in

“Lo que se prohibió son las fiestas”: Arzobispo

Monseñor Gustavo Rodríguez Vega

Las misas por las bodas y bautizos se mantienen

El arzobispo de Yucatán, monseñor Gustavo Rodríguez Vega, informó que las misas programadas para bodas y bautizos, entre otros, van a continuar en las iglesias, no está prohibido, lo que se prohibió son las fiestas.

El prelado dijo que la celebración social es la que ya no harán las personas, en seguimiento de las medidas que anunció anteayer el gobierno del Estado de la cancelación de los eventos sociales.

El sacerdote recordó que durante todo el tiempo de la pandemia a la gente que les ha pedido esas celebraciones las han ofrecido, con tal de que sean pocos los que vayan a los templos y que se comprometan para que no vayan a hacer fiestas posteriores.

“Los sacerdotes saben que deben estar en comunicación con las autoridades civiles, para que ésta vigile que no haya festejo, al estilo yucateco, en grande, después de una de estas celebraciones litúrgicas”.

“No se puede prohibir que haya bautismo, matrimonios, ese tipo de celebraciones pero lo que el gobierno pide y quiere cuidar que no haya aglomeraciones en festejo. Tienen razón”.

Además comentó que hasta ayer las autoridades estatales no habían hablado con la Arquidiócesis y han estado en diálogo sobre estos temas.

“No nos han dicho nada porque lo que ellos quieren cuidar es precisamente la reunión social después de estas celebraciones”.

Monseñor Rodríguez reiteró que en la Arquidiócesis pedirán que sean muy pocos los asistentes a las celebraciones. “Por ejemplo para matrimonios hemos pedido que vengan los papas y los padrinos y punto, bien limitado”.

El arzobispo ha pedido que en algunos lugares los párrocos han pedido una carta de compromiso que no van a hacer fiesta.

“Yo les digo que estén en comunicación con los presidentes municipales para que ellos vigilen también que no se hagan esos festejos que se desbordan”.

Comunicación

El prelado exhortó a las personas que tengan programadas sus misas a estar en comunicación con sus parroquias y también su quieren dejar para después la celebración lo pueden hacer.

El arzobispo comentó que mucha gente ha pospuesto celebraciones y las he dejado hasta cuando pase la pandemia. No se han celebrado todas las que estaban agendadas, comentó el prelado.

Monseñor Gustavo Rodríguez consideró que la medida de cancelar eventos sociales “lo hacen por nuestro bien”.

Creo que estos tiempos en torno a la Navidad son una gran tentación de hacer reuniones de familiares o de amigos y a veces el pretexto o la ocasión puede ser la celebración de un sacramento.

Yo creo que están cuidándonos porque a lo mejor si no nos cuidan nosotros no nos cuidamos. Están cumpliendo con su deber y que bueno que lo hagan y ojalá que todos nosotros lo entendamos y nos sometamos a esas reglas que son para bien de todos, expuso el prelado entorno a la medida emitida por el gobierno estatal.

El arzobispo de Yucatán recordó que las misas se siguen celebrando con 30 por ciento de capacidad de los templos y la mayoría de las parroquias no llega a este porcentaje porque hay mucha gente que prefiere seguir cuidándose en casa.

Iglesia Festejos

Más de las opiniones de monseñor Gustavo Rodríguez Vega, Arzobispo de Yucatán.

Tentación

“ Creo que estos tiempos en torno a la Navidad son una gran tentación de hacer reuniones de familiares o de amigos y a veces el pretexto o la ocasión puede ser la celebración de un sacramento”.

Fieles

El Arzobispo recordó que las misas se siguen celebrando con 30 por ciento de capacidad de los templos y la mayoría de las parroquias no llega a este porcentaje porque hay mucha gente que prefiere seguir cuidándose en casa.

Intenso operativo para hallar a un joven pescador