in

La CFE encabeza listado de quejas

Vecinos del fraccionamiento San Lorenzo

La Profeco pide paciencia para resolver casos

Además de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), hay otras empresas instaladas en Yucatán que también son demandadas por sus clientes, indicó la directora de la Oficina de Defensa del Consumidor Zona Metropolitana de Mérida, Sisely Burgos Cano.

La CFE encabeza el “top ten” de quejas ante la Profeco. Le siguen empresas de telecomunicaciones como Izzi, Telmex y Telcel, que tienen más de 150 en conjunto, la financiera Construyendo para Ti en el sureste mexicano, con 62; Walmart, 20; Elektra, 15, y la autofinanciera automotriz Monterrey con 15.

“Las financieras que ofrecen créditos sin aval, buró ni investigación crean serios problemas a sus clientes porque son difíciles de acceder a una conciliación”, indicó la funcionaria.

“Son pseudofinancieras porque siempre argumentan que los promotores son solo gestores, tramitadores y asesores ante el banco, Infonavit, agencias de autos, no se responsabilizan”, indicó. “Les hago un llamado a los ciudadanos para que no caigan en manos de esos que prometen créditos fáciles, siempre se salen por la tangente y cuando evaden su responsabilidad ya no los podemos regular”.

La funcionaria federal señaló que la Profeco también trabaja con 12 empleados de 34 porque los restantes están considerados vulnerables a la pandemia y están en confinamiento en sus hogares.

Según dijo, ante el elevado número de quejas contra la CFE se puso en contacto con el gerente regional de la empresa, él argumentó que no tienen suficiente personal para tomar la lectura de los medidores de consumo y recurren a las estimaciones de consumo.

Para solucionar este problema, la Profeco convocó a los quejosos para la aclaración de sus recibos de consumo y cambiaron al personal del módulo de la CFE que funciona en la oficina de Profeco para corregir los cobros indebidos, pero como son muchos casos no se han resuelto todas las quejas.

“Tenemos mucha carga de trabajo, le pido a los quejosos que tengan paciencia, estamos mermados de personal y hay mucha carga de trabajo”, indicó Sisely Burgos. “Somos 12 personas que estamos sacando el trabajo, en lo personal estoy realizando notificaciones y verificaciones de precios”.

“Tengan paciencia, estamos haciendo lo que humanamente podemos hacer y vamos un poco a marchas forzadas. Todas estas quejas las estamos atendiendo, las estamos conciliando en el mismo módulo de la CFE para que ni siquiera se lleve al cabo el procedimiento”.

“Afortunadamente encontramos respuesta ante la dirección regional de CFE, tenemos una mesa de diálogo donde nos reunimos una vez al mes para resolver quejas complicadas. Ahora la CFE está en una actitud de buena disposición y trabajamos en coordinación”.

La carga de trabajo aumentó porque algunas tiendas del programa federal Diconsa están incurriendo en algunas irregularidades, pues venden los productos al mismo precio del comercio abierto para obtener mayores ganancias. Por ello, dijo, hay una intensa vigilancia de los precios y que los comercios tengan el costo de los productos a la vista del público.— Joaquín Chan Caamal

Profeco Irregularidades

“Algunas tiendas Diconsa se están pasando de listas”, dijo la titular local de Profeco.

Precios altos

“Estas tienditas tienen fuerte presencia en las poblaciones rurales y marginadas, deben vender sus productos al precio que fija la Segalmex, pero están vendiendo igual a los comercios que tienen libre precio”, reveló.

Advertencia

“Tengo noticias de que a dos administradores ya les quitaron la concesión por Segalmex porque vendían caro. En el monitoreo que realiza la Profeco constatamos que no ponen los precios al público”, dijo. “Por ahora solo les hacemos un exhorto de que cumplan con la normatividad de la ley federal de protección al consumidor para no perjudicar a las poblaciones, pero en la próxima verificación se les sancionará”.

“El fraude del siglo”

Relajamiento social más intenso en Progreso