in

La ruta de las denuncias

No hay plazo fatal para investigar y emitir los fallos

Las denuncias que presentará el próximo lunes el gobierno del Estado por faltantes y otras irregularidades que atribuye a la administración anterior derivarán en procesos que no tienen un plazo fatal, pues su duración dependerá de varios factores, según consideraciones jurídicas.

Quienes resulten involucrados podrán presentar todos los medios de prueba a su favor que consideren pertinentes y también tendrán acceso a la mediación.

Como informamos, el primer paquete de 26 denuncias que arroja el proceso de entrega-recepción de la administración estatal se presentará por dos vías: al menos seis irán a la Vicefiscalía Especializada en Combate a la Corrupción, que está a cargo del exombudsman José Enrique Goff Ailloud, y las demás serán interpuestas ante la Auditoría Superior del Estado de Yucatán (ASEY), que encabeza el exdirigente empresarial Mario Can Marín.

A solicitud de este periódico, el presidente del Colegio de Abogados de Yucatán, Fernando Sauri Campos, y otros expertos en el tema explican en términos generales cuál es la ruta a seguir después de que se interpongan las denuncias:

—Primero el ámbito de la Vicefiscalía Especializada en Combate a la Corrupción. Este órgano desahogará todas las diligencias que considere necesarias para integrar las carpetas de investigación. En caso de encontrar elementos suficientes, podrá pedir al juez de control en turno —figura que nació como fruto del nuevo sistema penal acusatorio y depende del Poder Judicial— la imputación de quienes considere responsables.

—En audiencia, el juez de control podrá acceder a la petición si lo considera procedente. A partir de ese momento la Vicefiscalía dispondrá de un plazo para recabar los medios de prueba que sustenten su acusación y después podrá pedir al mismo juez de control la vinculación a proceso.

—Si hay vinculación a proceso, lo cual también se decide en audiencia, el juez de control oirá —es procedimiento oral y por eso no se utiliza el término “recibirá” en el lenguaje jurídico— los “datos de prueba” que presenten las dos partes: Ministerio Público y defensa.

—Desahogados todos los pasos del proceso, el juez de control tendrá que definir si el caso pasa a la fase de juicio, que entonces estaría a cargo de un juez de juicio oral. En esta etapa los “datos de prueba” se convierten ya en pruebas, siguiendo la terminología jurídica del sistema penal acusatorio.

—El juez de juicio oral, con base en los resultados del proceso obtenidos de las dos partes durante las audiencias, emitirá su fallo, que puede venir en dos vertientes: condenatorio o absolutorio.

—Si es condenatorio surge un escenario de tres opciones: sanción, pena y multa. La primera podría considerar la reparación de daño y la segunda significa cárcel. La tercera plantea un castigo económico. En cada caso los montos y los tiempos dependen del delito.

Otro procedimiento

—En el caso de la ASEY, que recibirá las denuncias relacionadas con presuntas irregularidades administrativas, se desahoga un procedimiento distinto que puede ser paralelo al penal.

—La Auditoría realiza su propia investigación y, aunque es un órgano técnico del Congreso del Estado, tiene autonomía de gestión para dictar resoluciones.

—En caso de encontrar elementos que configuren delitos de índole penal, la ASEY puede presentar una denuncia propia ante el Ministerio Público, que a su vez realizará una investigación.

—Independientemente de estos procedimientos, el Congreso del Estado tiene atribuciones para nombrar, si así lo considera, una comisión investigadora de los hechos que señala el Ejecutivo.— ÁNGEL NOH ESTRADA

 

Denuncias Pormenores

Según anunció el Ejecutivo, el próximo lunes se interpondrá un paquete de 26 denuncias.

Por dos vías

En dos niveles se recibirán las demandas: la Vicefiscalía Especializada en Combate a la Corrupción y la Auditoría Superior del Estado de Yucatán (ASEY).

El Poder Judicial

Ambas instancias harán sus propias investigaciones. La Vicefiscalía podrá solicitar después la imputación y vinculación a proceso de los probables responsables a un juez de control, dependiente del Poder Judicial.

Los jueces

En todo el Estado hay doce jueces de control, siete de ellos en Mérida. Ellos deciden, en caso de hallar elementos suficientes en las audiencias, si turnan los asuntos al tribunal de juicio oral.

Juicios y sentencias

Hay 6 juzgados de juicio oral. Sus fallos pueden ser condenatorios o absolutorios. Los jueces de ejecución de sentencias son tres.

El poeta Saúl Ibargoyen. Foto: info7.mx

Fallece el poeta uruguayo Saúl Ibargoyen a los 88 años

“En niveles críticos”