in

“Madame” reaparecida

Keysi Johana González Corrales en una diligencia en los juzgados penales

Sale de nuevo a la luz por una renta que dejó de pagar

Keysi Johana González Corrales, costarricense radicada en Mérida que en 2011 fue detenida bajo el cargo de lenocinio y otros delitos, reapareció súbitamente en la escena pública aunque por un caso distinto al que protagonizó hace unos años.

Jorge Briceño Alonzo, profesor de educación física, recurrió a los juzgados civiles para promover el desalojo de una casa de Benito Juárez Norte que otorgó en renta a la llamada “Madame yucateca”, porque ésta se niega a pagarle desde hace seis meses, a pesar de múltiples gestiones del propietario.

Trascendió que, además de las diligencias en los juzgados, se reportaron la presencia y las actividades de Keysi González al Instituto Nacional de Migración (INM) y la Procuraduría General de la República (PGR) porque hay indicios de que la mujer está de nuevo operando una red de prostitución en la casa en disputa, aunque de menores dimensiones que la que manejaba en el pasado.

De acuerdo con los datos proporcionados, la costarricense firmó un convenio de arrendamiento con el profesor Briceño Alonzo hace unos dos años. En el contrato aparece su nombre verdadero.

No quiso otro

El convenio tenía un año de duración. Al terminar su vigencia, el propietario propuso suscribir otro, pero la “Madame” le dijo que no era necesario porque ya se conocían.

No obstante, hace aproximadamente seis meses la mujer dejó de pagar la renta y el dueño, después de infructuosas gestiones, promovió un juicio ante los tribunales civiles, que está en curso.

No paga la luz

Además, Jorge Briceño se percató de que su inquilina cambió el medidor de electricidad, aparentemente con la intención de “robar” energía. Sus sospechas cobraron fuerza cuando acudió a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y se enteró de que había un adeudo por consumo, al que se agregan $26,000 por un “ajuste”.

El dueño de la casa afirma que no estaba enterado de las actividades de Keysi Johana relacionadas con la trata de personas y el lenocinio. Incluso, dice que familiares de la costarricense ya habían rentado la misma vivienda y nunca tuvo problemas con ellos. Por eso accedió a entregarla a la tica.

Antecedentes

Keysi González fue arrestada en 2011 acusada de privación ilegal de dos mujeres, a quienes supuestamente se forzaba a practicar la prostitución.

Desde antes de su detención se le señalaba como una poderosa “Madame” que controlaba una estructura de prostitución con mujeres de todo el país e incluso del extranjero.

En aquel entonces se le atribuyó amplia influencia debido a que, de acuerdo con las mismas versiones, entre sus clientes figuraban prominentes políticos y gozaba de la protección de policías y de grupos delictivos.

Finalmente fue condenada a prisión, pero su defensa interpuso una serie de recursos contra la sentencia y, después de dos años y ocho meses en la cárcel, la costarricense recuperó su libertad gracias a un amparo.

El amparo que le benefició fue por “denegación de justicia” atribuida al Tribunal Superior de Justicia del Estado, por no emitir sentencia en una revisión.

Antigua acusación

Aunque su detención se concretó en 2013, desde 2008 se vinculaba a Keysi Johana con una red de prostitución, que manejaba un catálogo de mujeres en internet.

Junto con ella fueron arrestados dos coacusados, que también fueron puestos en libertad en 2014.

Después del escándalo que la llevó un tiempo al Centro de Reinserción Social (Cereso), la mujer decidió quedarse a vivir en Mérida con su familia.— A.N.E.

Por una casa

Keysi Johana González Corrales reaparece por un caso distinto al que la llevó a prisión en 2011.

Sus primeros líos

En 2011 se le acusó de privación ilegal de la libertad con fines de prostitución. Sus denunciantes fueron dos costarricenses.

Beneficios de un amparo

En 2014 fue puesta en libertad gracias a un amparo por denegación de justicia atribuida al Tribunal Superior.

Lo que se acusó

En ese entonces se le señaló como cabeza de una red de prostitución que incluía a mujeres de todo el país y también extranjeras.

Ahora, mala paga

Ahora la pone en el flechero un pleito por una casa, porque dejó de pagar renta desde hace 6 meses.

Opinión dividida sobre el servicio de agua potable

Nuevos inmigrantes en Yucatán