in , ,

Las lluvias ya inundan endebles viviendas en el sur de Mérida

Captura de vídeo donde se ve a una vecina del asentamiento irregular Las Torres Sur, en el sur de Mérida, caminando entre el agua que inunda su vivienda
Captura de vídeo donde se ve a una vecina del asentamiento irregular Las Torres Sur, en el sur de Mérida, caminando entre el agua que inunda su vivienda

Apenas ayer llegaron las primeras lluvias de la onda tropical “91-L”, formado en el Mar Caribe, y vecinos del asentamiento irregular Las Torres Sur, en el sur de Mérida, ya luchan contra el agua que inunda el interior de sus casuchas, los patios y la terracería de acceso a la colonia marginada.

Está pronosticado que este fenómeno climatológico “91-L” podría alcanzar la fuerza destructora de un ciclón tropical en los próximos días.

Te puede interesar: Doble amenaza ciclónica para la Península de Yucatán

Y eso lo saben los habitantes de Las Torres Sur porque se enteran por medio de la televisión o teléfono celular que tienen.

Pero a pesar de que sus casuchas están inundadas no las pueden dejar porque no tienen otra opción para vivir.

Nuevo, difícil panorama

Antonio Osorio Vázquez, presidente del Centro Deportivo Palestinos, llevó otra dotación de despensas para estas familias humildes y se encontró con un panorama de mayor desesperación de las madres de familia.

Antonio Osorio Vázquez en una nueva entrega de apoyos en zonas marginadas
Antonio Osorio Vázquez en una nueva entrega de apoyos en zonas marginadas

Ahora no por falta de alimentos, de trabajo o dinero sino porque las mujeres caminan entre agua y duermen bajo goteras.

El agua de lluvia se filtra por los techos o paredes construidos de lámina de cartón o de zinc y de plásticos que están agujereados por su antigüedad y deterioro o porque son pedazos de desperdicios.

En vídeos que grabó Osorio Vázquez se ven los materiales con los cuales están construidas las casuchas, los pocos enseres domésticos mojados y el resguardo de sus animales domésticos, como perros y pollitos, para protegerlos del mal tiempo.

También se ve el agua estancada en el piso, que sacaron con cubetas, jaladores y otros utensilios que sirven para botar el agua que entró a las casuchas.

Ríen ante los problemas

Lo sorprendente es la actitud positiva de las mujeres, a pesar de las precarias condiciones en que viven, de tener casuchas construidas con pedazos de materiales que están inundadas y el riesgo de la pandemia.

En vez de llorar o lamentarse, ríen de la inundación, de las goteras del techo, de los lugares donde penetra el agua por los costados y de las grabaciones del vídeo. Incluso, su humor las hizo decir bromas que generaron carcajadas.

"No me vayas a grabar"

“Llueve allá, se inunda acá, entra allá”, señala Mimi Hernández cuando muestra las condiciones del lugar donde vive.

Otra vecina pide con risas: “si ves que me caigo, no me vayas a grabar”.

Una más lamenta: “Dios mío, cada vez que llueve hay más goteras. Esas láminas ya no sirven. Ya vi donde entra (el agua)”.

Al interior de las casuchas se ve una televisión transmitiendo algún programa, los tanques de gas LP, un perrito “french” que sigue a su ama en el piso que acaba de desaguar y se oyen los pío, pío de unos pollitos.

Necesidad de apoyo

Osorio Vázquez entregó 35 despensas más en las zonas invadidas que ya forman colonias marginadas, con lo cual llegó a 2,125 dotaciones, donadas por empresarios, amigos y personas altruistas que apoyan su labor altruista.

“Suplico que nos sigan ayudando. Están terribles las condiciones en que viven estas familias. Lo increíble es que aquí no ha habido contagios de coronavirus”, señaló el presidente de Palestinos.

xitlali

Tras caso Jessica, Xitlali desapareció en la misma zona de Morelia

chapo billetes

"Chapo billetes'' de 200 pesos son válidos en Culiacán