in

“Las mujeres son el alma de la nación”

Yuriria Sierra

Destacan el papel femenino en los cambios sociales

Con la esperanza puesta en los jóvenes y un desafío a no solo quedarse con palabras inspiradoras, sino salir y hacer algo por la paz del mundo, fue como se desarrolló el foro “Las mujeres y la paz”, en el primer día de la Cumbre de Premios Nobel de la Paz.

Rigoberta Menchú Tum, ganadora del Premio Nobel de la Paz, Bernice A. King, activista e hija menor de Martin Luther King; la cantante Joy Huerta y las periodistas Yuriria Sierra y Paola Rojas encabezaron el foro en el que se resaltó el poder de las mujeres en los movimientos sociales.

Tras la presentación realizada por Paola Rojas, quien fungió como moderadora, la periodista Yuriria Sierra explicó lo alarmante que es el feminicidio en el país y dio una introducción del tema.

La siguiente en hablar fue Rigoberta Menchú, quien, aunque destacó que los jóvenes tienen un mayor sentido de diversidad, también son los mismos que cometen actos violentos contra la mujer. “Hay quienes tienen una carrera, pero después de su graduación los ves cometer el mismo error de alguien que no fue a la escuela”.

Por lo tanto, para ella es importante revisar el contenido de la educación y rechazar el colonialismo, pues solo lleva hacia la “esclavitud contemporánea”. Rigoberta Menchú felicitó a las mujeres por “haber tenido muchas agallas para lograr los cambios que han logrado”; concluyó que ella está en desacuerdo con “empoderar” a la mujer, pues ya cuentan con un poder por sí mismas y sólo falta que sepan cómo utilizarlo. “Lo que mi esposo no puede hacer yo lo hago y lo que no puedo hacer se lo encargo, con un poquito de paciencia pero con autoridad”, dijo para desatar los aplausos.

La activista Bernice A. King compartió una frase que escuchó de su madre y pidió a las mujeres presentes ponerse de pie y decirle el mantra a la compañera que tuvieran junto a ellas. “Las mujeres son el alma de la nación y hay que salvar el alma de la nación”, dijo.

Dio ejemplos de cómo las mujeres siempre han estado presentes en distintos movimientos sociales y enfatizó en que su participación así como la de los jóvenes es vital para el éxito de cualquier movimiento.

“Todas las historias que escuchamos se tratan sobre mi padre, pero mi madre fue el alma del movimiento. Son las mujeres valientes que sostuvieron ese movimiento por 12 años”, relató.

Agradeció a Rigoberta Menchú por recordarle a las mujeres el poder que tienen y pidió a las asistentes que crean en sus capacidades. “Solo tenemos que saber que si podemos y hacerlo. Nadie tiene el poder de detener a las mujeres”, añadió.

Pidió que entre nosotras nos apoyemos y explicó que tienes han tenido oportunidades de estudio y desarrollo, están “obligadas” a compartir su conocimiento con otras mujeres. Aunque para Bernice, el foro fue una gran oportunidad de escuchar muchas ideas y palabras inspiradoras, resaltó que los asistentes no solo deben quedarse con “lo bonito” que escucharon, sino ser intencionales y poner en práctica lo aprendido.

“Hay que tener una pasión y deseo por ver un cambio positivo en el mundo; la paz tiene que ser intencional. Encuentren a una persona que haga este camino con ustedes”, reiteró.

Joy Huerta, vocalista de Jesse & Joy, fue la última en tomar el micrófono y no dudo en abrir su corazón para convertir experiencias familiares en ejemplos. “Mi papá era pastor y lo quiero mucho, pero también hay muchas cosas que reflexiono hoy día y no comparto”, explicó.

Contó que en una ocasión, ella cocinó para su familia y durante la comida él le dijo que “ya estaba lista para casarse”. Aunque en ese momento lo tomó como una broma, ahora le entristece pensar que algunas mujeres tienen como máxima aspiración el matrimonio y encontrar un marido.— Gloria Montero Leal

Abordó cómo la sociedad está dominada por el patriarcado y los estereotipos, algo con lo que espera romper. A Joy le ganó la emoción y las lágrimas al explicar que ahora como madre de una niña, todos los días se pregunta cómo acabar con los estereotipos y brindarle mejores opciones de educación a su hija.

Posteriormente, Paola Rojas resaltó la importancia que tiene el lenguaje para el respeto y la discriminación.

“Escuchamos a un funcionario que se refiere a las mujeres como piruja o nalguitas o aquí más en corto a un alcalde de Motul que ante la petición de apoyo de una mujer le dice que busque un ‘macho’ que la mantenga”, relató.

Paola Rojas explicó que, aunque ese tipo de lenguaje puede resultar divertido, hay que darnos que se trata de ofensas que no debemos permitir.

Las cuatro mujeres concluyeron que no se debe ejercer un feminismo sin razón, sino entenderlo de forma correcta y contribuir a tener un mundo en el que puedan convivir hombres y mujeres por igual. Rigoberta Menchú finalizó diciendo que no se trata de leer y leer libros, sino de poner en práctica el conocimiento y sobre todo ser más empáticos.

Aunque no hubo sesión de preguntas y respuestas como en otros foros, los asistentes ovacionaron a las ponentes tras su participación. Al bajar del escenario, las cuatro fueron acaparadas por decenas de personas que buscaban tomarse una fotografía con las ponentes o un autógrafo.

Lenguaje Ofensas

La periodista Paola Rojas resaltó la importancia que tiene el lenguaje para el respeto y la discriminación.

Feminismo

Las cuatro mujeres concluyeron que no se debe ejercer un feminismo sin razón, sino entenderlo de forma correcta y contribuir a tener un mundo en el que puedan convivir hombres y mujeres por igual. Rigoberta Menchú finalizó diciendo que no se trata de leer y leer libros, sino de poner en práctica el conocimiento y sobre todo ser más empáticos.

Paola Rojas condena comentario machista del alcalde de Motul

Conexión de India y México