in

La Japay anuncia revisiones en protocolos de seguridad

El director general de la Japay (Foto: Adriana Carrillo)

Se respaldará a la familia de obrero fallecido, señalan

La Junta de Agua Potable y Alcantarillado de Yucatán (Japay) tiene previsiones para accidentes laborales y tiene contratado un seguro que cubre con 40 meses de salario al trabajador, informó el director general de la instancia, Sergio Chan Lugo.

Si el accidente es fatal, como el que se registró el jueves pasado, la cantidad de la póliza de seguro de vida se duplica. Este seguro está vigente y se le dará a la familia del trabajador.

El pasado jueves informamos que el trabajador Bernabé Navarrete Bautista cayó accidentalmente a un pozo de aguas negras del cárcamo del fraccionamiento La Joya Opichén y perdió la vida.

Otro obrero que intentó salvarle la vida y resultó lesionado ya está fuera de peligro, en plena recuperación en el hospital.

El funcionario informó que el sindicato de la Japay dará un apoyo adicional a los hijos de este colaborador fallecido y en las condiciones generales se establece que “en caso de fallecimiento en sus labores la plaza la ocupará un familiar inmediato mayor de edad, que en este caso puede ser la esposa o algún hijo mayor”.

Chan Lugo relató que el día del percance acudió inmediatamente para enterarse de primera mano de los hechos, ayudar administrativa y jurídicamente a la familia y al trabajador lesionado.

Aunque el personal de la Japay se movilizó con rapidez y policías de la Secretaría de Seguridad Pública llegaron inmediatamente, no pudieron salvar la vida de su compañero Bernabé, pero sí del otro trabajador que estaba desmayado y de su rescatista que lo sujetó para que no cayera al lodo.

El director dijo que la incidencia de accidentes en la Japay es muy baja porque todos tienen mucha antigüedad y experiencia en el campo de trabajo. Y cuando es nuevo empieza su trabajo con la guía de gente con mucha experiencia.

Se siguen protocolos de seguridad escritos y no escritos con el fin de garantizar la integridad física de todos los colaboradores, explicó.

Asimismo, afirmó que no es frecuente este tipo de accidentes mortales. Este caso fue extraordinario y se adquiere el seguro de cobertura doble no para que se use, sino para darle seguridad al trabajador que desempeña trabajos de riesgo y peligrosos.

Además del seguro que otorga la Japay por medio de la empresa contratada, la familia tendrá derecho a la pensión de viudez del Seguro Social y otras prestaciones del Isstey por ser empleado del gobierno del Estado.

El accidente motivó al director a aplicar un sistema de capacitación apegado a los protocolos aprobados y realiza una revisión de todos los manuales.

La Japay tiene manuales de operación y protección, otorga prendas de seguridad y equipos. En la revisión corroboraron que sí entregan estos insumos, pero no hay evidencias de los cursos de capacitación, aunque cree que sí los imparten porque hay manuales y los trabajadores son conocedores de los protocolos.

Según Chan Lugo reorganizará el plan formativo, se incluirán los primeros auxilios para que la capacitación en materia de seguridad sea más continua y actualizada.— Joaquín Chan Caamal

La Japay tiene al día de hoy 933 trabajadores, hubo un recorte de 110 personas de trabajadores eventuales y de confianza.

 

Lesionado en Sitilpech

Sólidas promesas de postcampaña