in

Más de 7 décadas en la albañilería

El señor Alejandro Pech Huchim durante su labor de albañilería

La edad no es obstáculo para Alejandro Pech

A pesar de ya contar con 80 años de edad, el señor Alejandro Pech Huchim continúa en el oficio de la albañilería.

Originario de Huhí, desde muy pequeño sus papás lo trajeron a Mérida y a los siete años comenzó a hacer sus pininos en la albañilería, pues su papá lo llevó de ayudante para acarrear agua en las construcciones.

Labor

A los 11 años ya era ayudante de albañil. Entre las obras de construcción en las que ha participado están la de la primera barda del aeropuerto de Mérida, del primer silo de Cemex, la Cervecería Yucateca, la Cordelería de Mayapán y el Instituto Tecnológico de Mérida.

En su trayectoria también ha sido encargado de obra en fraccionamientos del poniente de Mérida.

“Ninguno de mis hijos quiso ser albañil, pero aprendieron a realizar el oficio, así que en algunas ocasiones me ayudan en los trabajos”, dice el alarife, quien estuvo casado con la señora Flora Maria Puc Pool (que en paz descanse) y tuvieron seis hijos, la mitad mujeres y la otra varones.— Fernando Acosta Yam

Cocina

Uno de los pasatiempos del señor Alejandro Pech Huchim es cocinar, uno de sus guisos favoritos para elaborar es el mondongo kabic.

Golpe

Sobre accidentes en la albañilería, el albañil originario de Huhí comenta que en alguna ocasión se le cayó un bloque de construcción en la cabeza, por lo la cual fue hospitalizado.

La Monarca, una mariposa única

Defenderán ranchos “con uñas y dientes”