in

Libros para sobrevivir la cuarentena (2)

No es fácil vivir enclaustrados. Por mucho que uno ame la vida doméstica, no es lo mismo elegir quedarse en casa que estar obligado a hacerlo.

Además las condiciones del encierro –la preocupación por los seres queridos, la imposibilidad de abrazarlos, el miedo a lo desconocido, los apuros que están pasando muchos al perder sus ingresos por la inactividad- no son las mejores para disfrutar estos días hogareños.

Pero no tenemos otra opción, así que debemos buscar la mejor manera de afrontar esta experiencia.

Te puede interesar: Siete libros para sobrevivir la cuarentena

Gente que encuentra en la lectura una vía de inspiración y aprendizaje propone libros que lo mismo reducen la ansiedad que nos llevan a la nostalgia o la emoción, que nos traen luz.

Como las sugerencias de la semana pasada, son lecturas para sobrevivir a la epidemia del coronavirus.

Alejandro Legorreta González

Empresario y promotor de proyectos sociales, Alejandro comparte que se encuentra en estos días reflexionando y preparándose para la pandemia que, considera, vendrá una vez que se controle el Covid-19, “la del desempleo, pobreza y desigualdad, originada por una profunda crisis económica que viviremos”.

Alejandro Legorreta González
Alejandro Legorreta González

“Es fundamental crear dinamismo económico para crear un verdadero bienestar compartido y salir del enorme reto que estamos por enfrentar. No hay de otra y no habrá tiempo que perder”, sostiene.

Sugerencias para generar empleo y prosperidad

Bajo esa lógica, recomienda leer The Birth of Plenty (El nacimiento de la abundancia), de William Bernstein, “un libro extraordinario en el que se puede concluir que no hay fórmulas mágicas, debemos conocer lo que ha funcionado para acelerar el paso y aplicarlo”.

El autor, que narra la historia del mundo expresada en términos económicos, señala cuatro principales variables para generar empleo y prosperidad:

1) Estado de derecho, incluyendo propiedad intelectual y derechos humanos; 2) la adopción del método científico (apostarle a la educación y ciencia); 3) crear condiciones para una economía de mercado vital (libre mercado, competencia y acceso a crédito), y 4) infraestructura (tanto física como hoy digital), refiere Legorreta.

Bernardo Rivadeneyra Pérez

Abogado, empresario y notario, especialista en la solución de conflictos por mecanismos alternativos, recomienda los tres libros que está leyendo actualmente:

Bernardo Rivadeneyra Pérez
Bernardo Rivadeneyra Pérez

El primero, Lo más importante para invertir con sentido común, de Howard Marks.

“Apareció en un momento muy oportuno, dada la crisis económica que parece nos vendrá encima. Analiza bien el mercado, los momentos correctos para la inversión, las oportunidades y los riesgos".

"Hay puntos muy importantes y lógicos, que frecuentemente se pierden de vista al invertir, sea poco o mucho”.

Lucha contras las influencias negativas

Marks, además de escritor es un inversor brillante, por lo que ayuda a entender mejor el mercado y el valor de las cosas, así como a gestionar la lucha con las influencias negativas, actuar a contracorriente, encontrar gangas, e incluso a saber que no se sabe, continúa Rivadeneyra.

"También trata de ubicarnos en una realidad y, particularmente, en cómo hacer una inversión inteligente, que aporte valor", agrega.

“Pareciera irónico, pero ahora que se aproxima la recesión económica, con falta de flujos, las personas con liquidez encontrarán importantes oportunidades de inversión. Hay que ver también el otro lado de la moneda. La economía es cíclica”.

¿Cómo actúan los líderes del equipo de trabajo?

También sugiere A la carga, de Ken Blanchard y Sheldon Bowles, la cual es, dice, una obra sencilla, pero profunda que por medio de historias permite reflexionar acerca de nuestra actuación como líderes de equipos de trabajo o de empresas.

"De hecho sugiere en su portada 'cómo aprovechar al máximo el potencial de las personas en su empresa'”.

Te puede interesar: Liderazgo en tiempos del coronavirus

El libro presenta una interesante técnica revolucionaria para estimular el entusiasmo y desempeño, dice.

“Ante los retos actuales, el liderazgo toma un papel relevante. Hay que aprender a ser buenos líderes y ejercitarlo. Es un recurso no económico, pero que a la postre se convierte en eso”.

Y como tercera propuesta está La magia de la persuasión, de Pamela Jean Zetina. La obra, según Bernardo, expone interesantes puntos de vista acerca de cómo descubrir revelaciones del lenguaje no verbal en la comunicación.

Solución de conflictos

“Para los que estamos involucrados en la solución de conflictos de manera profesional (como la Mediación y la Conciliación), las herramientas como la escucha activa, la empatía, las emociones, la asertividad y la objetividad, resulta fascinante explorar ejemplos, que parecieren básicos, pero que deben ser parte de nuestra vida diaria”.

“Muchas veces, el primer conflicto es con nosotros mismos y también debemos de aprender a autopersuadirnos para ser mejores personas, y desde el ámbito profesional, ser mejores negociadores”, concluye.

Olga Moguel Pereyra

Mujer de personalidad multifacética -empresaria, activista social, defensora de los derechos humanos, gestora cultural-, Olga recomienda para estos días cuatro libros que adora. Así, literalmente.

Olga Moguel Pereyra (derecha)
Olga Moguel Pereyra (derecha)

Su apuesta comienza con Espejos, de Eduardo Galeano. Cuenta que propone su lectura porque, como lo dice el propio autor, abraza “los muchos mundos que el mundo contiene y esconde; el sur y el oriente del mundo, despreciados por quienes desprecian lo que ignoran; los curiosos condenados por preguntar, y los rebeldes y los locos lindos que han sido y son la sal de la tierra”.

Y Olga agrega “a los canallas que han oscurecido la Historia y a los magníficos que la han iluminado, así como lugares, sucesos, luchas, inventos, con la mirada inteligente y sensible de Galeano, redactados en textos breves, claros, documentados y plenos de una estética original y contemporánea”.

Continúa con Memorias de Adriano, de la escritora francesa Marguerite Yourcenar. “Hilvanadas en el relato de su vida, especialmente en su tiempo de emperador, es un abanico atemporal de reflexiones sobre la vida privada y pública, amores y pasiones, la política y el ejercicio inteligente del poder”.

Tres grandes revoluciones

Sigue después con De animales a Dioses, de Yuval Harari. “Aquí, el joven historiador, con un lenguaje actual y un texto ágil y muy fundamentado, plantea las respuestas a preguntas esenciales del ser humano: ¿Quiénes somos? ¿De dónde venimos? ¿Qué hacemos aquí?"

"Hace confluir la biología, la antropología, la paleontología y la economía en una rápida y consistente historia de la humanidad y sus tres grandes revoluciones: la cognitiva, la agrícola y la científica. Es un libro audaz y esclarecedor”, opina.

El último as de este magnífico póker es Antología de la poesía hispanoamericana actual, de Julio Ortega, que recomienda “porque la lectura de poesía debe ser una experiencia frecuente, deseada, disfrutada, como todo acercamiento a la palabra y a la belleza".

"Esta antología reúne a gran número de poetas, mujeres y hombres, todas voces espléndidas e indispensables de España y de América Latina”.

Dr. José Antonio Ceballos Rivas

Otorrinolaringólogo reconocido que tiene como oficio íntimo el de escritor, comparte sus sugerencias de lectura “para estos días de encierro conveniente y colectivo”.

Dr. José Antonio Ceballos Rivas (izquierda)
Dr. José Antonio Ceballos Rivas (izquierda)

Los hijos de los días, de Eduardo Galeano. “Es un libro con una lectura breve para cada día del año. Algunas de las historias conmueven, o motivan, alegran, entristecen pero, básicamente, nos muestran la naturaleza humana y rescatan del olvido muchas vivencias".

"Nos permiten esas pequeñas historias, reflexionar y sacar conclusiones que nos ayuden -sin ser un libro de esos llamados de ‘autoayuda’- a ser mejores”, puntualiza.

Antes del fin, de Ernesto Sábato. Lo escribió el novelista argentino a los 86 años de edad. Es una especie de “testamento espiritual” que le pedían muchos otros escritores y editoriales y a lo que finalmente accedió, comenta el médico.

“Cuenta a pedazos su historia de adversidades, de talentos supuestamente 'desperdiciados' -era un brillante físico- al abrazar su vocación por la literatura que no le ofrecía nada".

"Un comunista de corazón que sufre persecución y exilio y que finalmente renuncia a esa doctrina por equivocada. Un ateo desilusionado del ser humano que, en el sufrimiento y la vejez deja de serlo y se siente esperanzado del futuro por los jóvenes. Leerlo es entender muchas cosas de la vida y de nosotros mismos”.

Para creyentes y no creyentes

Del sufrimiento a la paz, de Ignacio Larrañaga. Aunque su autor fue un religioso, este libro es para creyentes y no creyentes, señala el Dr. Ceballos. Y más que cualquier otro que yo conozca, es una llave sin igual para pasar, como el título lo señala, “del sufrimiento a la paz”.

Entender cómo y por qué hacerlo. Comprender y aceptar nuestra fragilidad -la estamos viviendo ahora con el coronavirus-, nuestra impotencia y tantas limitaciones que todos tenemos y aceptarlo con paz y hacer, eso sí, con toda nuestra pasión y entrega, lo que está en nuestras manos bajo esta premisa extraordinaria que nos comparte: “La hora del esfuerzo, es nuestra hora. La hora del resultado, es la hora de Dios”.

En última instancia, el Dr. Ceballos recomienda con énfasis “no olvidar nunca leer poesía: Machado, León Felipe, Miguel Hernández, Walt Whitman, Mediz Bolio y tantísimos más”.

Imagen ilustrativa tomada de forbes.com.mx

Dólar abre estable, se vende en 24.67 pesos

Detienen a tres individuos por instigar a la ciudadanía a delinquir