in ,

La SSY extiende plan preventivo de los suicidios

Estudiantes de la secundaria “Juan Pacheco Torres” en Tekax participan en una feria de salud mental. La SSY aplica desde 2014 diversas actividades para la atención de trastornos psicológicos y prevenir los suicidios

Un problema complejo

Considerando que Yucatán está entre las 10 entidades del país con tasas de suicidio más elevadas, la Subdirección de Salud Mental de la secretaría estatal del ramo (SSY) estableció un plan de intervención con el objetivo de reducir la alta tasa de mortalidad por esa causa.

Desde el 10 de septiembre de 2013 —en el Día Mundial de Prevención del Suicidio— esa instancia desarrolló una serie de actividades para comenzar en enero de 2014, en colaboración con la Fiscalía General del Estado, un Programa de Investigación y Prevención del Suicidio.

En días recientes, como informamos, dos especialistas opinaron sobre el alarmante aumento de suicidios en Yucatán.

Las estadísticas de incidentes estatales, indicaron, se deben a que las autoridades encargadas no le dan una cobertura amplia a los programas de prevención.

Estos casos no se limitan a las ciudad de Mérida, sino que también han ocurrido numerosos suicidios en otros municipios yucatecos.

Ante este panorama, la dependencia de Salud informó que el suicidio es un fenómeno complejo, multifactorial, social y de salud, del cual no existe una explicación única. Por eso, las estrategias de prevención que se aplican en la entidad tienen diferentes perspectivas.

El acuerdo con el subdirector de Salud Mental, Manuel Ruiz Mendoza, implica un esfuerzo compartido entre diversos sectores y actores de la sociedad.

Es obligatorio investigar el problema individual y social, evaluando los factores que influyen para tener esa conducta, se dijo.

Ruiz Mendoza señaló que la epidemiología ha ayudado a identificar los factores de riesgo y de protección, entre los que se encuentran las dificultades para obtener acceso a los servicios de salud, el sensacionalismo de los medios de difusión en torno a los casos y la estigmatización de quienes buscan ayuda por ese comportamiento, problemas de salud mental o consumo de sustancias.

Según agregó, también son factores de riesgo la depresión, duelos complicados, trastornos relacionados con el estrés y otros síntomas emocionales significativos, o padecimientos sin explicación médica.

Por ello, la pronta identificación y el tratamiento adecuado de los trastornos mentales son una importante estrategia preventiva de la salud mental comunitaria.

Esto lleva a considerar la formación de personal de atención primaria en la identificación y el alivio de trastornos mentales para disminuir las tasas en los grupos de riesgo.

El doctor Ruiz dijo que entre los factores de protección son fundamentales una apropiada autoestima, el apoyo social, una relación estable de pareja, la armonía familiar y las creencias religiosas o espirituales.

A su decir, las comunidades también desempeñan una función crucial en la prevención del suicidio. Pueden prestar apoyo social a las personas vulnerables y a los familiares y personas cercanas de la víctima, así como contribuir en la lucha contra el estigma.

Las acciones que estableció la Subdirección de Salud Mental a partir de 2014 constaron de cuatro componentes fundamentales: la investigación, promoción, detección y atención en la materia.

De los procedimientos de la investigación y atención se derivaron dos temas fundamentales:

Uno es el primer contacto, que consiste en la intervención inicial con los familiares y personas cercanas del fallecido, así como el apoyo psicológico e intervención inmediata terapéutica por el evento doloroso.

El otro componente es la Autopsia Psicosocial, que viene posterior a los tres meses del evento y donde se efectúa una investigación amplia y profunda para comprender e identificar los factores posibles que incidieron en el caso, esto mediante un acercamiento respetuoso y empático con los familiares y la comunidad del fallecido.

Al considerar que otros factores, además del biomédico y psicológico, incidían en el problema del suicidio, la Subdirección efectuó el Primer Congreso de Salud Mental Comunitaria e Intercultural en julio de 2015, en Mérida.

Esto fue el marco de la realización de la primera reunión de la Mesa Interinstitucional de Salud Mental, con la participación de diversas instituciones públicas y privadas.

La SSY, continuando con el programa de prevención del suicidio, inició el 22 de marzo de 2017 la Campaña de Salud Mental Permanente “Vive feliz, vive sanaMENTE”, con una presentación de los casos registrados en 2016 ante el Consejo de Salud presidido por el gobernador Rolando Zapata Bello; el secretario de Salud, Jorge Mendoza Mézquita, y demás autoridades estatales.

También con la presencia de autoridades de la Organización Panamericana de la Salud (OPS).

Entre las primeras actividades en el marco de esta campaña destacan el Taller sobre Estrategias para la Mejoría de la Salud Mental, con el apoyo y colaboración de la OPS y la OMS el 22 y 23 de marzo de 2017; y la difusión de la Línea Telefónica de Apoyo 01-800-000-0779.

Asimismo, un tamizaje en escuelas en poblaciones identificadas como más vulnerables.

Desde el inicio de esta administración se capacita al personal de los Centros de Salud de la SSY en la Guía de Intervención mhGAP para los trastornos mentales, neurológicos y por uso de sustancias, diseñada por la OMS.— Abraham Bote Tun

Ésta misma contiene un módulo específico para la evaluación y manejo de personas con riesgo de suicidio. Es la herramienta en salud mental comunitaria diseñada para ampliar la cobertura y reducir las brechas de atención en salud mental.

Se está capacitando en esta misma guía a personal de las 40 instituciones que conforman la Mesa Interinstitucional de Salud Mental.

La Mesa se crea en la presente administración para impulsar un trabajo multisectorial que incluya todos los actores clave de la sociedad en el desarrollo de programas e iniciativas consensuadas en el campo de la salud mental. Es coordinada por la Subdirección de Salud Mental de SSY y se reúne con periodicidad bimestral.

La organización para dar atención al comportamiento suicida se lleva a cabo por medio de una red de salud mental compuesta por las siguientes unidades:

La Línea Telefónica de Apoyo, Unidades de Salud con Telepsiquiatría y los Centros de Salud con servicios de psiquiatría, de Atención Primaria en Adicciones, Integral de Salud Mental, y de Atención Mental Infantil, además de los Hospitales General “Agustín O’Horán”, “San Carlos” de Tizimín, de la Amistad Corea-México y Psiquiátrico “Yucatán”.

Actualmente la prevención del suicidio es un programa tanto prioritario como transversal, llevando a cabo acciones conjuntas con los diferentes programas de salud mental como Igualdad de género en salud, Prevención de la violencia familiar y sexual, Prevención y control de las adicciones, Salud mental para comunidades indígenas mayas, Programa de Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad y Desarrollo humano.

Finalmente, dijo que es una necesidad la colaboración de los medios para que la difusión de la información sobre este tema tan doloroso sea por las fuentes oficiales, ya que la salud mental es responsabilidad de todos.

Trabajo de todos

Llega el material