, para el alcalde Renán Barrera Concha, a quien muchos ven como blanco de desprestigio con fin político.

No obstante, opinó que los intereses políticos podrían quedar desfasados si su propósito apunta solo a la sucesión en 2024, que está lejana aún.

“Creo que fue un movimiento demasiado adelantado tratando de aprovechar una circunstancia social y policíaca para sacar ventaja”, enfatizó.

También habló del extraño proceder del asesor legal de la madre de José Eduardo, quien al mismo tiempo proporcionó los servicios del funeral.

Las intervenciones íntegras, recordamos, están en yucatan.com.mx.— ÁNGEL NOH ESTRADA

Pueden denunciar

Fin a ''toque de queda'' en Yucatán