in

Llamado a cerrar filas

El gobernador Mauricio Vila Dosal durante su mensaje en la reunión en la CMIC

No se frenará la obra pública en Yucatán, dice Vila

La celebración del Día del Caminero de manera atrasada (fue el pasado jueves) se dio ayer con malas noticias: primero el gobernador Mauricio Vila Dosal anunció que esperan un recorte de 800 millones de pesos al presupuesto del Estado para el próximo año, y luego Raúl Aguilar Baqueiro, presidente de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) expresó su profunda preocupación por la agresiva reducción de recursos para infraestructura.

Ante los constructores locales reunidos en el local de la CMIC, el mandatario estatal anticipó que, por estos recortes, que aunados a los del año pasado sumarán un acumulado de unos $5 mil millones, llevará a su gobierno a tomar medidas apremiantes. “Estamos contemplando, y seguramente lo haremos, seguir reduciendo el aparato administrativo, dependencias que tendrán que desaparecer, dependencias que se tendrán que fusionar… ¿hasta dónde?, hasta donde se pueda”, precisó.

Impulso al sector

Pese a ello, el gobernador aseguró que en Yucatán no se dejará de invertir en obra pública e infraestructura, así que se seguirá impulsando al sector de la construcción, pues es uno de los motores de la economía del Estado.

“No todo es miel sobre hojuelas, como dirían. El tema presupuestal está muy, muy complicado. Ustedes saben que el año pasado el gobierno del Estado y todos los gobiernos estatales recibimos menos recursos de la Federación. El año pasado recibimos 3,500 millones de pesos menos que el año pasado”, recordó.

El jefe del Ejecutivo estatal anticipó que, evidentemente, harán algunos ajustes y habrá dependencias que por sus mismas características y el tema de seguridad, no pueden tener menos presupuesto, porque no se quiere que haya menos seguridad.

“Normalmente, cuando en un gobierno estatal hay menos dinero, pues no puedes dejar de pagar la nómina de maestros o dejar de pagar la nómina de los policías, no puedes dejar de pagar la nómina de enfermeras, doctores y, normalmente, lo que se recorta es la obra pública, pero eso es algo que no queremos acá en Yucatán”.

Vila Dosal añadió que son la obra pública y la infraestructura las que generan desarrollo económico y la obra pública y la construcción mueven muchos sectores de la economía.

Aunque el Día del Caminero fue el 17 de octubre, este año para celebrarlo el gobernador se reunió ayer con constructores (no hubo trabajadores camineros en el evento), en un desayuno organizado en la CMIC.

El líder de los constructores en la entidad señaló que no se justifica afectar de manera tan directa y en proporción de un 45%, los recursos destinados a la construcción y desarrollo de proyectos de inversión pública productiva en el Estado. “No se puede aspirar a una transformación del país sin darle un lugar preponderante a la inversión y desarrollo de proyectos viables de infraestructura”, puntualizó.

“Además esto impacta a más de 60 ramas de la economía; la inversión pública siempre es detonador de la inversión privada. No son tiempos sencillos, lo sabemos, desafortunadamente hay voces y autoridades que, en algunos ámbitos, quieren poner en segundo plano la importancia de contar con profesionales especializados en el desarrollo y construcción de infraestructura”.

En su discurso Mauricio Vila remarcó que su administración seguirá haciendo todo lo posible para que la obra pública no solamente se mantenga, sino que aumente, “ya que para que puedan seguir las inversiones necesitamos tener la infraestructura”.

Panorama incierto

Vila Dosal expuso un panorama de la situación financiera del Estado e informó que para el próximo año se estima un recorte presupuestal de la Federación de $800 millones adicionales a los cerca de $4,000 millones que se dejaron de recibir en 2019, por lo que la reducción para el siguiente ejercicio fiscal rondará entre los $4,500 y $5,000 millones acumulados.

El gobernador añadió que a lo largo del año aumentaron las reducciones, que no estaban programadas, ante eso lo que tienen que hacer en Yucatán “es lo que siempre hemos hecho: cerrar filas, ponernos de acuerdo y que lo que pase en el resto del país nos afecte lo menos posible. Nos tenemos que poner de acuerdo y tenemos que asumir los costos que nos tocan a todos”, puntualizó.

El gobernador recordó que se invierten $94 millones para la construcción de calles y carreteras, así como reconstrucción de caminos, para sumar alrededor de 36 kilómetros construidos. Además, para caminos sacacosechas se tiene la meta de construir 62 kilómetros con un monto de inversión inicial de $87.2 millones; adicionalmente, entre las metas compartidas entre el Ejecutivo estatal y el municipio está la construcción de 120 kilómetros de calles como parte de la Declaración por Mérida 2050.

Dentro de las muchas acciones emprendidas en Yucatán, Vila Dosal hizo hincapié en el programa de Vivienda Social 2019, con el cual se harán de manera histórica 17,000 acciones, con una inversión conjunta entre el gobierno del Estado, la Federación y ayuntamientos de $900 millones, que permitirán construir pisos, cuartos adicionales, techos, cocinas y baños ecológicos, a fin de reducir los índices de hacinamiento en el interior del Estado.

El mandatario estatal dijo que esto es posible por un plan de austeridad que implementó su administración, que consistió en una reorganización administrativa y comprendió la reducción de gastos, la cancelación de más de 900 líneas de teléfono, dar de baja a más de 500 vehículos, de los cuales 80 eran de lujo, entre otras acciones. “El manejo responsable y transparente de los recursos ha permitido obtener buenos resultados. Es momento de cerrar filas y de trabajar juntos como siempre hemos hecho los yucatecos, porque a Yucatán solamente le puede ir mejor”, afirmó.— DAVID DOMÍNGUEZ MASSA

Mensaje Día del Caminero

El gobernador dijo que pese a los recortes, no se detendrá el desarrollo en Yucatán.

Vivienda Social 2019

Dentro de las muchas acciones emprendidas en Yucatán, el gobernador Vila Dosal hizo hincapié en el programa de Vivienda Social 2019, con el cual se harán de manera histórica 17,000 acciones, con una inversión conjunta total de 900 millones de pesos, aportados por el gobierno del Estado, la Federación y los ayuntamientos.

“A trabajar juntos”

“El manejo responsable y transparente de los recursos ha permitido obtener buenos resultados. Es momento de cerrar filas y trabajar juntos como siempre hemos hecho los yucatecos, porque a Yucatán solamente le puede ir mejor”, dijo.

Atleta se declara gay: “Estoy cansado de amar en la oscuridad”

Cartón de Tony: La impunidad como estrategia