in

La gente, harta de engaños y soberbia: analistas

El “feroz ataque a la corrupción”, algo que no hubo

“La gente está harta, no cree. Se ha perdido la confianza en partidos y en políticos”, manifestó el exdirigente cenecista Carlos Rubén Calderón Cecilio.

Y fue más allá: “La gente está también harta de la prepotencia y la soberbia. Al votar dice: ‘Quiero que aceptes mi confianza y me la devuelvas sirviéndome’. Son cargos pasajeros en los que se debe actuar con ejemplar humildad. Ser humildes no significa ser dejado, no es ser arrastrado, es entender a tu prójimo… La soberbia pierde a muchos políticos”.

El exlegislador federal del PRI formuló esos conceptos en el foro “Cambio de gobierno estatal”, en el que participó junto con el investigador de la Uady Luis Ramírez Carrillo, el exgobernador Patricio Patrón Laviada y la consejera del Instituto Nacional Electoral (INE) María Elena Solís Flores.

Esta última, al responder a la pregunta sobre los temas a los que el gobierno entrante debe dar continuidad o modificar, señaló que Yucatán sigue siendo un estado opaco y se necesita un gran cambio en materia de transparencia.

“Efectivamente hay una gran opacidad en los recursos, en la forma como se distribuyen los apoyos, y allí es donde hay que trabajar”, agregó. “Esa imagen de que aparentemente todo estaba bien en Yucatán y el feroz ataque a la corrupción no se dio”.

El profesor Calderón Cecilio indicó que hay varios asuntos a los que el gobierno de Mauricio Vila debe dar continuidad. Citó como ejemplos la Zona Económica Especial de Progreso y el Parque Científico.

Revisar el Tren Maya

También dijo que vale la pena revisar el proyecto del Tren Maya, que “va porque va”, y darle seguimiento “a algo que ha insistido mucho Patricio Patrón: la inversión en los hospitales”.

“Y allí va el tema del robo y la corrupción”, enfatizó. “La gente está harta, no cree. Se ha perdido la confianza en partidos y en políticos. La pobreza y el hambre siguen siendo algo puntual que se debe revisar. “Basta nomás con voltear a las colonias en las ciudades y al campo, y ¡es terrible!”

“Valdría la pena revisar: ¿fue sano llevar el Materno-Infantil fuera de Mérida? ¿Fue sano llevar el Congreso del Estado fuera de Mérida y hacer el Palacio de la Música? Los hombres y las mujeres del campo que acudían todos los días al Palacio Legislativo a ver a sus diputados, a la secretaria para ver que los ayudaran a tramitar la salida de su enfermo del Hospital O’Horán o a conseguir un ataúd para llevar a sepultar a su familiar, ¿quién les dará cien pesos para aventurarse a ver si está su diputado?”

Te puede interesar: Opacidad y corrupción en el gobierno de Rolando Zapata

María Elena Solís dijo que en materia de seguridad se vive una burbuja en Yucatán y agregó que le preocupa mucho el hecho de que el plan de conservación de la tranquilidad resida en mantener en su cargo —“y con todo respeto lo digo”— al comandante Luis Felipe Saidén, “porque si le llega a pasar algo a él no sé qué le pasaría al Estado”.

Añadió que en ese tema se debe apostar por la continuidad, pero con un plan a futuro, no uno de seis años.

Sobre el desarrollo económico dijo que también en esta materia se vive una burbuja y con la llegada de grandes empresas y proyectos se podría pensar en avances en todo el Estado, pero no es así.

“Uno sale un poquito a las comunidades y se ve un gran contraste”, sostuvo.— ÁNGEL NOH ESTRADA

El Congreso y su labor social/ Conceptos

Carlos Rubén Calderón Cecilio dice que hay varios asuntos por revisar.

¿Fue sano?

El exdirigente de la CNC considera válido preguntarse si fue sano llevar el Congreso del Estado fuera de la zona urbana de Mérida y hacer en su lugar el Palacio de la Música.

¿Quién apoyará?

Se pregunta también quién apoyará a mujeres y hombres del campo “para aventurarse a ver si está su diputado” en la nueva sede legislativa del Anillo Periférico.

América alcanza el liderato general; goleó a Tijuana

Ante grandes retos