in

“Desaseado” caso penal

La senadora morenista Verónica Camino calificó de “desaseado” el proceso para obtener justicia para el joven Jorge Eduardo Ravelo Echevarría. En la foto

Lío político dilata justicia a favor de joven asesinado

El proceso para castigar a los responsables de homicidio, violación y tortura del joven José Eduardo Ravelo Echevarría “está a todas luces desaseado” debido a acciones de las autoridades estatales y municipales realizadas, al parecer, para impedir que se llegue a la verdad, denunció la senadora por Morena Verónica Camino Farjat.

En este asunto que mantiene en controversia al gobierno del Estado con el Ayuntamiento de Mérida, ambos del PAN, extrañamente, dijo, la Fiscalía General del Estado pidió a un juez la vinculación a proceso de cuatro policías municipales presuntamente responsables del homicidio, pero sin tener las pruebas suficientes, lo que llama la atención.

Las pruebas que se conocieron después —varios vídeos— en lugar de ofrecerse como pruebas supervenientes, las autoridades se las reservaron y con ellas iniciaron otro proceso, con lo que, consideró, buscarían alargar el asunto y tratar de exonerar a las corporaciones policíacas del Municipio y del Estado.

La senadora Camino Farjat concedió una entrevista a los periodistas de Grupo Megamedia Regina Montañez Raz y Hernán Casares Cámara, de la que hoy publicamos la cuarta y última parte —la versión completa se encuentra en la página de Facebook de Diario de Yucatán—.

En esa plática la legisladora señaló que lo más preocupante de este caso es que teniendo tantas cámaras de seguridad, de haber invertido 2,600 millones de pesos en el programa Yucatán Seguro, de tener un convenio de colaboración con todos los propietarios de cámaras de vigilancia del centro de Mérida y de crear desde 2017 el marco legal para la Policía Estatal de Investigación, teniendo todo esto, aún no se pueda hacerle justicia a este joven y su familia.

En el proceso que se armó para este caso “a todas luces hubo un desaseo”, señaló.

Desprestigio

Según la senadora, parte de este desaseo fue la intención de las autoridades de desvirtuar lo que sucedió con el joven Ravelo, poniéndole adjetivos calificativos, “consumía sustancias, venía de fuera”, y no tratándolo como una persona con derechos, entre ellos el derecho a no ser torturado.

La tortura es un delito federal y es por esto que se metió en el caso la Fiscalía General de la República (FGR), ya que en los vídeos que se han conocido muestran claramente un uso excesivo de la fuerza en la detención del joven por parte de agentes de la Policía Municipal de Mérida, indicó la entrevistada.

Sin embargo, añadió, lo que más llamó mi atención fue la audiencia de vinculación.

“Tuve la oportunidad de ver una descriptiva de esa diligencia”, dijo, y me pregunto “cómo es posible que el juez no haya tenido los elementos para imputar y, ojo, no estoy hablando mal del juez, que quede claro, porque aquí el único que cumplió con su responsabilidad, desde el punto de vista estrictamente jurídico, fue el juez”.

La entrevistada recordó que entre la Policía de Investigación y los jueces hay un principio de buena fe, según el cual cuando se solicita una orden de aprehensión es porque ya se tiene a los responsables. “Te doy la orden, vas, los detienes y los traes...”, expresó.

“Pero, ¿qué fue lo que sucedió? Que el juez en la propia audiencia de vinculación, cuando pidió las pruebas, el abogado defensor de los policías exhibió una denuncia de José Eduardo presentada en la Fiscalía del Estado, en la que dice que sus agresores no fueron agentes municipales, sino estatales. Entonces, el juez tiene allí una primera prueba en contra de la vinculación”.

Verónica Camino añadió que después la Fiscalía mostró unos vídeos, que no eran prueba suficiente, por lo que el juez tuvo que liberar a los detenidos, porque no había elementos en su contra. Si pese a esto los hubiese vinculado a proceso, habría incurrido en una falta grave, cuya sanción puede llegar hasta la inhabilitación.

“Y aquí tenemos el primer problema”, afirmó la senadora. Al día siguiente de esto salió un nuevo vídeo que no se presentó como prueba en esa audiencia de imputación, lo que debió haber hecho la Fiscalía como prueba superveniente, de modo que el juez vuelva a citar a audiencia y vincule a los inculpados.

“¡Ah, no! La Fiscalía hace otro procedimiento distinto para así ganar dos meses de tiempo y mientras tanto siguen los enfrentamientos mediáticos”.

“¿Qué quisieron hacer?”, pregunta.

“Decir que ya no es problema de mi policía o de tu policía, ahora el problema es del Poder Judicial, ellos son los que no hicieron bien su tarea”.

Justicia

En otra parte de la conversación, la senadora dijo que “en la FGR de entrada tienen responsabilidad los elementos municipales por el delito de tortura, entonces aquí los ciudadanos tienen hoy la garantía de que habrá un proceso, en contrapeso del proceso local, que es lo que garantiza sencillamente justicia, nada más”.

Independientemente del desaseo del caso, ¿usted cree que este asunto ha ocasionado una disputa interna en el PAN que irá escalando hasta derivar en una división en el partido, ante las elecciones de 2024?, preguntan los periodistas a la senadora Camino.

“Voy a contestar con una frase célebre de un cantautor que ya no está aquí: ‘lo que se ve no se juzga’”.— HERNÁN CASARES CÁMARA

“Trabajó de manera regular”

Denuncia fraude con tierras