in

La pandemia termina con un "oasis turístico" de Mérida: Restaurante Pancho´s

En el centro de Mérida se encuentra otra "víctima" de la pandemia: el Restaurante Pancho´s (Foto de Carlos de la Cruz)
En el centro de Mérida se encuentra otra "víctima" de la pandemia: el Restaurante Pancho´s (Foto de Carlos de la Cruz)
En el centro de Mérida se encuentra otra "víctima" de la pandemia: el Restaurante Pancho´s (Foto de Carlos de la Cruz)
En el centro de Mérida se encuentra otra "víctima" de la pandemia: el Restaurante Pancho´s (Foto de Carlos de la Cruz)

Durante más de cuatro décadas el Restaurante Pancho´s fue el "oasis turístico" del centro de Mérida y en estos meses de grave crisis económica y turística generada por la pandemia del coronavirus Covid-19 cerró en forma definitiva.

Este negocio ícono del centro de la ciudad abrió sus puertas al turismo nacional, internacional y gente local en 1972, es decir hace 48 años por
iniciativa de los esposos Wayne Trotter y Auris Escalante recién llegados de Canadá, donde vivían.

Con el paso de los años lo convirtieron en una marca muy conocida en el mundo turístico.

Te puede interesar: El arte de un buen guisado: la herencia de las abuelas

Originalmente el restaurante se llamó Pancho Villa Follies y luego acortó su nombre a Pancho´s, marca restaurantera que era predilecta del turismo nacional e internacional y centro de diversión de los meridanos.

No sólo fue un negocio turístico, gastronómico y cultural, sino que fue una escuela de formación empresarial en el área restaurantera y punta de lanza de nuevos negocios que aún perduran en diferentes rumbos de la ciudad, afirma el hijo de los fundadores: Paul Trotter, hoy director operativo de Grupo Trotter.

¿Por qué cierra Pancho´s?, se le pregunta.

Mira, definitivamente la pandemia fue el último clavo que nos terminó de rematar, responde.

"No podíamos sostener un restaurante turístico en esta parte del centro (calle 59 entre 62 y 60)".

Ya traíamos una baja de clientes por los problemas de movilidad, el ambulantaje, la pérdida del espíritu turístico de esta zona comercial, la baja de turismo, la falta de promoción turística de la ciudad.

"Ya no llegaba el turismo europeo y americano como antes, el restaurante ya tenía afectaciones en su comercialización y era imposible sostenerlo abierto porque no sabemos cuándo regresará el turismo a Mérida".

Descuidada la zona turística del Centro

Dice que la parte turística del centro de Mérida está un poco descuidada, caso contrario sucede en la zona del parque de Santa Lucía que estaba agarrando auge antes de la pandemia.

"Sí llega turismo al centro, pero no es suficiente para todos los negocios que han abierto últimamente, como pequeños hoteles, restaurantes, áreas de esparcimiento, que no se llenan por falta de clientes y así es difícil sostenerlos".

La historia de Pancho´s se forja de una tradición de la familia Trotter.

El padre de doña Auris Escalante era empresario turístico. Tenía las primeras agencias de viajes en la ciudad, promovía los atractivos de Yucatán, traía turistas de Europa y Estados Unidos que venían para conocer las zonas arqueológicas, la cultura maya, conocer la ciudad que era el corazón del turismo cultural de aquellas décadas pasadas.

Restaurantero en Canadá

El padre de Paul Trotter era restaurantero en su país Canadá y cuando llegaron a Mérida para vivir enseguida notó que le hacía falta un buen restaurante mexicano en el centro.

Junto con su esposa fundaron Pancho Villa Follies que deslumbró a sus clientes por la decoración con pasajes de la Revolución y del famoso jefe guerrillero.

Paul Trotter recuerda que el restaurante primero fue exclusivo para el turismo y luego la gente local empezó a frecuentarlo por el bonito ambiente del lugar con música viva y la gastronomía mexicana.

En este "oasis turístico" empezó la mezcla de turistas internacionales con la gente local y diario se armaba un ambiente muy bonito porque convivían gente de todo el mundo con los meridanos.

Cada año, su padre organizaba un encuentro de competidores de velerismo y allí celebraban la premiación.

Fue un éxito durante años

Durante años, Pancho´s tuvo un éxito rotundo porque no existían muchos comercios ni restaurantes de esa categoría.

Paul afirma que seguramente muchísimos matrimonios iniciaron con el ambiente que había en el restaurante, allí se conocieron parejas, se hicieron novios y contrajeron matrimonio.

También fue lugar preferido de políticos, embajadores y el personaje que no olvida que estuvo en el lugar fue uno de los secretarios de estado que acompañó al presidente Bill Clinton en su visita a Mérida en febrero de 1999.

"Fue un lugar muy alegre. Se aprovechó que es una casa antigua con un jardín central y con un mirador donde se podía apreciar las cúpulas de las iglesias cercanas, de los edificios y las casonas de varias cuadras del centro", recuerda.

Capacidad para 200 comensales

"A todo mundo le gustaba, se sorprendían mucho los turistas desde que entraban por la decoración relacionada a la historia revolucionaria de México".

Pancho´s tenía capacidad para 200 comensales, su ubicación era privilegiada porque estaba a una cuadra de la Plaza Grande y el turismo extranjero que llegaba a la ciudad prefería ese restaurante por su fama turística.

"Fue como tener un oasis en medio de la ciudad, ese jardín en medio del restaurante era muy atractivo, la hospitalidad del personal y la gastronomía mexicana le dieron fama", considera.

Impresionaba a extranjeros

"Si un turista viene de un país frío como Alemania, Estados Unidos, Canadá, si estas acostumbrado a caminar en ciudades con frío extremo y vienes a Mérida entras a un restaurante con un jardín al aire libre en el centro y causa un shock emocional, sientes que entras a un oasis al aire libre".

"Fui testigo por años que los extranjeros se impresionaban cuando entraban al restaurante y veían que no tenía techo la parte central, y aunado al bonito ambiente, lo convertía en un lugar especial y hablaban bien de esta experiencia".

"Cuando subían al mirador y apreciaban la copa de edificios y las iglesias, esto no es algo común en ninguna ciudad del mundo".

La casona, devuelta a su dueña

Paul Trotter informó que ya devolvieron la casona a la propietaria, quien es yucateca, y Pancho´s ya cerró en forma definitiva.

"Siento mucha tristeza este cierre, sobre todo porque allí empecé y aprendí de los negocios de restaurantes", dijo.

"Los ciclos terminan para unos y llegó el fin de Pancho´s. Ese negocio nos dio los recursos para abrir otros restaurantes que tenemos en otras zonas de la ciudad, pero sin duda quedará como un ícono turístico de Mérida".

"Me dejó experiencia y tengo que aplicarla, ahora estamos viendo que un negocio bien arraigado, con fama y de tantos años puede perderse. Esto nos enseña a poner atención en los otros negocios porque Mérida es una plaza muy competida".

Pérdida de turismo

Explica que los negocios turísticos requieren de clientela, pero si no hay suficiente turismo y la economía es mala hay riesgos. "Como dicen coloquialmente, el payaso no vive de aplausos".

A raíz del cierre de Pancho´s muchos empresarios restauranteros, hoteleros y turisteros coincidieron en que Mérida ha perdido mucho turismo.

Sin embargo, afirma, tiene todos los atractivos e infraestructura para ser una meca del turismo cultural, pero hace falta mucho trabajo y promoción.

"La pandemia va a terminar algún día, pero será necesario un trabajo fuerte para recuperar el turismo que venía y traer de otras ciudades y países porque los negocios turísticos han crecido y sigue llegando el mismo porcentaje de visitantes nacionales y extranjeros y no da para todos".

Otros problemas en la zona

Pero además de la falta de promoción turística, el ambulantaje de comerciantes de artesanías chiapanecas molesta a los turistas y es común que escuchen en los corredores del parque de Santa Lucía que Mérida es hermoso, dan ganas de venir, "pero con los ambulantes acosadores le pasará lo mismo que a India, ya no volverán".

Los camiones urbanos que queman diésel y dejan estelas de humo negro es otro factor negativo que reprochan visitantes extranjeros y nacionales, por lo que sugiere que haya un cambio de unidades en mejores condiciones.

"Estamos rodeados de atractivos preciosos y la capital del estado tiene buenos hoteles, excelente servicio de tour operadores, buena gastronomía".

"Lo que falta es traer más turistas, que Mérida sea el centro de los viajeros para que vayan a las zonas arqueológicos, a los cenotes, a las grutas, tenemos tantas maravillas que falta promocionarlas", concluye.

Maestro lleva televisores a sus alumnos para que no pierdan las clases

Depresión en el Atlántico podría convertirse hoy en la tormenta ''Josephine''