in

Más derechos e impuestos, una medida necesaria

María Fritz Sierra (en primer plano) y Olga Rosas Moya

Ajuste “compensatorio”

La actualización en el pago de derechos y la creación de nuevos impuestos son parte de las propuestas que se plantean en la Ley de Ingresos 2020 del Estado como mecanismos compensatorios ante el recorte de recursos de la Federación, afirman las secretarias general de Gobierno, María Fritz Sierra, y de Administración y Finanzas, Olga Rosas Moya.

Las funcionarias indican que son medidas que a nadie gustan, pero equivalen a una medicina necesaria y fueron sometidas a la consideración y el visto bueno del Consejo Consultivo del Presupuesto y Ejercicio del Gasto.

“El centro del debate, y creo que es la reflexión que tenemos que hacer, es dónde estamos parados”, señala Olga Rosas. “Y donde estamos parados hay una reducción muy fuerte de recursos, del orden de 3,860 millones de pesos si comparamos 2018 con 2020, y suponiendo que todo se quede igual esa reducción será de $4,100 millones en términos reales, y si adicionalmente consideramos lo que está sobreestimado en las participaciones entonces llegaríamos casi a los $5 mil millones (de reducción)”.

“Creo que eso es lo que está hoy en el centro del debate. Es decir: bueno, ¿qué medidas queremos tomar los yucatecos cuando así es nuestra situación?”

Las funcionarias precisaron que el reemplacamiento vehicular no debería ser motivo de confusión ni de dudas, pues en la ley se establece que cada tres años se deben renovar las matrículas y la última vez que se hizo fue en 2017. Por lo tanto, en 2020 se debe hacer nuevo cambio.

Ayer y anteayer publicamos amplia información —proporcionada por la maestra Rosas Moya y la abogada Fritz Sierra— sobre el impacto de los recortes de dinero de la Federación y las medidas adoptadas dentro del Presupuesto 2020 de Yucatán para hacer frente a las nuevas circunstancias.

Lo que viene

Entre las nuevas medidas tributarias que contiene la Ley de Ingresos 2020 está el pago de un derecho por seguridad, aunque todavía no se ha definido la metodología de este cobro.

Otro impuesto nuevo, en caso de no hacer modificaciones el Congreso del Estado, sería “ambiental”. Consistiría en el cobro de 30 pesos por noche en cuarto de hotel en Yucatán.

También se impondría un cobro sobre movilidad, dirigido a los prestadores de servicios mediante las plataformas digitales.

Un impuesto más sería para el transporte de carga que se moviliza en el Estado, aunque se precisa que no es nuevo. Lo que ahora se hará es mejorar el mecanismo de aplicación.

Olga Rosas recalca que se elaboró una propuesta “construida con la sociedad” y aprobada por unanimidad por el Consejo Consultivo del Presupuesto y Ejercicio del Gasto.

Las secretarias explican lo siguiente sobre esos derechos e impuestos:

Las nuevas placas.— El Reglamento de Vialidad dice que cada tres años se hace el reemplacamiento. La finalidad tiene que ver con la seguridad y el control de los vehículos que circulan en el Estado, mediante las placas y las tarjetas de circulación.

No es una nueva disposición, existe desde siempre. Se hará el canje en 2020 porque antes se hizo en 2017.

Se hará físicamente el cambio de matrículas, no será solamente el pago de los derechos correspondientes.

Por cuestiones de seguridad es muy importante tener actualizada la placa, para que el padrón siga igualmente actualizado.

El derecho por seguridad.— La seguridad es una prioridad en Yucatán. Es la columna vertebral del Estado, representa calidad de vida y atrae inversión.

Queremos invertir más en seguridad porque queremos seguir hablando de un Estado seguro, no de un Estado inseguro, como ocurre en otras partes.

De otros estados oímos, por ejemplo, que la cifra oficial de desaparecidos es de 580, aunque la realidad es que el número supera los dos mil.

En Yucatán estamos en cero en ese aspecto, afortunadamente, y queremos seguir así. Queremos seguir invirtiendo en eso para que continuemos hablando de seguridad, no de inseguridad.

No se ha definido el mecanismo de cobro, pero es poco probable que sea mediante los recibos de agua potable, porque la Junta de Agua Potable y Alcantarillado de Yucatán (Japay) no tiene jurisdicción en todo el Estado.

El gravamen sobre transporte de carga.— Este pago está considerado en la ley, pero no se cumplía porque es muy complejo su mecanismo. Hoy se establece que por cada “viaje” se debe pagar una cuota determinada.

Imaginen el problema que representa para el usuario que tenga que hacer el pago en cada viaje. No es precisamente un mecanismo eficiente.

Lo que proponemos ahora es que en lugar de que sea un pago por viaje se trate de una cuota anualizada. Además, se secciona el transporte por la capacidad en toneladas del vehículo.

El que más va a pagar será por un monto equivalente a 20 viajes al año y podrá hacer 365, o dos al día. Lo único que se hace con este cobro es cumplir una norma que ya existe.

Incluso, es más una contraprestación que un impuesto.

El impuesto ambiental.— El año pasado se obtuvo éxito con el aumento de la tarifa de Cultur a los extranjeros que visitan Chichén Itzá. Este año se pensó en algo parecido, pero en los hoteles.

La gente que viene a Yucatás queda muy contenta por la seguridad. Entonces pensamos en un mecanismo que les haga pagar como en otras entidades, que paguen como turistas. Es algo que se está haciendo con mucho éxito en otros lugares del país.

Así se pensó en el pago de 30 pesos por habitación, pero no es un cobro para el hotelero sino para el visitante. Es un pago por habitación y por noche, sin importar el número de personas en el cuarto.

Las plataformas digitales.— Se consideran esquemas para el cumplimiento de las plataformas en general, no solo de transporte —Uber, Cabify, etcétera— sino de comida y de otros tipos.— ÁNGEL NOH ESTRADA

Consensos

El Consejo Consultivo del Presupuesto participó en el diseño de las propuestas.

Ejercicio ejemplar

“Fue un ejercicio ejemplar el que tuvimos para sentarnos, escuchar, plantear los retos del Estado e ir construyendo juntos una propuesta”, señala Olga Rosas Moya, secretaria de Administración y Finanzas del Estado.

Retroalimentación

La funcionaria destaca la retroalimentación que se logró en el seno del Consejo durante varias reuniones. Después, cada integrante del organismo sostuvo reuniones con sus representados para plantearles la propuesta.

En manos del Congreso

“Fue un ejercicio participativo y constructivo. Ahora queda la tarea de los diputados”, enfatiza al recordar el trabajo del Consejo, en el que están representados varios sectores de la sociedad.

Plazos cercanos

El Congreso del Estado tiene de plazo hasta el próximo día 15 para analizar y aprobar el paquete fiscal del Ejecutivo y los presupuestos de los 106 municipios de la entidad.

Síguenos en Google Noticias

“Se convirtió en un botín”

Cartón de Tony: El Cortacaminos