in

La Iglesia niega un conflicto

El padre Jorge Martínez Ruz

El vocero regional habla de la capilla y un exsacerdote

Lo único que podemos decir es que no pertenece a la Arquidiócesis de Yucatán y no tenemos conflicto, indicó el padre Jorge Martínez Ruz, vocero de la Arquidiócesis de Yucatán, sobre José Vieira Arruda, sacerdote de la iglesia episcopal San Lucas.

La Arquidiócesis respeta la religión de cada uno y cada quien es libre de practicar la religión que dicte su conciencia, indicó el presbítero Martínez.

Como informamos, la semana pasada el arzobispo de Yucatán, monseñor Gustavo Rodríguez Vega, y otros ministros católicos alertaron sobre la presencia de un exsacerdote que imponía ceniza en la Plaza Grande y que promueve una iglesia “cismática” en la entidad.

El jerarca explicó que el hombre fue destituido de su ministerio sacerdotal por “un acto grave que cometió” y que en la actualidad ofrecía sus servicios como psicólogo y presbítero de una iglesia no católica.

José Vieira fue entrevistado al respecto y señaló que le sorprende que los católicos romanos no se den cuenta de que hay otras iglesias también católicas.

Entre otras cosas dijo que “con mucho respeto para el arzobispo Gustavo Rodríguez, él tiene el derecho a informar y formar, y tiene derecho a decir lo que quiera a su gente, pero no tiene derecho a difamar a nadie porque en el último vídeo que vi me acusa de haber cometido un delito grave”.

El presbítero anglicano explicó que es un delito canónico y tiene que ver con las reglas internas de la Iglesia romana.

“Lo que hice fue invitar a una amiga presbítera a dar la comunión y a distribuir la palabra durante una celebración eucarística, eso fue todo, y quiero que lo explique porque la gente se pone a pensar mil y una cosas y eso no es justo”, dijo entre otros conceptos.

Al ser entrevistado sobre la publicación, el vocero de la Arquidiócesis de Yucatán dijo que ésta respeta la religión de cada uno.

La comunidad fue a preguntar si era un sacerdote de los nuestros y se explicó que no, indicó de los hechos ocurridos el pasado Miércoles de Ceniza.

Él ayudó un tiempo en Monjas (Nuestra Señora de la Consolación) y después hizo su iglesia, expuso.

El presbítero explicó que como José Vieira no es del presbiterio católico, no puede hablar por parte de él y respeta.

También aclaró que la Arquidiócesis no tiene ningún conflicto con él, respeta la religión de cada uno y tiene actividades que promueven el ecunomenismo.

Se refirió al caso de la capilla San Pedro y San Pablo, de la colonia Chichén Itzá, en la que un particular reclama una parte del terreno donde ha funcionado el templo, e indicó que ayer viernes se reunieron los abogados y se dio otra prórroga para el 26 de este mes.— Claudia Sierra Medina

El vocero de la Arquidiócesis los exhortó a que estén tranquilos.

Caso de la capilla

El vocero de la Arquidiócesis indicó que se escuchará la opinión de Monseñor Gustavo Rodríguez y después del día 26 se dará la determinación. Recordó a los feligreses de esta comunidad católica que ambas partes se encuentran en diálogo y hay que tener paciencia.

El Puebla derrota a los Pumas con gol de Cavallini

Cartón de Tony: Su ego de tronos