in

La marihuana no es una droga blanda: especialista

Participantes en el foro “Yucatán ante la despenalización de la marihuana”: Víctor Roa Muñoz

La marihuana es un riesgo sobre todo para los adolescentes y jóvenes, porque su cerebro se termina de formar alrededor de los 25 años de edad, dice una especialista

Se les ha vendido a los jóvenes la idea de que la marihuana es una droga blanda, una sustancia que no produce daño porque viene de una planta, de la madre tierra, pero eso no es así porque hay estudios científicos que refutan esa creencia, según dicen especialistas en nuevo Foro Megamedia.

Hay que advertirles a los jóvenes que la marihuana es dañina para el desarrollo de su cerebro, añaden. Este es un riesgo sobre todo para los adolescentes y jóvenes, porque el cerebro se termina de formar alrededor de los 25 años de edad.

Con motivo de la aprobación en noviembre pasado en la Cámara de Senadores de la “Ley general para la regulación del cannabis”, Grupo Megamedia realizó el foro “Yucatán ante la despenalización de la marihuana”.

Participaron en el ejercicio vía Zoom la doctora Gabriela Bastarrachea Sosa, integrante de la Academia de Pediatría y de la Asociación Mexicana de Salud para la Adolescencia, y el licenciado en Trabajo Social Víctor Román Roa Muñoz, director del Centro de Integración Juvenil de Mérida. La conducción estuvo a cargo de nuestra editora web Regina Montañez Raz.

La doctora Bastarrachea subrayó que los que están a favor de la regulación de la marihuana dicen que no produce adicción, pero eso no es así: hay estudios e investigaciones que lo han refutado.

Se ha comprobado, añadió, que primero es un consumo de la hierba, luego viene la tolerancia, después la dependencia y al final llega la adicción.

Además, indicó, en la adolescencia hay un factor adicional de riesgo, porque los hallazgos científicos indican que toda la parte del cerebro responsable del raciocinio se termina de formar a los 25 años.

En la adolescencia el cerebro presenta importantes cambios en los procesos cognitivos más complejos, indicó la doctora.

Los adolescentes, expuso, suelen tomar sus decisiones a partir de emociones y no de juicio y raciocinio. El problema principal en esta etapa es que el desarrollo del cerebro está en su etapa más vulnerable.

A mi consultorio llegan chicos con sus gorras con el logo de la hoja de marihuana, con chamarras o pulsitos que hacen alusión a esa hierba, pensando quizá que es algo inofensivo, pero no lo es, dijo la especialista. Hay poca percepción de riesgo.

Hay que advertirles a los jóvenes que la marihuana es dañina para el desarrollo de su cerebro, insistió.

También consideró que la regulación, aunque es una palabra muy bonita, no va a ser nada fácil, sobre todo por lo que ocurre con el alcohol y el tabaco, dos sustancias que también están reguladas, pero que causan problemas de salud.

El licenciado Roa Muñoz hizo, entre otros, el siguiente apunte:

Hay que distinguir tras la aprobación tres situaciones:

1) Los fines terapéuticos del uso de la marihuana. Ayuda al tratamiento de ciertos padecimientos. Hay algunos efectos positivos en la utilización, aunque hace falta mucha investigación sobre los tratamientos médicos.

2) Uso lúdico o recreativo del cannabis. Esta propuesta de ley (falta todavía la aprobación en la Cámara de Diputados) está modificando el uso recreativo por el uso adulto responsable, considerando los riesgos que hay en el consumo de ésta y otras sustancias, principalmente en la adolescencia. Sabemos que la edad de inicio del consumo de drogas es en promedio 12 años, en algunos casos en edades más tempranas.

El alcohol y el tabaco son dos drogas reguladas, pero hay problemas de adicción alrededor de ellas.

3) El uso industrial del cannabis. Sirve para muchos productos y pudiera ser una fuente de empleos o ingresos para ciertos sectores. Pero no hay que olvidar que todas las drogas tienen una afectación y consecuencias en la salud física, emocional y social de las personas.

Estamos ante un nuevo paradigma, en el que pudiera haber algunas situaciones o efectos positivos y otros negativos. La base de las decisiones debe ser el derecho a la salud de todas las personas.

Los beneficios de la regulación de la marihuana serían menores en comparación con los efectos negativos.— Víctor Manuel Dzul Zum

Norma Proceso

El 19 de noviembre pasado el Senado aprobó la Ley Federal para la Regulación del Cannabis.

Cámara

Esa norma legaliza el cultivo, la producción, el consumo, la distribución, la industrialización y la venta de la marihuana bajo control federal. Falta que la Cámara de Diputados dé su aval a la nueva ley.

Prórroga

El jueves 10 pasado, la Suprema Corte dio una nueva prórroga hasta el 30 de abril de 2021 para que se llegue al acuerdo en ambas cámaras legislativas sobre esta legalización.

A mi consultorio llegan chicos con gorras con el logo de la hoja de la mariguana, pensando quizá que es algo inofensivo, pero no. Hay poca percepción de riesgo

Dañina para el cerebro

A apoyar el “Pollotón”