in

La ONU estará vigilante en el plan del Tren Maya

Eduardo López Moreno

Participación en proyecto

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) participa en el proyecto del Tren Maya para asegurarse de que en las operaciones a realizar en cada estación, o sitio del trayecto, “los beneficios económicos que generen en los usos de suelo, que se llaman plusvalía, los capture el Estado y los redistribuya como bienes públicos. Ese es el trabajo que vamos a hacer nosotros”, afirmó ayer el representante en México de ONUHábitat, Eduardo López Moreno.

“Este proyecto será un detonante para el desarrollo de esta parte del país, si no la ONU no participaría. La ONU está inscrita en este proyecto porque lo vemos no solamente como un detonador de crecimiento y de productividad, sino como de desarrollo y de integración nacional”, puntualizó.

Entrevistado en el Centro Internacional de Congresos de Mérida, donde junto con Rogelio Jiménez Pons, titular de Fonatur, ofreció una conferencia sobre el Tren Maya en el marco de la reunión nacional de agencias aduanales, el diplomático comentó que proyectos como el del tren generan alta plusvalía en el suelo y esa siempre la capturaba el sector privado o el sector que desarrollaba.

—Pero hoy –continuó el entrevistado—, con la ONU vamos a asegurarnos de que en una operación en alguna estación los beneficios económicos que genere en los usos de suelo los capture el Estado y los redistribuya como bienes públicos. Hay que asegurar que así suceda. Hay unas preguntas que escuchaba, que si van a haber bancos participando, sector privado, obviamente tienen que tener ganancias, si no no participarían —dijo.

—Lo más importante es que los habitantes, como se dice los ciudadanos de a pie y las comunidades también vean las ventajas de este proyecto. Tenemos estrategias y mecanismos para asegurarlo —afirmó.

López Moreno recordó que esta zona del país es históricamente la más rezagada. “Queremos que México sea un país unido en donde los derechos que tienen los niños en otras partes del mundo los tengan también aquí. ¿Ustedes saben que la mortalidad infantil es mayor en esta región que en el centro del país o en el norte? Esa no es una lógica de un país desarrollado, todos tienen que tener las mismas ventajas y beneficiarse de ellas”, aseveró.

—Hay riesgos y posibles afectaciones por este proyecto, como el respeto de las zonas arqueológicas; la integración y el desarrollo comunitarios y la preservación del medio ambiente. Las estrategias que vamos a poner a trabajar con Fonatur y sus asociados es garantizar que estos elementos se mantengan bien, al mismo tiempo que hay desarrollo —dijo.— David Domínguez Massa

Cartón de Tony: Adiós al neoliberalismo

Impone a Facebook una multa millonaria